Cristina aludió a un sistema “podrido y perverso” y culpó al Poder Judicial

La causa por el “dólar futuro” fue “no solamente ‘lawfare’ sino también intromisión y manipulación de procesos electorales y política en general” por parte de miembros del Poder Judicial, cuestionó la vicepresidenta al criticar con dureza al fallecido juez del caso Claudio Bonadio.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner criticó este jueves con dureza al Poder Judicial, afirmó que “el lawfare sigue en su pleno apogeo” y sostuvo que la causa “dólar futuro” que la tiene como acusada se armó para que el expresidente Mauricio Macri gane las elecciones, con “responsabilidad” de los jueces.

“Yo no voy a pedir ningún sobreseimiento, mi abogado dijo que lo tenía que pedir, pero no. Voy a pedir aplicar la ley y la Constitución a todos y a todas”, concluyó la expresidenta tras casi una hora de exposición dirigiéndose al presidente de la sala I de la Cámara Federal de Casación, Daniel Petrone.

Al comenzar a hablar ante los jueces, Fernández de Kirchner sostuvo que “el lawfare sigue en su pleno apogeo”.

Desde su oficina en el Senado, la vicepresidenta expuso a través de la plataforma Zoom en una audiencia virtual ante los camaristas Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Ana María Figueroa, quienes en los próximos días tienen que decidir si cierran la causa por inexistencia de delito.

“Yo siempre di la cara y la voy a seguir dando. Sería bueno que no solo apareciera mi cara”, cuestionó en referencia al “anonimato de quienes deciden determinado tipo de causas” y luego de recordar que nunca vio en los medios el rostro de dos de los camaristas que la escuchaban, Petrone y Barroetaveña.

También apuntó a los medios de comunicación: “Ya no es necesario hacer desaparecer materialmente a los dirigentes políticos, sino que con lo mediático se los suprime”, sostuvo y remarcó que “los medios de comunicación titulan corrupción, aquél es un corrupto, aquella es una corrupta, cuentan cosas que no existen en los expedientes judiciales”.

Ese fue el inicio de una exposición a lo largo de la cual sostuvo que la causa dólar futuro se inició en plena campaña electoral con el fin de llevar a la Presidencia a Mauricio Macri.

Por ello el Poder Judicial “es responsable de lo que pasó y está pasando”, agregó al hablarle de manera directa a Daniel Petrone, presidente de la sala I.

“Me da mucha bronca porque la que sufre es la gente”, sostuvo.

En sus críticas al expresidente, Fernández de Kirchner afirmó que “lo que hizo Mauricio Macri con el préstamo del FMI violó todas las normas internas de la administración pública”, al diferenciar ese hecho de lo ocurrido con el dólar futuro en su Gobierno.

En cuanto a la acusación en la causa aseguró que “ningún amigo” suyo ni “ningún funcionario” de su Gobierno tuvo contratos de dólar futuro y sostuvo que, en cambio, sí “los tenían los amigos de Macri y sus funcionarios”.

La causa fue “no solamente ‘lawfare’ sino también intromisión y manipulación de procesos electorales y política en general” por parte de miembros del Poder Judicial y del fallecido juez federa Claudio Bonadio, a quien se refirió en duros términos durante toda su exposición.

Estamos en un momento muy grave institucionalmente. No pueden seguir comportándose como una corporación”, agregó.

Además, calificó de “podrido y perverso” un sistema que “debe ser cambiado”.

“No les voy a pedir el sobreseimiento, hagan lo que tengan que hacer”, concluyó su alocución.

La transmisión por YouTube llegó a tener 20 mil espectadores y comenzó minutos antes de las 10.30 con cuestiones organizativas por parte del Tribunal y todos los participantes conectados de manera remota.

Para la vicepresidenta, la Justicia es responsable de lo que pasó con Macri

Cristina Fernández de Kirchner acusó al Poder Judicial de haber contribuido a que el expresidente Mauricio Macri ganara las elecciones en 2015 y por ello lo responsabilizó “de lo que pasó y está pasando” en el país.

“Ustedes, el Poder Judicial, contribuyeron a que ese Gobierno ganara las elecciones. Son responsables de lo que pasó y está pasando”, afirmó la expresidenta en la audiencia ante la sala I de la Cámara Federal de Casación, que debe decidir si cierra la causa conocida como “dólar futuro” en la que está procesada.

A lo largo de su exposición, la vicepresidenta cuestionó al fallecido juez federal Claudio Bonadio, quien la envió a juicio oral, y a otros funcionarios judiciales con despacho en Comodoro Py 2002, entre ellos el camarista Martín Iruzun, el fiscal Carlos Stornelli y dos de los integrantes de la sala de Casación que la escucharon, Daniel Petrone y Diego Barreoetaveña.

“La causa dólar futuro se manipuló y armó al calor del proceso electoral” y una “pericia contable cuatro años después hecha por peritos de su Corte, Petrone, dice que no hubo perjuicio y yo sigo sentada acá y el otro mirando partidos de fútbol en Qatar o dando clase en Columbia. Y usted quiere convencerme de que hay Justicia, por favor”, se indignó al borde de las lágrimas.

La vicepresidenta se refirió así a Macri y a Federico Sturzenegger, quien presidió el Banco Central en el gobierno de Cambiemos, este último sobreseído en una causa que se abrió para investigarlo por los mismos hechos.

También aludió al exfuncionario macrista Mario Quintana en su rol de comprador de contrato de dólar futuro.

“Usted, doctor Petrone y usted doctor Barroetaveña, nos negaron el recurso cuando lo sobreseen a Sturzenegger”, cuestionó luego de haber dicho a ambos que hasta hoy, no conocía sus “caras” y recodar las presiones denunciadas por su colega de sala, Ana María Figueroa, en el macrismo.

También señaló en varias ocasiones a los jueces mientras se dirigía a ellos de manera virtual.

Los funcionarios de Cambiemos “llegaron al Gobierno, devaluaron, dijeron que no iba a devaluar, usufructuaron la devaluación en sus contratos y los que estamos sentados acá y acusados somos nosotros, los que desendeudamos al país y pagamos la deuda al FMI”, agregó.

“No se cuántos tipos penales podrían caberle a Mario Quintana y a los funcionarios que intervinieron, pero nada ocurrió”, cuestionó.

Al respecto sostuvo que “las decisiones que toma el Poder Judicial impactan luego directamente en la vida y patrimonio de las personas” y agregó, en relación al gobierno de Macri, que “vino a devaluar”.

“No miren para otro lado, ustedes causan climas en la Republica Argentina con los medios de comunicación y así estamos”, continuó.

También recordó a Carlos Stornelli, el fiscal procesado en la causa por espionaje ilegal en la que la vicepresidenta es querellante.

“Amenazó al Presidente de la República, saben dónde lo van a querer ver? en un sillón para tomarle indagatoria, eso fue lo que hizo ese señor que sigue siendo fiscal”, dijo sobre declaraciones de Stornelli referidas a un futuro encuentro “hombre a hombre” con Alberto Fernández cuando deje la Presidencia.

En otro tramo, casi al final, Cristina se refirió al escándalo con el camarista y presidente de Casación Gustavo Hornos por sus admitidas visitas al expresidente Macri a la Casa de Gobierno.

“Hornos preside la Casación que todos ustedes integran, se comprobó que iba a reuniones con Macri en la Casa Rosada, la verdad no sólo deberían reclamarle renunciar a la Presidencia sino algo más. Qué van a hacer con Hornos?”, concluyó.

En ese sentido la expresidenta recordó las denuncias de sus falsas reuniones con otro juez, el federal de instrucción Sebastián Casanello, durante el caso Báez.

“La primera vez que lo vi a Casanello fue cuando me citó a indagatoria obligado por el doctor Martín Irurzun, el autor de la doctrina del poder residual”, dijo.

Sobre Bonadio, recordó que ordenó allanar la mesa de dinero del Banco Central días antes del Ballotage entre Daniel Scioli y Mauricio Macri; y también dispuso allanamientos a su familia en fechas clave como cumpleaños de sus nietos o de su fallecido marido, el ex presidente Néstor Kirchner.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password