Denuncian que un policía gatillo fácil asesinó al hijo de una docente de la UNaM

El Partido Agrario y Social y el Movimiento Evita Misiones, repudian enérgicamente, y reclaman justicia por el asesinato de un chico de 17 años, Lucas Esteban Décima, en un claro episodio de “gatillo fácil”, perpetrado por la policía de Merlo, provincia de Buenos Aires.
El adolescente es hijo de Ismael Décima, docente de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), que reside desde hace años en esta provincia, y es reconocido por su militancia en las luchas populares, integra el Frente de Profesionales Scalabrini Ortíz del Movimiento Evita Misiones, colabora en los merenderos de Garupá, que organiza esa agrupación política junto con el PAyS y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).
Los amigos que estaban con Lucas Décima en el momento del hecho, declararon en la Fiscalía de turno, que se encontraban reunidos en grupo, este jueves alrededor de las dos de la madrugada, en la esquina del barrio, cuando uno de los jóvenes fue hasta el kiosco, y en el camino se peleó con otro porque estaba con su novia. 
Ante esto, el padre de la chica sale de su casa y para amedrentarlos, dispara unos tiros al aire, los vecinos se asustan y llaman a la Policía, cuando llega el patrullero, el grupo que estaba en la esquina, se asusta, se levanta y empieza a caminar hacia sus casas. Uno de los policías sin bajar del patrullero dispara contra ellos sin mediar palabra, y la bala alcanza a Lucas en el torax. Los agentes tratan de reanimarlo, y como no reaccionaba, comienzan a patearlo, diciéndole “no te mueras acá guacho”, después lo llevan al hospital; pero muere ni bien entra al quirófano del nosocomio.
 
Reclamo de justicia: El policía tiró a matar
Todos los jóvenes demorados que estaban en el lugar donde ocurrió el caso de gatillo fácil, ya están libres, y por el hecho fue detenido el policía que disparó, quien permanece preso. Su argumentó es que “cuando el conductor del patrullero frenó, se le disparó el arma”.
Lucas Décima era un chico alegre, vivía con su familia que está destrozada, y reclama justicia. “Queremos que el crimen de Lucas no quede impune, y que el castigo no sea solamente que remuevan al asesino de su lugar de trabajo como pasa tantas veces. El policía tiró a matar, podría haber sido una masacre”, sostienen.
En noviembre del 2016, en una jornada que se realizó en la Ciudad de La Plata, se dio a conocer un informe de la Cordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) sobre situación represiva en la zona. Allí se consignó que los casos de gatillo fácil suman más de 4.900 asesinatos desde 1983. “Son 3.070 las víctimas que fueron fusiladas en esos años y más de 200 en los que lleva el gobierno de Macri”, detallaron.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password