Lava Jato: El juez brasileño Sergio Moro implicó a Julio De Vido

Es por la venta a Electroingeniería de la empresa Transener. El juez brasileño Sergio Moro vinculó a Julio De Vido con dos operadores prófugos que canalizaron sobornos por US$ 40 millones. El magistrado habló de “actividades criminales de políticos argentinos”, y mencionó a De Vido y a su asesor Roberto Dromi.

En junio de 2016, un ex ejecutivo de Petrobras había denunciado que el ex ministro de Planificación de Cristina Kirchner forzó la venta de la brasileña Transener a la firma argentina ligada al kirchnerismo. Acogiéndose al beneficio de la “delación premiada”, el exdirector de operaciones internacionales de Petrobras Néstor Cervero, había dicho que tras la operación el arrepentido y el lobbista Fernando Baiano se repartieron una coima de 600 mil dólares pero que “De Vido ciertamente recibió más que eso”.

Tras las revelaciones del Java Jato en Brasil que implicaron al titular de la AFI Gustavo Arribas y le provocaron un serio daño a Cambiemos, ahora el Frente para la Victoria podría verse en una situación similar con Julio De Vido después de que un juez brasileño lo mencionara en la operación a favor de Electroingeniería en la compra de Transener, donde se habrían repartido jugosos sobornos.

El juez federal brasileño Sergio Moro ordenó ayer (23/2) la captura de dos operadores que canalizaron sobornos por US$ 40 millones a senadores oficialistas de ese país e intermediaron a favor de Electroingeniería en la compra de Transener, operación en la que también habría participad o el entonces ministro de Planificación Federal durante el kirchnerismo.

Según el periodista Hugo Alconada Mon en el diario La Nación, Moro identificó por su nombre a De Vido y a su asesor Roberto Dromi al detallar que los lobbistas brasileños Jorge y Bruno Luz sirvieron de puente para el pago de “propinas” a un ex director de Petrobras y en “actividades criminales de políticos argentinos”.

En junio de 2016 se conoció que el exdirector de operaciones internacionales de Petrobras Néstor Cervero contó a la Justicia cómo fue la operatoria de presuntos sobornos que hicieron posible la venta de la compañía de transmisión eléctrica Transener, que pertenecía a la petrolera brasileña, a la firma argentina Electroingeniería.

La declaración de Cervero se dio en el marco de la “delación premiada” y mientras se encontraba detenido (lo está desde enero de 2015). Recordó que Transener fue adquirida por Petrobras en 2002, oportunidad en la que también compró a Pérez Companc.

Según las palabras que figuran en el expediente, cinco años más tarde el gobierno argentino comenzó a influir para que Petrobras vendiera Transener por supuestas razones de seguridad nacional. El tema fue negociado entre la entonces presidente del Consejo de Administración de Petrobras, Dilma Rousseff, y el propio De Vido.

En ese marco, la estatal brasileña Eletrobras pretendió comprar la empresa a la petrolera, pero el gobierno argentino se opuso. Más tarde aparecería la oferta por parte de una compañía estadounidense y en una reunión que tuvo lugar en el Ministerio de Planificación, De Vido le comunicó a Cervero que estaba “todo arreglado” para concretar la operación.

En un segundo encuentro, contó Cerveró, participaron el lobbista Fernando Baiano y el ex ministro Roberto Dromi, en nombre de Electroingeniería, quien manifestó su voluntad de adquirir Transener. Cuando el ex ejecutivo les informó que todo estaba listo para vender la empresa a Estados Unidos se generó un conflicto y tuvo que asistir personalmente el propio De Vido, que no estaba presente en el encuentro, para resolverlo.

En una tercera reunión -según la declaración de Cerveró- el ex funcionario ordenó publicar en el Boletín Oficial una decisión que prohibiría que una empresa extranjera adquiriera Transener, por lo que frustró de este modo el acuerdo con los norteamericanos.

Así, el gobierno kirchnerista le allanó el camino a Electroingeniería, que luego compraría la compañía de transmisión eléctrica por 54 millones de dólares. De acuerdo con el testimonio, tras la operación el arrepentido y Baiano se repartieron una coima de 600 mil dólares. “De Vido ciertamente recibió más que eso“, indicó Cerveró.

Bautizada como “Blackout”, la nueva fase de la investigación Lava Jato busca determinar si senadores del partido oficialista PMDB cobraron coimas con la ayuda de los Luz, quienes hasta anoche seguían prófugos.

Al ordenar las capturas, Moro detalló que los Luz concentraban sus actividades “en el área internacional de Petrobras”, con dinero que “fue destinado a agentes políticos, dinero de corrupción, sobornos, para el enriquecimiento personal de políticos“.

En la página 28 de su resolución, no obstante, Moro abordó un presunto negociado argentino. “El investigado Jorge Luz figura como intermediario de una propina relacionada con la venta de la empresa Transener, de Petrobras, para la empresa Electroingeniería, de la Argentina, lo que ocurrió en los años 2006 y 2007.

Moro detalló que Jorge Luz contactó al lobbista Fernando Soares -al que el juez ya condenó a 16 años de prisión- para abordar al entonces director de Petrobras Néstor Cerveró, quien también terminó con una condena a 12 años en la cárcel por el Lava Jato. Ambos, Soares y Cerveró, optaron entonces por acogerse al régimen de la “delación premiada” y aportaron datos sobre este presunto caso de corrupción.

Según Moro, se sucedieron varias reuniones en Buenos Aires entre Luz, Soares, Cerveró, Dromi, los dueños de Electroingeniería, Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta, y el propio De Vido.

“A pesar de que el negocio estaba cerrado con el fondo americano Eton Park, después de que Cerveró aceptara beneficiar a Electroingeniería, la combinación del pago de una propina y la negativa del gobierno argentino a [aceptar] al fondo americano como comprador de Transener, incluso con la intervención criminal de políticos argentinos, Transener fue comprada por Electroingeniería“, relató Moro en línea con el testimonio de Cerveró.

Según el juez, Cerveró cobró US$ 300.000 de coima, mientras que Soares se llevó la misma cifra, con destino incierto. En su fallo, Moro sólo consignó que sirvió para “el pago de propinas a diversos funcionarios públicos como resultado de tal negocio“.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password