Diputados dio media sanción a la ley de aborto seguro, legal y gratuito

Fue con 129 votos a favor, 125 en contra, 1 abstención.

Tras un debate maratónico, la Cámara de Diputados le otorgó media sanción y giró al Senado el proyecto de despenalización del aborto.

Con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención, se logró la aprobación en general del proyecto, y ahora la discusión continúa con el tratamiento en particular del articulado.
La iniciativa despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 con el consentimiento informado de la persona gestante.
Durante el día los diputados de ambos sectores llevaron adelante un punteo que arrojó una virtual paridad y un mínimo número de ausentes que de apoco se comenzaron a definir.
El macrista tucumano Facundo Garretón anunció su voto por el “no”; en tanto que los kirchneristas formoseños Ines Lotto y Gustavo Fernández Patri dieron indicios de que votarían en contra cuando promediaba el debate.
El fueguino macrista Héctor Stefani, la santiagueña Mirta Pastoriza y el misionero Jorge Franco, en tanto, se consolidaron como votantes del proyecto.
Sin embargo, el diputado nacional del PJ pampeano Sergio Ziliotto confirmó vía Twitter que sus compañeros de bloque Melina Delú y Ariel Rauschenberger votarán a favor del proyecto de aborto legal, por lo que el punteo de la votación se revirtió y sería favorable a esa posición por 128 a 126.
Otro de los legisladores indecisos que terminó inclinándose a favor del proyecto de ley es el puntano radical José Riccardo, quien aseveró esa intención en su discurso.

Curiosidades de una sesión histórica

Pese a no asistir al debate, Elisa Carrió ganó un lugar protagónico. Además, los kirchneristas ovacionaron a un legislador de Cambiemos
La histórica sesión sobre la legalización del aborto en la Cámara de Diputados trajo momentos y frases curiosas tanto dentro como fuera del recinto.
Una de las protagonistas de la jornada fue Elisa Carrió, quien decidió no concurrir al debate en el recinto, pese a que manifestó una postura contraria a la iniciativa.
“No es necesario hablar, solo la oración que es la debilidad de Dios y el poder de los hombres”. Con ese tuit, la cofundadora de Cambiemos se manifestó desde una capilla, mientras promediaba la tarde del miércoles.
Carrió ya se había pronunciado en varias oportunidades contra el proyecto e incluso había llegado a rechazar a que se comience a tratar el tema en los días previos a la Semana Santa.
Como los perros
La diputada radical por Corrientes, Estela Regidor, se definió como protectora de animales e hizo una comparación con los “perritos” para rechazar el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.
“Seguro que muchos de ustedes tienen mascotas ¿Qué pasa cuando una perrita queda embarazada? No la llevamos al veterinario a que aborte”, dijo en su discurso en el Congreso.
Añadió: “Enseguida salimos a buscar a quién regalarle los perritos. Fíjense como son los animales, hasta las peores fieras quieren a sus crías. ¿Qué nos pasa a los seres humanos que tenemos esta maldita razón que nos tapa el corazón? Si fuéramos un poquito más animales, no mataríamos a nuestras crías, las criaríamos como fuera”, señaló.
Finalizó: “¿Lleva la mujer en su vientre un pomelo, un árbol o un perro? No, lleva algo de su misma especie, y se llama hijo”.
Antikirchnerista ovacionado por sus adversarios
El diputado de Cambiemos Fernando Iglesias fue ovacionado por sus rivales políticos agrupados en el kirchnerismo. “Es un hecho único, no va a volver a ocurrir”, dijo entre sonrisas el presidente de la Cámara y conductor de la sesión, Emilio Monzó.
“Si estamos en contra del aborto, tenemos que despenalizarlo”, consideró. Y luego, tras preguntar a sus pares si denunciarían a una mujer que se practicase un aborto, pidió que se vote “según las convicciones que se demuestran en la práctica todos los días”.
Y cerró su discurso con un mensaje a sus compañeros de interbloque. “Voy a pedirles que hagamos un pequeño experimento: pensemos -todos los que somos Cambiemos- un sólo país al que quisiéramos que la Argentina se parezca al final del mandato de Cambiemos: piensen y después díganme en qué parte del mapamundi está”, dijo mostrando en simultáneo un gráfico que mostraba los países con leyes que despenalizan el aborto.
“Pensemos un país y pensemos hacia dónde queremos que vaya el país que nos está mirando. Cambiemos”, cerró.
Mensaje de De Vido
El diputado kirchnerista Andrés Larroque leyó la postura a favor del aborto legal de Julio De Vido, el legislador suspendido y desaforado que se encuentra en prisión en el penal de Marcos Paz.
En su carta, el exministro de Planificación se lamentó por no poder “expresar mi voto favorable a dicho proyecto por estar preso del presidente Macri y del neoliberalismo, que habla de defender la vida y reprime al manso”.
De Vido dijo también que “algunos hablan respecto a la salud pública, otros hablan de la recuperación de derechos de la mujer a disponer de su cuerpo y voluntad de ser madre” pero “más allá de nuestras convicciones morales o religiosas, ninguno de nosotros tiene derecho en términos republicanos a opinar sobre la libertad de otro respecto a su cuerpo”.
Tráfico de “cerebros e hígados de fetos”
“Si se da este proyecto, se podrían realizar tercerizaciones de las prestaciones del servicio. Esto llevaría a no tener un control ético sobre el tema. Por ejemplo, en Estados Unidos, hay una multinacional que hacía esto y era financiada con subsidios por el Estado. Después de varias denuncias los subsidios les fueron quitados”, esbozó la diputada por San Luis, Ivana Bianchi.
Y agregó: “Existen videos en donde una doctora de esa empresa dice ‘somos muy buenos para conseguir el pulmón, el corazón, el cerebro o el hígado, porque no aplastamos esas partes, presionamos por arriba y por abajo para sacar esas partes íntegras’. Y se puede pagar hasta 100 dólares cada feto. Lo mismo ocurre en el Reino Unido. También hay tráfico de cerebros de fetos en Francia”.
“Por eso me pregunto: ¿cuál va a ser el destino de estos fetos, van a ir a bolsas, van a ir a investigación, van a ser comercializados?”, inquirió Bianchi.
Abandonó una entrevista
El diputado salteño Alfredo Olmedo reafirmó su postura de que “hay que salvar las dos vidas” al rechazar el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, pero lanzó una curiosa proposición y terminó abandonando un móvil durante una entrevista con Canal 9.
Durante el debate, Olmedo sostuvo: “Yo no voy a permitir pedirle plata al FMI para pagar abortos”. Luego denunció un “negocio encubierto que es el tema de las células” madre y anticipó que si sale el proyecto va “a proponer un cementerio para las víctimas de los abortos”.
Luego participó de una nota con Canal 9. Allí aseguró que en los países que se legalizó el aborto creció la tasa de embarazos interrumpidos, una afirmación que contradice las estadísticas oficiales de los Estados que citó: Uruguay y España.
Por eso cuando le preguntaron cuál era su fuente se produjo una áspera discusión que terminó con el diputado abandonando el móvil.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password