Docente de la EPET N° 6 de Eldorado fabricó máscaras y las donó a un hogar de ancianos de la ciudad

Nicolas Fischer es un joven docente de la EPET N° 6 de Eldorado, quien aprovechó sus conocimientos y las herramientas que tenía disponible para fabricar 10 protectores faciales y donarlos al hogar Santa Marta de la ciudad.

Las máscaras fueron destinadas al personal del establecimiento que diariamente trabaja con un gran número de ancianos, la población más vulnerable frente al Covid-19. Desde la institución no estaban en condiciones económicas para comprar estas herramientas, siendo esta donación un gran alivio para el hogar.

Desde la institución educativa, con otros docentes, realizan este tipo de trabajos a distintas instituciones que lo soliciten a través de pedidos y cobrándoles un monto mínimo correspondiente a los insumos que deben ocupar. “La idea surge desde el Círculo Médico delegación de Eldorado, que sugiere fabricar máscaras para prefiltros N95, que fue la primera etapa de los trabajos que se desarrollaron”, explicó. Una vez terminados los pedidos que fueron destinados a Salud Pública y Círculo Médico, continuaron con la siguiente etapa con la fabricación de los protectores faciales transparentes únicamente para salud pública y fuerzas de seguridad.

Por este motivo, desde la cooperadora del hogar Santa Marta solicitaron a la escuela si podría donar máscaras. Pero surgieron varios impedimentos que imposibilitaron la donación. El primer obstáculo fue la adquisición de insumos, como las láminas de acetato, que tienen que venir de Buenos Aires y no están pudiendo conseguir. El siguiente inconveniente fue que el hogar no podía afrontar los gastos de insumos y desde la escuela tampoco podían hacerse cargo, debido a que tenían varios pedidos de otras instituciones en espera, para realizar.

Al enterarse de esta situación, Nicolás decidió realizar él la donación, debido a que cuenta con las herramientas para hacerlo. “Hace un año que adquirí impresoras 3d y puse un microemprendimiento con los que trabajo a pedido”, señaló. Además agregó que “funciona como una manera de tener un acceso más rápido a los productos ya que tengo algo de stock”. Por tal puso manos a la obra y trabajó en la elaboración de 10 mascaras para que use el personal del hogar. “Sabemos que realmente a ese hogar no le sobra nada. Esta enfermedad es más agresiva con los más ancianos es importante que las personas que estén en contacto con ellos estén protegidos”.

Aunque todavía disponga de un stock de materiales para continuar trabajando, la situación sanitaria también hizo que aumentaran los pedidos particulares y de empresas. No obstante, entre su trabajo particular y el que realizan en la escuela ocupan bastante su agenda. “Hasta ahora estoy bastante al día, con las dificultades de conseguir insumos, pero todavía me estás estoy arreglando” señaló Nicolás, con la satisfacción de haber brindado una ayuda desde su lugar, a un sector vulnerable y ante una situación en la que más se necesita de la solidaridad y compromiso de todos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password