El Banco Central da marcha atrás en su política monetaria, preocupado por una inflación que no bajó como esperaba

Ante una inflación que no baja como estimaba hace unos meses, el Banco Central está recalculando su estrategia monetaria y dando marcha atrás en su sendero de baja de tasas, por  primera vez en nueve meses.

Concretamente, la entidad que dirige Federico Sturzenegger está comenzando a subir nuevamente las tasas de interés, con esa acción logra captar pesos (de bancos e inversores), contrarrestar la alta emisión monetaria, buscando poner menos presión sobre una inflación que no está bajo control, como pensaban muchos funcionarios hace un tiempo.

En febrero, el Indice de Precios al Consumidor subió 2,5% y el próximo martes el Indec dará a conocer el dato de marzo. Algunas consultoras ya están pronosticando un indicador en torno al 2%. Como se sabe, la meta del Banco Central para esta parte del año era una inflación nunca mayor del 1,5%. Es cierto que los aumentos en las tarifas de gas y luz no ayudaron, pero también es un hecho que la inflación en otros rubros no se aplacó como se esperaba.

Para subir las tasas de interés, Sturzenegger está utilizando un mecanismo no tan visible como eran las licitaciones de Lebacs de cada martes (hasta el año pasado). Estas iban acompañadas de un comunicado posterior a la licitación y al otro día todos los diarios comentaban si los rendimientos habían subido o bajado, agregando el análisis del Banco Central.

Pero esta vez el mecanismo para dar marcha atrás es visible solo para aquellos que siguen el mercado en el día a día. Porque Sturzzenegger está subiendo las tasas a través del mercado secundario de las Lebacs. En ese mercado el BCRA está vendiendo letras y captando pesos de bancos y grandes inversores. Al mismo tiempo hace bajar el precio y subir el rendimiento de las Lebacs. Las letras más cortas (30 a 40 dias) ya tienen un rendimiento de 23% anual.

En el mes de marzo, el BCRA absorvió 88.000 millones de pesos bajo este mecanismo, publicó hoy el diario Ambito Financiero.

Es la primera vez que Sturzenegger sube las tasas desde que comenzó el proceso sostenido de baja de las tasas de interés hace más de 9 meses. Es toda una señal de contramarcha, en medio de una inflación que no cede.

La acción del Banco Central también pone en tela de juicio si es realmente la política monetaria un instrumento suficiente para controlar la inflación. Una parte de los economistas sostiene que no, entre ellos, el ex titular del BCRA, Martín Redrado. Algunos analistas sostienen que la inflación no bajó por la política monetaria de Sturzzegger (que puede haber contribuido), sino por la recesión del año pasado, que obligó a muchas empresas a mantener precios y no pasar todo el incremento de sus costos para mantener cierto nivel de actividad.

¿Qué sucederá este año con la inflación si la economía rebota como estiman todos los analistas?

Martin Boerr

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password