El cultivo del Mamón: una alternativa para los productores misioneros

Escribe Eugenia Galarza – Cada vez son más las frutas tropicales que se suman a la producción misionera y hacen a la diversidad productiva, aprovechando la fertilidad de la Tierra Colorada. Estas frutas son utilizadas para mermeladas y dulces, además de jugos, tragos, helados y tartas, principalmente en la época de verano, que es donde más se aprovechan estos productos. La mayoría de ellos eran traídos desde Brasil, pero con el cierre de la frontera, los productores se animaron a incursionar y ahora, de a poco, se va abriendo un amplio panorama en este sentido.

Uno de los cultivos emergentes es el del mamón, que gracias a diversos trabajos realizados por los técnicos del INTA con plantines seleccionados, logran una producción de hasta 25 toneladas por hectárea

El mamonero (Carica papaya L.), cuyas frutas son llamadas mamones o papayas es originario de la zona noroeste de América del Sur, es una planta herbácea típicamente tropical que crece regularmente y produce frutos de excelente calidad en lugares con gran insolación con temperaturas de 22 a 28° Celsius, estas características restringen su cultivo a escala comercial a algunas zonas del norte de nuestro país (Jujuy, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones) donde se pueden encontrar zonas con menor incidencia de heladas, pudiéndose encontrar excepcionalmente pequeñas plantaciones hogareñas en zonas resguardadas del frío en otras provincias como Santa Fe.

Tanto en Misiones como en Corrientes donde las temperaturas medias comienzan a descender en el mes de Abril es difícil lograr una completa maduración de las frutas en planta, razón por la cual la mayor parte de la producción se destina a la industria de dulces, salvos que se proteja con sistemas antiheladas durante el invierno y así en la próxima primavera los frutos que quedaron del verano puedan completar su maduración como así también se podrá obtener una segunda floración y fructificación que llegaría durante la primavera.

El método utilizado para su multiplicación comercial es a través de plantines obtenidos de semillas. El mamón presenta distintos tipos de flores las cuales influyen en la forma y cantidad de frutos. La identificación de las plantas a través de las flores solo puede ser hecha al inicio de la floración.

El marco de plantación adecuado para Misiones es de 2 metros entre plantas y 3,5 a 4 metros entre filas que implican unas 1250 plantas por hectárea. Existen variedades que se han probado en la Estación Experimental Agropecuaria Montecarlo del INTA que luego se han divulgado por toda la zona productiva de Misiones y otras provincias con rendimientos mayores a las 25 toneladas por hectárea.

La principal plaga es el acaro blanco Hemitarsonemus latus que ataca a los brotes de las plantas anulando el crecimiento, para minimizar su efecto es necesario el monitoreo constante de las plantas para realizar intervenciones preventivas con productos específicos para el control de ácaros.

Es importante la instalación de cortinas de maíz para evitar el ingreso de pulgones que transmiten virus perjudiciales para el cultivo. ” Es necesario cuidar preventivamente de las enfermedades de hojas como la Viruela o falsa roya causada por Asperisporiumn caricae con fungicidas. También se recomienda el encalado y fertilización para mejorar la nutrición para mejorar los rendimientos. Normalmente en todas  las regiones productoras del mundo”, explico el jefe de frutales de la EEA Montecarlo del INTA, Luis  Acuña.

Al tercer año se renuevan todas las plantas ya que luego del pico de producción del segundo año comienza a descender la misma haciéndola inviable comercialmente, además, debido a la forma de cargar las frutas en la planta, año a año la producción se encuentra mas arriba lo cual aumenta los costos de cosecha.

El ingeniero Acuña manifestó que en Misiones existen industrias que acopian frutas para la elaboración de dulce de mamón en almíbar, mermeladas y fruta confitada, también se encuentran acopiadores que transportan las frutas en bolsas, cosechadas verdes, hasta las provincias de Córdoba y Santa Fe donde se las utiliza en industrias de mermeladas”, finalizó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password