El descubrimiento sudamericano que es “el más grande del mundo”

Compartí esta noticia !

Un equipo de investigadores realizó un descubrimiento revolucionario: el arte rupestre prehistórico más grande del mundo, ubicado a lo largo del río Orinoco en Colombia y Venezuela. Estos enormes grabados representan anacondas, roedores, ciempiés gigantes de la Amazonia, y ahora buscan su significado.

Fueron investigadores de la Universidad de Bournemouth y University College London de Reino Unido y la Universidad de los Andes de Colombia quienes registraron los grabados rupestres más grandes hasta ahora conocidos.

Algunos de estos grabados alcanzan decenas de metros de longitud, con el más grande de más de 40 metros. La utilización de drones permitió mapear 14 sitios con estos dibujos monumentales. Si bien todavía se está investigando para qué se utilizaban estos grabados de animales, se cree que podrían haber sido utilizados para marcar territorios hace 2,000 años.

Un descubrimiento monumental

Los grabados estaban diseñados para verse desde mucha distancia.

Los grabados estaban diseñados para verse desde mucha distancia.

Aunque es difícil fechar los grabados rupestres hallados, motivos similares encontrados en cerámica sugieren que fueron creados hace hasta 2.000 años atrás, aunque podrían ser mucho más antiguos. Muchos de los grabados más grandes representan serpientes, posiblemente boas o anacondas, que tenían un papel importante en los mitos y creencias de las poblaciones indígenas.

Phil Riris, autor principal de la investigación , explicó que estos sitios monumentales eran lugares destinados a ser vistos desde lejos. El equipo de investigación localizó 157 lugares con arte rupestre entre los rápidos Maipures y la ciudad colombiana de Puerto Carreño, con más de una docena de grabados de más de cuatro metros de longitud.

Algunos de los diseños encontrados, que podrían tener más de 2.000 años de antigüedad.

Algunos de los diseños encontrados, que podrían tener más de 2.000 años de antigüedad.

Te puede Interesar  Polo TIC brinda una charla sobre electrónica y programación

Por su parte, José R. Oliver, investigador de Arqueología Latinoamericana, señaló que los grabados se concentran principalmente en los rápidos de Atures, un importante punto de contacto y comercio prehistórico. Estos grabados marcaban la identidad local y avisaban a los visitantes de la presencia de las comunidades.

Las imágenes fueron producidas al desgastar la superficie de granito, revelando la roca más clara debajo. Algunos grabados están bajo el nivel del agua y solo son visibles cuando el río está bajo. Ahora, los arqueólogos deben decidir cuál es la mejor manera de proteger estos monumentales grabados y preservarlos para la posteridad.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin