ECONOMIA, Ultimas Noticias

El día que Koropeski le compró el pase a Gabriel Ávalos y estuvo cerca de hacer un negocio que hubiera cambiado la historia del fútbol misionero

Compartí este articulo en:

El delantero paraguayo Gabriel Avalos Stumpfs tuvo ayer su tarde-noche soñada en el Monumental, al convertirle 3 goles al River Campeón de América de Marcelo Gallardo. Tres golazos, encima.

Este jugador fue uno de los más destacados en el fútbol misionero profesional de este siglo, que tuvo su máximo expresión en el año 2014, cuando Crucero del Norte y Guaraní convivieron en la B Nacional y, más tarde, el equipo colectivero llegó a Primera División, donde militó en la temporada 2015.

Avalos fue el jugador “franquicia” de ese Crucero del Norte e incluso, el equipo misionero fue uno de los puntos más altos de este jugador paraguayo del que hoy todos hablan. Cabe recordar que Crucero logró el ascenso a Primera, ganándole a Patronato 2 a 0 con dos golazos del paraguayo en Santa Inés. Los de Paraná nunca pudieron olvidarlo. Avalos tampoco, era 30 de noviembre, su cumpleaños número 24.

Lo que pocos saben es que Ávalos estuvo a punto de convertirse en la gran transferencia del fútbol misionero. Allá por finales de 2014, Julio Koropeski se dio cuenta que iban a venir otros equipos por Avalos y le compró el pase. Para entender la trascendencia de esta acción, hay que tener en cuenta que ni Crucero ni Guaraní, ni ningún equipo de ascenso suele comprar pases de jugadores. Para eso se necesita mucha capacidad económica. Los clubes de ascenso suelen “alquilar” a los jugadores. O sea, los incorporan a préstamo y en general, el pase pertenece al jugador o a algún club que lo cedió porque tiene su plantilla completa.

En rigor, Koropeski no le compró el pase a Avalos, sino que le extendió el contrato por 3 años. Forzándo a cualquier equipo que viniera a buscarlo a que negociara con el club colectivero una compensación. El club de Santa Inés vio en Gabriel Avalos todo lo que el país futbolístico pudo observar ayer por televisión: una no tan común combinación de fuerza, un cabezazo demoledor y también categoría (observar el tercer tanto). Avalos metió 10 goles en el Colectivero y también dio muchas asistencias.

¿Cómo salió el negocio de Avalos? Como muchas veces sucede, la potencial transferencia que dejara dinero en las arcas del club, y que le permitiera incorporar otros jugadores que le hubieran permitido tener más chances de pelear la permanencia en Primera no se dio.

La historia es ya conocida. A Crucero le costó muchísimo hacer pie en Primera y Avalos no pudo brillar como delantero que muchas veces jugó en soledad. Más tarde se lesionaría los ligamentos contra Argentinos Juniors en el Diego Maradona y al final terminaría saliendo del club en una confusa operación donde el representante habría invocado un contrato anterior firmado por el jugador con un club paraguayo.

Crucero nunca pudo hacer diferencia económica con Avalos, ni con ningún otro jugador. Tampoco Guaraní. Hubiera sido el “pase de oro” y una transferencia que podría haber cambiado la historia del fútbol profesional.

 

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*