El huracán provocó graves destrozos en Puerto Rico

María provocó que decenas de municipios continúen incomunicados, los equipos de rescatistas apenas empiezan a recorrer las zonas devastadas. Además, la población permanece bajo el toque de queda al menos hasta el sábado 23/09.

El director de emergencias de la isla pide a la población “prepararse para por lo menos 72 horas de no tener un Gobierno funcionando”.

 REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Por el momento se han registrado al menos 6 muertos confirmados en la región. Se trata de tres hermanas que murieron en el municipio de Utuado, en el centro-oeste de la isla, y que las otras tres personas fallecieron en las poblaciones de Canóvanas, Bayamón y Jayuya.
 REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Hasta el momento las autoridades sólo han confirmado la muerte de una persona, en la localidad de Bayamón, un hombre que sufrió un fuerte golpe durante el huracán por un panel de madera que protegía una casa y que salió volando.
Hay muchos pueblos de los que no se sabe nada. Además, el huracán provocó graves daños en el sistema eléctrico de la isla, dejando a todo el lugar sin agua corriente, carreteras cortadas y dejando kilómetros de vegetación destrozada.
Los vientos de María soplan a más de 200 kilómetros por hora haciendo que ríos y presas se desborden.
“Puerto Rico ha quedado absolutamente arrasado. Muy, muy golpeado”, ha dicho en la ONU el presidente de EE UU, Donald Trump, que sin dar fecha añadió que visitará la isla.
 REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Por otro lado, la situación económica de Puerto Rico se encuentra en estado crítico, ya que se encuentra sumido en una bancarrota con 120.000 millones de dólares de deuda, a la que se añaden los graves daños del ciclón.
Guayama es uno de los Municipio Autónomo de Puerto Rico situado en la región del Valle Costero del Sur que está padeciendo el paso de la catástrofe. Precisamente limita al sur con el mar Caribe, al norte con Cayey, al oeste con Salinas y al este con Patillas y Arroyo.
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Parece que los catástrofes naturales vinieron para quedarse. Tan solo resta esperar que este caos llegue a su fin y pedir por que cada habitante de las ciudades afectadas pueda recuperar todo lo que perdió.
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password