El Inym se metió en la polémica: “El mate no tiene clase social”

Alberto Re, presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate, aseguró que el audio de la médica cirujana de Buenos Aires, conocida en las redes sociales como la “cheta de Nordelta”, “es lamentable. Fue como una agresión a todos”, dijo, y agregó que en más del 90 por ciento de los hogares argentinos hay un paquete de yerba.

Después de la amplia repercusión por la difusión de un audio de Whatsapp en el que una mujer llama a su agente inmobiliario para plantear su enojo porque sus vecinos de un selecto barrio privado de Tigre, tomaban mate al costado de la pileta, el presidente del Inym, Alberto Re, sumó su voz a la polémica en diálogo con Economis. “Me pareció lamentable, refuerza un sentimiento que yo creía que se había perdido. Antes se creía que tomar mate era hacerlo en las casas, con los amigos nada más. Algo íntimo. Con el tiempo se fue consolidando como algo público, se ve a los adolescentes tomando mate en las plazas, en reuniones de trabajo, a funcionarios en sus despachos. Me parece que lo de esta señora representa al pasado. Creo que fue como una agresión a todos”.

Re confirmó que en más del 90 por ciento de los hogares hay un paquete de yerba, “y no solo para consumirla como mate, sino como otra infusión que es lo que buscamos instalar también. El mate no tiene clase social”.

En Misiones, provincia productora de yerba por excelencia, la noticia tuvo un fuerte impacto, en defensa de la costumbre de tomar mate. Sin ir más lejos, diputados nacionales de distintos bloques, posaron con un termo y un mate en el Congreso.

En el audio que dura 5.34 minutos, la mujer se queja: “yo soy una cirujana, una mujer normal, pero tengo determinados códigos de estética visual y de estética moral. “No me divierte estar en Nordelta , mirando el lago, viendo gente en una reposera de Mar del Plata en el muelle tomando mate. Para eso, no invertía 200.000 dólares y me quedaba en mi propio campo o me compraba una casa”.
“Quiero descansar visualmente, me molesta que estas bestias, porque son bestias, no tienen educación, toman mate, tiran la yerba, estaban reunidos con el perro que gritaba cerca de la pileta. Una cosa de cuarta categoría, de la Bristol de Mar del Plata. Quiero decirte que no soy Máxima Zorraquieta (Zorreguieta) la reina de Holanda, soy una mina normal”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password