El uso de IA en las empresas creció de forma constante en los últimos tiempos

Compartí esta noticia !

La inteligencia artificial, es cada vez más utilizada en el sector empresarial a fin de potenciar la forma en que se desempeñan sus colaboradores. Goldman Sachs y su análisis del impacto de la herramienta.

La presencia y el uso de Inteligencia Artificial en las empresas creció de manera constante en los últimos años. Hace tiempo que los algoritmos de IA funcionan como motor de muchas soluciones que utilizamos en nuestras tareas habituales sin que nos demos cuenta.

Mientras que, hasta hace algún tiempo, estas eran herramientas complementarias a las tareas, con la irrupción de la inteligencia artificial generativa, ésta puede transformar la rutina de un modo disruptivo.

La inteligencia artificial generativa (IAG) se centra en el desarrollo de modelos y algoritmos capaces de generar contenido nuevo y original, a través del aprendizaje automático y la optimización, estos sistemas pueden generar textos, imágenes, música y otro tipo de contenido de manera autónoma.

La IAG tiene la capacidad de adaptarse a las necesidades y preferencias de los clientes. Ya que esta herramienta se “entrena” con datos relevantes, puede generar contenido personalizado y relevante para cada usuario, lo que mejora su experiencia y aumenta la satisfacción.

La clave de una buena IAG y un buen resultado es la información, a través de los datos y algoritmos que posea. Las técnicas de machine learning y big data son fundamentales, ya que el resultado final depende de la información que la IA procese.

El estudio del impacto de la IA por Goldman Sachs

A finales de marzo, el informe “Los enormes potenciales efectos de la inteligencia artificial en el crecimiento económico”, Goldman Sachs calculaba que, tanto en Estados Unidos como en Europa, uno de cada cuatro empleos desaparecerá por el efecto de esta tecnología. En términos globales, el 18% de los puestos de trabajo del planeta son susceptibles, según el banco, de ser sustituidos por completo por una IA. Esto implica que unos 300 millones de empleos estarían en proceso de automatización.

Te puede Interesar  La UIA le avisa al Gobierno: “El empleo no se va a recuperar”

Los analistas de Goldman Sachs sostienen que el nivel del impacto, aunque con características similares, no va a ser igual en todos los sectores ni en las regiones. Entrando a detalle identifican como más susceptibles de ser sustituidas las profesiones de oficina, mientras que las tareas más físicas son más difíciles de suplantar, como las que tienen que ver con la construcción, la prestación de servicios, la instalación de maquinaria, la limpieza y el mantenimiento.

En el caso europeo, los trabajos que exigen mayor calificación son los que están en proporción con la IA, de acuerdo a Goldman Sachs.

Aunque la previsión del banco pareciera ser muy negativa, las conclusiones no tienen nada que ver con esto, en ellas se desprende que la sustitución sólo se llevaría adelante en “algunos casos”, mientras que los beneficios de incorporar la IA de manera complementaria “serían la norma general”. Más allá de esto, tanto Goldman como otras instituciones remarcan la creación de nuevos empleos que hoy en día no existen como la gran característica que definirá al mercado laboral tras la consolidación de la IA a más niveles.

“La buena noticia es que la destrucción de empleo por el avance tecnológico se ha visto históricamente compensada por la aparición de nuevos puestos de trabajo”, escriben los analistas del banco. “La combinación de significativos ahorros de costes laborales, nuevos empleos y una mayor productividad para aquellos que no hayan sido sustituidos eleva la posibilidad de un boom de productividad que respalde sustancialmente el crecimiento económico”.

Cómo afrontar estos cambios

“En este nuevo entorno, donde la previsibilidad de las necesidades en materia de capital humano y de fuerza laboral se hacen casi imposibles de pronosticar, en el que se predice que una misma persona tendrá no ya decenas de puestos de trabajo distintos, sino varias carreras profesionales distintas a lo largo de su vida profesional, se abre la reflexión acerca del fin de una parte relevante de las profesiones actuales, considerando que al mismo tiempo se crearán otras nuevas, y se identifica la necesidad de abrir un debate acerca de cuáles pueden ser los puntos clave para desarrollar un futuro profesional basado en una empleabilidad sostenible a lo largo de toda la vida profesional, dentro de los retos que supondrá el futuro mercado de trabajo”, reflexiona el profesor de OBS Business School, Rodolfo Álvarez González.

Te puede Interesar  Lanzan nueva guía para detectar trata de personas con fines de explotación laboral

En este sentido, para que las personas puedan desarrollar una carrera profesional sostenible a lo largo de toda su vida profesional, según Álvarez, hace falta un cambio de paradigma acerca de cómo afrontarla.

“Modelos tradicionales de carrera profesional en los que en las primeras dos décadas de nuestra vida nos dedicábamos a adquirir conocimientos, y a partir de ahí ingresábamos en el mundo profesional, sin tener que volver a adquirir nuevos conocimientos; o que durante toda nuestra vida profesional desarrollaríamos el mismo puesto de trabajo o sector profesional (…) o que sólo sería necesario ciertas actualizaciones periódicas, son modelos que no se adaptan a la compleja realidad del actual mundo del trabajo”, diagnostica.

Ante estos cambios tan veloces, el profesor destaca que, si bien no se puede ser específico ante que profesión van a sobrevivir al mundo tecnológico, o qué capacidades serán claves, hay algo que es evidente y necesario para seguir trabajando en el futuro, es nada más y nada menos que la capacidad de adaptarse al entorno.

“La empleabilidad a lo largo de toda nuestra vida profesional vendrá determinada por la capacidad de adaptarnos al entorno, para lo que será necesario aprender a hacer evolucionar nuestra profesión en base a las nuevas formas de trabajo (up-skilling), e incluso aprender nuevas profesiones que en ciertas fases de nuestra vida profesional tengan mayor empleabilidad que las profesiones que hemos desempeñado hasta ese momento (re-skilling)”, sostiene Álvarez.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin