Elegancia chic para las damas

Compartí esta noticia !

Elegancia chic para la dama, de alta costura o informalidad para la mujer moderna. Un sello que comienza a crecer y pelear mercado, sin complejos, con las grandes marcas. Las creaciones son misioneras y van de la mano de la joven Luciana Segura, una diseñadora industrial posadeña que dio sus primeros pasos académicos y profesionales en Córdoba.

Actualmente posee su propia marca de carteras, bolsos y mochilas de cuero, Louz. Sus productos, además de contar con un diseño exclusivo, son confeccionados con cuero vacuno y accesorios de primera calidad, que le dan un valor agregado.

Todo inicia en 2016. Luciana egresaba de la licenciatura en Diseño Industrial en Córdoba y, por algún motivo que aún desconoce, se queda sin trabajo por lo que decide que es el momento de emprender. Es en la provincia del cuarteto y el fernet, donde se empieza a gestar y concretar Louz, algo más que una marca: un concepto.

“Empecé el emprendimiento en Córdoba, porque estudié allá y es donde todavía se mantiene una parte productiva de lo que hago, la otra en Buenos Aires y otra en Misiones”, explicó Luciana. El nombre de Louz surge con un juego de palabras, para que pueda convivir con otras marcas de lujo: “Que sea fácil de recordar y con un sonido que no sepamos cómo pronunciarlo, que no sepamos de donde es”, explicó Luciana que inició ofreciendo sus productos en la feria de una amiga.

Con el paso del tiempo se dio cuenta que el producto, lejos de ser reconocido, se desvalorizaba y la alejaba de su objetivo principal, sin embargo no desistió y siguió con su proyecto. “Decidí inclinarme por diseñar carteras porque no tenía mucho dinero para invertir y creía, equivocadamente, que era más económico, quería que sea un producto que se venda por internet y que la gente no se tenga que probar, por eso decidí hacer marroquinería y no otra cosa que tenga que ver con talles”, reflexionó en retrospectiva.

Cambio de planes, nuevas oportunidades

Antes de la pandemia por el Covid-19 Luciana tiene unos planes diferentes a lo que sucedió después y sus metas estaban a miles de kilómetros de donde reside actualmente. “Tenía planes de ir a Milán, ya había alquilado el departamento, había vendido equipamiento, me vine a Misiones a la casa de mis padres para despedirme, cerrar detalles, hasta mis amigos de Córdoba vinieron para hacer una fiesta de despedida”, recuerda.

Te puede Interesar  Constanza Couture, un sueño hecho con molde, corte, costura y terminación

La pandemia le cerró las fronteras al menos por el momento. “De pronto estuve meses sin saber qué hacer, cómo continuar y surgió la idea de instalar el local físico acá en Posadas”, recordó. Gracias a un espacio que tenía la familia, pudo abrir el primer negocio de la marca, a cuadras del circuito comercial del centro posadeño.

“Cuando yo vine era como que faltaba en Misiones un poco la cuestión de los talleres de mi rubro. Hay mucha modista o talleres textiles, pero no que trabajen el cuero vacuno, entonces se dificultaba y el rubro está un poco bastardeado, porque los que manejan cueros son los zapateros, hay muchos que tienen buena onda pero en general es como que falta más gente que haga, más oferta”, remarcó, mientras reflexionó sobre la posibilidad que se le presenta de iniciar un camino en el diseño en la provincia.

Los objetivos de Luciana no se cancelaron, sólo se postergaron. “El deseo de ir a Milán se mantiene, ahora asumí otras responsabilidades, talleres que brindar, pero sé que iré para allá”, aseguró.

Desde Posadas hasta Pampita

Luciana sabe que gracias a las redes sociales, el alcance de sus productos pueden ser mucho mayor. “Trabajamos mucho con redes sociales, fortalecimos mucho la marca a través de las redes. Tenemos un Instagram con seguidores, trabajamos con influencers, con famosos y micro influencers, tanto locales, como nacionales”, detalla.

Las redes le permitieron, además, trabajar con una reconocida modelo de nivel internacional, Ana Carolina Ardohain, más conocida como Pampita. “Le escribí un mensaje, me respondió para mi sorpresa y logramos que use una de mis carteras, eso nos brindó una apertura de reconocimiento, trabajamos mucho con eso para hacer posicionamiento de marca. Hacemos hincapié en fortalecer la identidad de marca y obviamente con marketing digital”.

De esta manera, los productos de Louz se pueden adquirir en Córdoba, Rosario, Corrientes, Salta, Misiones con puntos que venden la marca y en diferentes puntos del país con la venta online.

Te puede Interesar  A pleno el festival Mujeres Tierra Roja: Tejiendo tradición e innovación

Glamour, identidad y funcionalidad

Louz es una marca que busca brindarle un producto al cliente que sea funcional, de calidad, duradero, que el que consuma la marca tenga una consciencia que es un producto de diseño atemporal, que no pasa por una cadena productiva en serie, se sabe los materiales que se usa, de dónde salen, quien es el que produce, quien lo cose, lo corta.

“Hay una cadena productiva consciente a baja escala, por eso no hay sobre producción y por ende el stock siempre es limitado. Hay una ética en la producción de Louz, se busca que el cliente sienta pertenencia del producto, que quiera usar la marca, que haya una aspiración en un punto”. Por otra parte, el cliente que recibe el producto tiene una atención pos venta, por si tiene algún inconveniente con el producto.

Para el proceso de confeccionar una cartera, se eligen los materiales, Luciana posee un muestrario de tonos de cueros, de cierres, de absolutamente todos los materiales. Se diseña el producto, se piensan los detalles, se hace un boceto, se hacen los moldes, se trabaja con tendencias que imponen las marcas número uno del mundo y que es lo que después la gente usa.

“Yo hago una marca comercial, no hago nada conceptual, hago algo que la gente lo pueda usar en el día a día, que sea vendible, comercializable”, advierte Luciana. Después va el proceso de corte, cementado, armado, costura, ornamentación, detalles de terminación, packaging, etiquetas, bolsas y después la comercialización.

Luciana, con sus apenas 32 años, no es simplemente una emprendedora más, hoy lleva la responsabilidad de ser una de las pioneras en el diseño de indumentaria y accesorias de primer nivel con fabricación en Misiones y que cuenta con el reconocimiento de personalidades de talla internacional. Es una mochila que dice que prefiere no cargar, pero sabe que es la primera en marcar ese camino en la región. Los primeros pasos se encuentran bien encaminados en la industria del diseño.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin