Era de esperarse, Djokovic dio positivo de Covid-19

El 20 de abril, Novak Djokovic fue noticia. El número 1 del mundo se mostró en contra de una “vacunación obligatoria” para volver a jugar en el circuito ATP. “Soy el primero con esta incertidumbre. ¿Cómo hacer con los viajes? Yo, personalmente, no estoy a favor de las vacunas. No me gustaría que nadie me obligue a hacerme vacunar para viajar. ¿Pero qué vacuna? Si no existe todavía, dijo en aquel momento.

Pero no conforme con ese alboroto creado, Djokovic dio otro paso cuando se puso al frente del “Adria Tour”, un torneo de exhibición con fines benéficos, jugado con público en Serbia, Croacia y Bosnia (y Montenegro).

Además de Nole, participaron del torneo el número 3 del mundo, Dominic Thiem, el alemán Alexander Zverev (7) y el búlgaro Grigor Dimitrov (19). Además del juego en sí, el torneo incluyó partidos de fútbol, básquet y hasta una fiesta, como si no existiera una pandemia ni riesgo alguno. 

Todo se empezó a complicar cuando Dimitrov dio positivo de Covid-19, horas después se conoció que Borna Coric, tenista croata, también dio positivo y, ahora, se confirmó que Nole y su mujer también están contagiados de coronavirus. En tanto que Thiem y Zverev también se sometieron al test y dieron negativo.

Al conocerse la noticia, que dejó muy expuesto al tenista serbio, éste emitió un comunicado contando sus sensaciones y tratando de defender sus polémicas iniciativas: “Cuando regresamos a Belgrado, me sometí a un test de coronavirus y dio resultado positivo. El de mi esposa Jelena también, pero el resultados de nuestros hijos arrojaron negativo”, comenzó relatando. 

Además de Nole, Dimitrov y Coric, también dio positivo el serbio Viktor Troicki, los entrenadores Marko Paniki (de Djokovic) y Kristiian Groh (de Dimitrov) y entre los familiares la esposa de Troicki, Aleksandra, quien está embarazada y Jelena Djokovic.

El torneo de exhibición comenzó en Belgrado y continuó en Zadar, Croacia. Ahora sí se han cancelado las etapas que seguían, a jugarse en la ciudad de Banja Luka (3 y 4 de julio) y en Sarajevo ( 5 de julio), ambas fases en Bosnia. 

Djokovic, además de número 1 del mundo, es uno de los tenistas con mejor imagen en el mundo, que más simpatía causa y, ahora, rifó un poco de esa imagen con esta obstinación por jugar y por relativizar los riesgos del covid-19. Se convirtió en el blanco de las críticas, ya que no sólo organizó el torneo sino porque además es el presidente del sindicato de jugadores de la ATP y violó todas las normas de seguridad aconsejadas para impedir la propagación del coronavirus.
Por Doble Amarilla.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password