Es Ley la Interrupción Voluntaria del Embarazo

El Senado convirtió en ley esta madrugada el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo por 38 votos a favor y 29 en contra y una abstención, tras una jornada de debate que duró más de doce horas y terminó en la madrugada de este miércoles 30 de diciembre.

Compartí esta noticia !

El Senado convirtió en ley esta madrugada el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo por 38 votos a favor y 29 en contra y una abstención, tras una jornada de debate que duró más de doce horas y terminó en la madrugada de este miércoles 30 de diciembre.

La iniciativa permite la práctica del aborto hasta la semana 14 de gestación, a la vez que habilita la objeción de conciencia de los profesionales que no están de acuerdo con esta práctica médica.

La iniciativa, que fue enviada al Congreso por el Poder Ejecutivo en cumplimiento de una de las promesas de campaña del presidente Alberto Fernández, llegó al Senado desde Diputados, que le dio media sanción el pasado 11 de diciembre por 131 votos a favor contra 117 negativos.

La legalización del aborto culmina una extensa lucha liderada por el movimiento de mujeres, que tuvo su génesis en la Campaña Nacional del Aborto que se creó en 2005 y en el Encuentro Nacional de Mujeres.

La discusión comenzó pasadas las 16, cuando la presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, habilitó la sesión especial y la primera oradora fue la presidenta de la Comisión de Banca de la Mujer, la peronista pampeana Norma Durango.

Según Durango, se acordó con el Gobierno nacional el veto parcial a dos incisos de la norma para eliminar la palabra “integral”. Se trata de los artículos 4 y 16 del proyecto en discusión.

El artículo cuarto establece que “las mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar tienen derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo hasta la semana catorce (14), inclusive, del proceso gestacional” y que “fuera del plazo dispuesto en el párrafo anterior, la persona gestante tiene derecho a decidir y acceder a la interrupción de su embarazo solo en las siguientes situaciones: si el embarazo fuera resultado de una violación” o si “estuviera en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante”.

Te puede Interesar  Alberto Fernández: "Hoy somos una sociedad mejor que amplía derechos a las mujeres y garantiza la salud pública"

El artículo 16, en tanto, modifica el artículo 86 del Código Penal sobre que “no es delito el aborto realizado con consentimiento de la persona gestante hasta la semana catorce (14) inclusive del proceso gestacional”.

Fuera del plazo establecido, no será punible el aborto si el embarazo fuera producto de una violación o si “estuviera en riesgo la vida o la salud integral de la persona gestante”.

De los 3 senadores de la provincia de Misiones, el único que votó a favor fue Humberto Schiavoni de Juntos por el Cambio. Maurice Closs (Frente de Todos) y Magdalena Solari Quintana (Frente Renovador de la Concordia Social) rechazaron la propuesta.

Sólo tres senadores nacionales decidieron hoy modificar su opinión sobre el proyecto que habilita la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) que esta madrugada, tras una extensa jornada, debatía el Senado de la Nación.

Esas modificaciones en los votos acercaron al sector favorable a la iniciativa a los votos necesarios para que sea convertida en ley, luego de haber sido sancionada por la Cámara de Diputados.

El cambio más notable fue el de la oficialista rionegrina Silvina García Larraburu, quien en 2018, cuando la cuestión fue rechazada durante el Gobierno de Mauricio Macri, había votado en contra.

En aquel momento, la senadora había mantenido una opinión favorable, pero cuando llegó al recinto decidió votar en contra del proyecto.

Hoy, la legisladora oficialista anunció que su decisión “es un voto deconstruido”.

“La decisión de la interrupción voluntaria del embarazo es la demanda de las nuevas generaciones”, argumentó.

Te puede Interesar  ¿Y si aprendemos a manejar nuestro dinero?

La opositora Lucina Crexell, de la provincia de Neuquén, se había abstenido en el año 2018, luego de reclamar modificaciones a la iniciativa que finalmente fracasó.

“No cambié mi manera de pensar sobre el aborto. Cambié el enfoque. No es feminismo o religión. El aborto clandestino es una figura silenciosa que escribe páginas muy tristes”, señaló Crexell al hacer uso de la palabra en el recinto de sesiones.

El último senador que cambió de parecer fue el peronista salteño Sergio Leavy, quien en 2018 era diputado nacional y votó en contra.

La semana pasada, Leavy mantuvo una reunión con el presidente Alberto Fernández, al término de la cual anticipó que debía pensar nuevamente su decisión.

“En 2018 participé del debate, esta ley es totalmente diferente, me hubiera gustado un debate más profundo pero me di cuenta de que esto no se trata de mi, no es una situación de mi creencia, sino que es una situación que le compete a muchas mujeres”, dijo.

El Proyecto aprobado:

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin