Horario extendido, la opción que toma fuerza en Posadas

El aislamiento por la pandemia del Coronavirus está provocando cambios en comportamientos, hábitos y consumo. Atentos a esta realidad, comerciantes y empresarios en Posadas se abrieron al debate y sumaron sus voces para analizar pros y contras de ampliar el horario de atención al cliente una vez que finalice la cuarentena. Pero avanzaron un paso más y ya no hablan de horario de corrido, sino de horario extendido opcional. 

Las opciones que se barajaron en la mesa de discusión que duró desde la tarde hasta la noche del viernes, fueron, abrir de 9 a 21 horas, de 8 a 20 horas, de 10 a 22 horas. Vale aclarar que ese horario extendido es para empleadores, no para empleados. Es decir, cada empleado negociará trabajar, 4, 6, u 8 horas, y será el propietario quien luego deba planificar un esquema con más empleados para cubrir el tiempo restante. A favor, generará más empleo. 

De la reunión no sólo participaron comerciantes de toda la ciudad, también hubo representantes de la Cámara Inmobiliaria y la Cámara de Mujeres Empresarias. 

Economis consultó además otras voces, algunas con muchos años de experiencia en el rubro y testigos de los cambios que experimentó el circuito comercial de la ciudad. 

Nélida Madelaire, de Apple Boutique, expuso: “nosotros tenemos una sociedad que no creo que todavía esté preparada para el horario de corrido. Sino hay que hacerlo en los tres turnos como lo hacen en los shoppings. Abrir más tarde y llevarlo hasta las 9 de la noche porque la gente en verano al mediodía, a la siesta, yo no lo veo. Para mí tiene que estar sí de corrido pero sin descuidar el horario de las 6 de la tarde que es cuando más gente se concentra en el centro y ni te digo las 20 cuando estamos en verano”. 

Se puede trabajar de corrido pero sin descuidar el horario desde las 6 de la tarde que es cuando más gente se concentra en el centro

Es cuestión de acomodarse, dijo, y añadió que “los bancos tienen que estar, los servicios, ninguno debe cerrar al mediodía, si todo se amalgama puede ser interesante. Habría que hacer una prueba”. La empresaria entiende la necesidad de quienes trabajan en el sector de estar más tiempo con su familia y coincide en que se podría probar con turnos, sobre todo en verano. “Es cierto que los comercios que no están en el shopping cierran antes y se pierden ventas”, afirmó. 

Por su parte, Rubén Jantzon, dueño de Navajo y Pilchitas, afirmó: “hay una variedad muy amplia de actividades, por ejemplo la construcción que siempre trabajó de corrido porque a la siesta ellos se proveen de materiales, entonces ellos prefieren el horario de corrido. Nosotros no, porque son prácticamente horas muertas. A nosotros no nos sirve. No representa el futuro, lo que representa el futuro y lo que estamos proponiendo es el horario extendido.  A las 17 horas  comienzan las ventas, y con más razón los jueves, viernes y sábados que hay actividad social. Necesitamos una mirada amplia de la Cámara de Comercio que representa a varias actividades y no todas requieren el mismo requisito”. 

Agregó que de todas maneras, que analice el horario extendido no quiere decir que los empleados queden relegados en sus derechos de estar con sus familias, con más esparcimiento, que tengan menos gastos con los colectivos, todo eso estará contemplado. “Porqué, porque haríamos trabajar a un empleados las 8 horas que les corresponde, o menos si quieren también y tomaríamos otros empleados para el turno siguiente, o haríamos un mix, algunos trabajarían 8 horas, otros 6, el que quiera 4, pondríamos a consideración de ellos lo que mejor les quede. Por ejemplo, las madres con hijos quieren trabajar menos horas para estar con ellos, y así”. 

Lo que representa el futuro y lo que estamos proponiendo es el horario extendido

Jantson analizó que este momento de crisis es para pensar en más ventas, más horas de trabajo para que la gente no se vaya a Paraguay. 

A principios de semana, el presidente del Concejo Deliberante de Posadas, Facundo Sartori y otros ediles fueron recibidos por el  gobernador, Oscar Herrera Ahuad, para exponer la propuesta. Vale mencionar que no se necesita de legislación ni adecuar ninguna norma local para aplicar los cambios en caso de acuerdo. 

Los comerciantes entienden que Posadas creció en habitantes y puede adaptarse. Pero piden que otros sectores acompañen como los bancos, la administración pública y el sistema educativo 

En la reunión con empresarios y comerciantes quedó claro además que no se trata de una imposición sino de hacerlo opcional, que las horas de trabajo se adapten a la realidad de cada propietario y necesidad de ventas. 

“Yo soy muy abierto al debate, cuando hay algo importante que nos puede favorecer convoco a todos para discutir opciones. Pero tenemos que estar predispuestos a escuchar y atender todas las opiniones y realidades”, opinó Sergio Bresiski, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas. 

Diego Palombo, del grupo New Imagen, Shoes Bags, y Nativus opinó, “estamos pasando por una situación especial en el mundo. Veo que la gente a la siesta no sale, imaginense en octubre, noviembre diciembre. Yo no estoy en contra de esta reducción horaria que quieren plantear, porque trabajar hasta las 17 es reducción horaria y tenemos muchas horas de negocios sin movimiento y lo único que va a generar esto va a ser desempleo porque vamos a tener empleados desde las 2 de la tarde inactivos, por lógica tendremos que hacer reducción de personal. En este contexto lo que estamos buscando es trabajar y generar más trabajo, cómo, trabajando más horas. Trabajemos de 9 a 21 horas de corrido”. 

Fernando Vely por su parte, que ya tiene la experiencia del horario ampliado por contar con locales en el Posadas Plaza shopping y el Paseo de Compras del hipermercado Libertad (Mistral, Wanama, LolaMola, Agua Mía, entre otros) expresó: “nosotros no hablamos de horario de corrido, sino de horario extendido y liberado. Porque en todas las grandes ciudades en donde se aplica el horario de corrido, el sector comercial trabaja como un shopping, 12 horas porque claramente no podés cerrar a las 5 de la tarde porque los shopping y el hiper van a estar hasta las 22 y van a concentrar las ventas entonces lo que termina pasando es que todo el comercio acompaña esa dinámica. Pero el éxito se dará en la medida en que todos los otros sectores acompañen. La administración pública, los bancos, y va a pasar como en las grandes ciudades que el sistema educativo se irá adaptando. La lógica de la ciudad cambia y todos los sectores se acomodan, y ni hablar de que si esto llega a dar resultados, primero que habrá más consumo y segundo que habrá más empleo porque se va a tener que tomar a más personal. Pero no se puede incurrir en mayor nivel de gastos si no hay demanda. Si a un comercio que vende 8 horas le decís que esté abierto 12 con este nivel de ventas, solamente le estás dando más gastos, en cambio si tengo más ventas y tengo que abrir más horas, justifica que tome más gente”. 

Por el lado del sector hotelero y gastronómico, dos de los que aún no pudieron abrir sus puertas al público, y serán probablemente junto al turismo, de los últimos en habilitarse, coinciden en que se necesita un cambio y ese cambio debe ser más horas de trabajo. Gustavo Alvarenga, propietario del Hotel Julio César y presidente de la Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines, indicó que “los turistas no quieren dormir la siesta, por eso buscan qué hacer, y van al shopping, a las Placitas porque saben que están abiertos o a Paraguay en esos horarios. Yo creo que abrir más horas será positivo si hay más rentabilidad. Podemos pensar en un horario extendido durante el verano, o corrido en los meses de frío, y cortarlos en verano. Trabajar para crear el hábito de comprar a la siesta por ejemplo con promociones, descuentos de 14 a 16 horas. Hay que debatirlo, Posadas tiene que cambiar”. 


Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password