Identifican una variante de VIH más virulenta que surgió en Países Bajos a fines de los ’80

Compartí esta noticia !

Un equipo de investigadores identificó una variante del virus VIH muy virulenta, que comenzó a circular en Países Bajos a fines de los ’80 y en los ’90, y se transmitió más rápidamente en los años 2000, se informó hoy.

El descubrimiento fue revelado en un estudio publicado en la revista Science y podría ayudar a comprender mejor cómo ataca el virus a las células, según consignó la agencia de noticias ANSA.

Los autores advierten que no debe ser fuente de preocupación porque la variante, además de estar en declive desde 2010, puede ser respondida con los tratamientos existentes.

“No hay razón para alarmarse”, aseguró a la agencia AFP Chris Wymant, investigador en epidemiología de la Universidad de Oxford y autor principal del estudio, publicado hoy en Science.

No obstante, el descubrimiento puede ayudar a comprender mejor cómo el VIH, causante de la enfermedad del SIDA, ataca las células.

La investigación demuestra asimismo que un virus puede evolucionar y convertirse en más agresivo, hipótesis científica muy estudiada en teoría, pero con pocos ejemplos, entre ellos, la variante Delta del coronavirus, agregó el estudio publicado.

En total, los investigadores encontraron a 109 personas infectadas con esta variante, solo cuatro de ellas fuera de los Países Bajos (en Bélgica y Suiza). La mayoría eran hombres que practican sexo con otros hombres y de una edad similar a personas infectadas con el virus en general.

Fue bautizada “variante VB” por “variante virulenta del subtipo B”, el más común en Europa.

El virus del VIH cambia constantemente, y la variante descubierta tiene más de 500 mutaciones.

“Encontrar una nueva variante es normal, pero encontrar una nueva variante con propiedades inusuales no. Especialmente con una mayor virulencia”, explica Wymant.

Te puede Interesar  Cayeron a la mitad las muertes vinculadas al Sida, según la ONU

La primera persona en el estudio que fue identificada con esta variante fue diagnosticada en 1992 (con una versión incompleta) y la última en 2014. Una vez tratados, los pacientes no presentan más riesgo de complicaciones que los demás.

“Nuestros resultados resaltan la importancia (…) del acceso regular a las pruebas para personas en riesgo de contraer VIH, para permitir un diagnóstico temprano e iniciar tratamiento inmediatamente después”, destacó en un comunicado de prensa el epidemiólogo Christophe Fraser, coautor del estudio.

Fraser está detrás del proyecto Beehive, que reúne datos de pacientes en ocho países y se creó en 2014 para analizar en qué medida las mutaciones en el virus podrían tener un impacto en la enfermedad cuando esta se desarrollara, agregó AFP.

Los investigadores no pudieron explicar qué mutaciones específicas de la variante VB causaron su alta virulencia, o a través de qué mecanismo.

“Esto es una advertencia, nunca debemos ser demasiado presumidos y asumir que un virus evolucionará hasta volverse más benigno”, subrayó Wymant.

Es una conclusión que cobra interés en el contexto de aprender más sobre los virus en plena pandemia de Covid-19.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin