La crianza de un hijo en Latinoamérica: un desafío cada vez más costoso

Compartí esta noticia !

Este panorama, sumado al declive de la natalidad, enciende las alarmas sobre el futuro de la región

La inflación en Latinoamérica ha desencadenado un aumento en el costo de vida, lo que ha hecho que criar un hijo sea más costoso para las familias en la región. Este aumento de gastos ha llevado a que muchos jóvenes posterguen la decisión de independizarse de sus padres, enfrentándose así a los desafíos económicos que se les presentan.

En este contexto, la disminución de la tasa de natalidad genera preocupación en Latinoamérica. Según el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade), se prevé que en 2047 las personas de 60 años y más superen en número a las menores de 15 años.

Simone Cecchini, director de Celade – División de Población de la CEPAL, ha explicado al medio Bloomberg que se estima que el bono demográfico en Latinoamérica y el Caribe finalizará en 2029. Esto implica que para ese año, la población dependiente (menores de 15 años y mayores de 65 años) crecerá más rápido que la población en edad de trabajar (de 15 a 64 años).

Pero, ¿cuánto cuesta realmente tener un hijo en Latinoamérica? En la región, el costo varía según múltiples variables, desde educación hasta alimentación y entretenimiento. Además, es importante considerar el tiempo y los recursos que las familias invierten en el cuidado y la crianza de sus hijos.

Clara Inés Pardo, académica y doctora en Economía de la Universidad del Rosario de Colombia, señala que el costo de tener hijos está aumentando debido a las condiciones económicas actuales y al encarecimiento de servicios como el cuidado infantil, el alquiler y los seguros.

Te puede Interesar  Superávit fiscal y salida del cepo: análisis de Lorenzo Sigaut Gravina

Estimación del costo de tener un hijo en: Argentina, Brasil, México y Colombia.

En Argentina, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) realiza un seguimiento del costo de la canasta de crianza desde la primera infancia hasta la adolescencia. Según datos de abril, el valor mensual de esta canasta varía según la edad del niño, oscilando entre ARS$309.616 (aproximadamente US$255,88) y ARS$388.010 (unos US$320,67).

En Brasil, Alexandre Ripamonti, profesor de Finanzas Aplicadas al Mercado de la ESPM, indica que la inversión necesaria para criar a un hijo hasta su graduación puede alcanzar los R$2′107.600 (aproximadamente US$408.000) para familias con ingresos superiores a 20 salarios mínimos al mes. Ripamonti destaca que cuanto más dinero tienen las familias, más destinan a la formación de sus hijos, lo que a largo plazo se traduce en mayores ingresos familiares.

En México, según un estudio del Tecnológico de Monterrey citado por BBVA, los costos de tener un hijo desde el nacimiento hasta los 18 años pueden oscilar entre MX$36.000 y MXN$90.000 (aproximadamente US$2.143 a US$5.357) en ropa, hasta MX$3′200.000 en alimentos (unos US$190.500) y aproximadamente MX$3′500.000 en educación (alrededor de US$208.359).

En Colombia, el costo de criar un hijo también varía según la ciudad y la estratificación socioeconómica. Omar Patiño, director de doctorados en la Universidad EAN, destaca que el rubro que más incide en los gastos totales es la educación, independientemente del nivel socioeconómico de la familia.

Impacto en las familias y tendencias emergentes:

El aumento en el costo de la crianza de un hijo ha generado un impacto significativo en las familias latinoamericanas. Entre las consecuencias más notables se encuentran:

  • Aplazamiento de la maternidad y paternidad: Muchos jóvenes están posponiendo la decisión de tener hijos debido a las dificultades económicas.
  • Reducción del tamaño de las familias: Las familias tienden a tener menos hijos de lo que era habitual en generaciones anteriores.
  • Búsqueda de alternativas de cuidado infantil: Las familias buscan opciones de cuidado infantil más económicas, como las guarderías comunitarias o el cuidado por parte de familiares.
  • Priorización de la educación pública: La educación pública se convierte en una opción atractiva para las familias que buscan reducir gastos en educación.
  • Reconsideración de los estilos de vida: Las familias ajustan sus hábitos de consumo y buscan formas de ahorrar en gastos no esenciales.
Te puede Interesar  Las emisiones de carbono llegaron a su pico en 2023 y disminuirían en 2024

A medida que los costos de criar hijos aumentan en la región, las familias enfrentan el desafío de equilibrar sus presupuestos y asegurar el bienestar de sus hijos en un entorno económico cada vez más desafiante.

Fuente: Bloomberg

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin