La presencia de tumores a una edad temprana, es cada vez más frecuente

Compartí esta noticia !

Un estudio global mostró que la incidencia de esta enfermedad se presenta en personas de 14 a 49 años, en las últimas 3 décadas aumentó un 80%.

De acuerdo al Ministerio de Salud de la Nación, el cáncer es la segunda causa de muerte detrás de las enfermedades cardiovasculares. Si bien algunos estudios preventivos como los destinados a la detección temprana de cáncer de colon, a nivel local se realizan recién a partir de los 50 años de edad, cuando hay casos nuevos de personas de entre 30 y 40 años. Un estudio global publicado en la revista BMJ Oncology –que tomó datos de 204 países y sobre 29 cánceres diferentes– mostró que la incidencia de esta enfermedad en personas de 14 a 49 años se incrementó en casi un 80% en las últimas tres décadas.

Parte de este aumento, tiene relación con el aumento de la población y la mejora en las técnicas de detección del cáncer, pero también tiene parangón con los hábitos y factores medioambientales que contribuyen a profundizar el problema.  En la Argentina, si bien a pesar de la falta de datos contundentes, es posible ver la tendencia que marca el estudio mencionado en los consultorios, sostuvieron especialistas al medio de La Nación.

Diego Kaen, oncólogo clínico, docente de la Universidad Nacional de La Rioja y vicepresidente de la Asociación Argentina de Oncología, sostiene: “El estrés, el cigarrillo, la mala alimentación y, por supuesto, la base genética de cada uno, llevarán a un aumento de los casos. Habrá que ver qué pasa con la mortalidad, aunque en cáncer de colon ha aumentado su mortalidad. Todo esto replantea la edad de comienzo del screening o chequeos para la detección temprana. Hay también screening genéticos, de hecho, en algunos países se habla de hacer un screening a nivel nacional según los antecedentes de cada persona. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud tiene muy claro que con hábitos saludables y con controles preventivos vamos a poder evitar un 40% la incidencia del cáncer”, además añade que entre 2030 y 2040 se espera un aumento del 30 al 40% en el número global de la incidencia del cáncer.

El estudio, que fue realizado por un equipo internacional de profesionales, señaló que el aumento de la incidencia del cáncer en el mundo, que pasó de 1,82 millones a 3,26 millones entre 1990 y 2019, es multifactorial, y entre las principales causas está la mala alimentación, el tabaquismo y el consumo del alcohol. Poco más de un millón de personas menores de 50 años murieron de cáncer en 2019, lo que representa un 28% más que en 1990, según el estudio. Los cánceres más mortales fueron los de mama, tráquea, pulmón, intestino y estómago.

Te puede Interesar  Cáncer de Mama Metastásico: una droga alcanzó sobrevida récord

EL Instituto Nacional del Cáncer sostiene que la Argentina se encuentra dentro de los países del mundo con una incidencia de la enfermedad media-alta, con 212,4 casos cada 100.000 habitantes. Si bien, no hay una tendencia histórica para evaluar si hubo, o no, un aumento en la incidencia de la enfermedad en menores de 50 años, los datos enviados muestran que en mujeres de 40 a 49 años el cáncer de mama presenta una incidencia de 114,0 por 100.000, similar a otros países de la región, y mucho más baja que la tasa estimada para países desarrollados como Canadá o Estados Unidos.

Respecto al cáncer de cuello de útero, en mujeres de 40 a 49 años, la tasa de incidencia ajustada fue de 37,2 cada 100.000 mujeres, menor que la observada en países de la región como Bolivia y Paraguay, y superior a la de países desarrollados.

En cuanto al cáncer de colon y recto en mujeres de 40 a 49 años, la tasa fue de 19,6 por 100.000, y en varones de 19 cada 100.000. En ambos casos es similar a la tasa observada en otros países de la región, y menor a la observada en países desarrollados.

Matías Chacón, jefe de Oncología Clínica del Instituto Alexander Fleming, explica que el estudio publicado en la revista británica BMJ Oncology es uno de los más importantes de los últimos años, aunque se trata de un estudio epidemiológico, es decir, que muestra los datos globales sin contar con información vinculada a las cuestiones ambientales, enfermedades preexistentes o los hábitos de cada persona.

“Hay muchos factores que explican este incremento en ese grupo etario. Es un aumento que también lo vemos nosotros en el consultorio, sobre todo en el caso del cáncer de colon y de mama, aunque para poder tener datos certeros sobre la situación, la Argentina debería tener bases de registro y estudios poblacionales prospectivos. Por un lado, hay más cáncer porque creció la población mundial y también se han perfeccionado los instrumentos para la detección temprana. Sin embargo, uno hubiera esperado un crecimiento del 20 al 30% por dichas causas, pero la cifra fue del 80%. Y eso tiene que ver con los hábitos, como dietas bajas en leche o cereales, el aumento de pacientes con hiperglucemia, el alto consumo de alcohol y tabaco, el sedentarismo, entre otros”, describe Chacón.

Te puede Interesar  Entre Ríos: Allanaron tres viviendas y detienen a dos personas por comercialización de estupefacientes

Aunque el especialista agrega que no solo los hábitos de consumo, sino también los vinculados a cambios sociales, culturales y ambientales, generan este aumento en la incidencia del cáncer en menores de 50 años. “Para explicar los resultados del estudio hay que contemplar todas estas cuestiones, y el mensaje es no es alarmar, sino que con hábitos saludables se disminuye significativamente el riesgo de cáncer”, indica Chacón.

Mario Bruno vicepresidente de la Sociedad Argentina de Cancerología, señala que los factores culturales y sociales tienen gran impacto sobre la aparición de la enfermedad. Por ejemplo, uno de los factores que desencadenan el cáncer de mama son los estrógenos (hormona femenina), mientras más estrógenos haya circulando en el organismo, más chances habrá de padecer un cáncer de esas características. “Cuando la mujer está embarazada disminuye significativamente la cantidad de estrógenos. Lo mismo pasa cuando amamanta. Pero hoy las mujeres tienen cada vez menos hijos, y eso puede aumentar el riesgo”.

Bruno, destaca que en los consultorios se ve un aumento de casos de cáncer de colon en personas de 30 a 40 años, aunque lamenta que, luego de la pandemia, las cifras sobre el cáncer en el país hayan quedado desactualizadas. “Como son jóvenes, muchas veces pasan por alto los síntomas. Hay que estar atentos al sangrado por vía rectal y a los trastornos del ritmo evacuatorio, como estar constipado y luego con diarrea”, aduce Bruno.

En la Argentina, según el Instituto Nacional del Cáncer, la mortalidad global por cáncer muestra una tendencia decreciente y estable en los últimos años, con un descenso más marcado a partir de 2016, para todos los tipos de cánceres y para ambos sexos. El cáncer colorrectal presentó para 2021 una tasa de mortalidad de 13,1 por 100.000 varones, y 8,5 por 100.000 mujeres, con una tendencia descendente en ambos sexos, especialmente a partir de 2016, donde el descenso fue más marcado en varones. Respecto del cáncer de mama, la tasa de mortalidad para el año 2021 fue de 16,4 por 100.000 mujeres, con una tendencia descendente del 1% anual en los últimos 20 años.

Fuente: La Nación

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin