ECONOMIA, Ultimas Noticias

La revancha de El Brete: Sunset, marcas, mucha “vidriera” y colas de una hora para conseguir una mesa

La revancha de El Brete: Sunset, marcas, mucha “vidriera” y colas de una hora para conseguir una mesa
Compartí este articulo en:

Este fin de semana la Costanera de Posadas asistió a un fenómeno nuevo, de esos que marcan tendencia: impulsado por la apertura de la cervecería Antares y la consolidación de Beerlin, los locales gastronómicos del paseo mostraron un lleno total y hasta colas de una hora para conseguir una mesa.

En especial en la zona de El Brete y el sector inmediatamente contiguo: el Primer Tramo de la Costanera. Marcando así el surgimiento de un nuevo polo gastronómico.

banner-intra

Este nuevo polo arranca en Antares -ahí donde antes sobrevivía casi en soledad la heladería Freddo- y finaliza en la playa de El Brete, ese lugar que desde hace años buscaba un perfil gastronómico y nocturno, que recién ahora parece empezar a encontrar.

El Brete ya hace tiempo es un balneario que atrae a los sectores más populares en verano y un lugar para prácticas deportivas sobre todo al atardecer en fines de semana. Pero recién ahora se está consolidando desde lo comercial y nocturno.

Como si la playa de este lado del río, siempre “perdedora” en la comparación con San José en Encarnación, de pronto se hubiera tomado una revancha.

“Me parece que es muy importante el río, creo que la gente ahora busca eso. Nosotros con Beerlin, pero también Griddo, Cabure-í y otras marcas ayudaron a levantar a El Brete. Además la gente quiere estar al aire libre y menos rodeado de cemento y la pandemia ayudó a eso”, explicó a Economis, uno de los socios de Beerlin.

Antares, a tope

La franquicia cevecera Antares es la otra punta de lanza de este fenómeno. Este viernes y sábado tuvo su segundo fin de semana a tope, con esperas de 40 minutos o hasta una hora. Trazando un arco imaginario a menos de 1.000 metros, Beerlin –que ya era un éxito desde antes de la pandemia- generó una adhesión similar, con hileras y largas esperas. Conseguir una mesa “cotizaba en dólares”.

Ambos locales, además, generaron un derrame lógico entre el público que no quería esperar y llenó locales como Cabure-í, o enfrente los locales que construyó la EBY donde hoy funcionan Da Vinci, Volta y entre ellos, el pequeño Luciano. Todos aprovecharon la tracción de las dos cervecerías.

Como cada vez que surge un polo gastronómico nuevo, otro se va apagando y en este caso la pandemia parece haberle dado el golpe de gracia al Cuarto Tramo, con sus locales en la calle Coronel López, detrás de la ex Estación de Tren.

De allí ya se fueron The Rox, El Irlandés y el lugar donde hoy funciona Avá sigue buscando su público, tras dos experiencias fallidas: Vualá y Sheerwood. La cuarentena, que le quitó una gran circulación de gente el fin de semana a ese sector con la clausura de la feria de artesanos, también tuvo su repercusión en los locales comerciales.

Horario de Sunset

¿Qué motivó este fenómeno nuevo? Economis consultó a varios empresarios del rubro para entender las claves de esta nueva tendencia.

Se podría decir que el nuevo horario restringido que impuso la pandemia favoreció a las cervecerías de El Brete y el 1º Tramo de la Costanera, ya que el público que antes optaba por ir a un boliche a las 2 AM ahora tiene que optar por un lugar de encuentro pero entre las 20 y las 24 horas.

Esto se combinó con las características únicas de ese sector de la Costanera, que ofrece la mejor vista de la puesta de sol. El puente cerrado también hizo lo suyo.

“Hoy hay mucha gente que no puede pasar a Encarnación y que antes iba a lugares como Hiroshima, además hay muchos posadeños que viven en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe o Corrientes y hoy están en acá por la cuarentena”, señaló Martín Oria, titular de AHMBRA y dueño de Itakua.

Para Oria el fenómeno de la Costanera tiene otra clave fundamental. “La gente quiere la primera línea, estar lo más cerca posible del río, eso tiene nuestra oferta gastronómica que no tienen en Encarnación”, señaló.

Oria está preparando el relanzamiento de Itakuá con varias novedades. “Vamos a abrir para el fin de semana del Día de la Madre (18 de octubre) y vamos a ofrecer un sector de bar y cervecería y otro dedicado a la gastronomía”, adelantó.

Vidriera: La gente quiere ver y también ser vista

Otros empresarios consultados también coincidieron con Oria en señalar que los locales de la calle Coronel López nunca tuvieron el auge de otros sectores de la Costanera porque el gran público va allí para ver gente y también para ser vista.

Y los sitios como Cristobal, Itakuá, ahora Antares o Beerlin son una verdadera “vidriera”, que tiene además una vista privilegiada al río. Incluso Antares parece una caja de zapatos con grandes vidrios, para que quien opta por sentarse adentro, pueda ver el “espectáculo”.

Esta condición del posadeño se puede ver también cuando navega el Catamarán Mburucuyá Connection, de Misión Paraná. Es muy común la maniobra donde el capitán a la altura de los boliches de la Costanera acerca el barco lo más posible al paseo. Como para que unos y otros puedan saludarse.

Inversiones y marcas

Otra cuestión que está moviendo al nuevo fenómeno son las inversiones. El público parece responder ahí donde hay renovación, nuevas propuestas y sitios bonitos.

En plena pandemia por el Covid fueron abriendo nuevos locales desde El Indio hasta El Brete, como Poytavá (del reconocido chef Saúl Lencina), la nueva versión de The Rox o Costa Amarú.

Para Martín Oria, otra cuestión a tener en cuenta es que el público posadeño parece aceptar las marcas nacionales e internacionales, a las que antes le daba la espalda.

“Desde hace un tiempo tenemos Café Martínez, Havvana, ahora Mc Donald`s por mencionar algunas”, dijo el empresario, que también estuvo en conversaciones con otra franquicia cervecera para su relanzamiento de octubre, aunque tenían pretensiones muy elevadas en cuanto a la inversión.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*