CON SELLO PROPIO, ENTREVISTAS, Ultimas Noticias

Los 25 años de MultiExpress, siempre un paso adelante

Los 25 años de MultiExpress, siempre un paso adelante
Compartí este articulo en:

Casi seis meses antes de que se inicie la forzosa cuarentena, MultiExpress sorprendió con una iniciativa que modificó el mapa de consumo en la capital provincial y le permitió sortear con sosiego el pico de inflación registrado al cierre de 2019. El debate por el horario corrido revolotea en el ámbito comercial, pero en la práctica, ya se había aplicado en el supermercado de calle Córdoba, que extendió el tiempo de sus puertas abiertas en plena siesta para atender a cientos de clientes que comenzaron a quedarse en el centro a comer y hacer sus compras después de las 13. Cuando llegó la cuarentena, los nuevos horarios se tomaron con naturalidad.

La innovación forma parte de la identidad de MultiExpress, que nació el 7 de agosto de 1995, cuando en Misiones no abundaban los comercios mayoristas. Este viernes se cumplieron 25 años de aquella apertura y los festejos quedaron demorados por la pandemia. Un cuarto de siglo innovando en el consumo en retail. 

En plena cuarentena, el supermercado sumó la venta online y el delivery con una aplicación propia. Y apuesta ahora, cuando pase la crisis sanitaria, a ampliar el horario de atención hasta bien entrada la noche, porque es una de las principales demandas de los clientes. 

MultiExpress es hoy una marca registrada para el consumidor capitalino, que encuentra la mejor calidad de mercaderías, la carne distinguida para el asado y los mejores precios en el mercado. 

“La idea del negocio empezó en el año 92, cuando mi esposo Néstor Raúl Segovia y sus socios deciden formar la sociedad y deciden poner un mayorista. Vendieron un terreno sobre la ruta nacional 12, que era la ubicación original, pero tenía un difícil acceso en ese entonces. Se trae dinero para invertir acá, donde está el Multiservi todavía, por Uruguay y Japón”, cuenta Liliana Thoux, gerente de compras y una de las caras visibles del grupo.

“Eran mi marido, un hermano, un cuñado, el cuñado de Asunción que en su momento puso el 70 por ciento del capital. El resto lo pusieron los cuatro socios que inician acá. Mi esposo viaja a Buenos Aires para conversar con proveedores. Él ya trabajaba en un comercio similar y todos conocían bastante bien el rubro.Su cuñado empieza a ver la parte administrativa, arman todo muy “manual”, desde los estantes con un herrero que nos ayudaba, las tablas, y, se empezaron a armar los rack tipo mayoristas. Multiservi abre el 7 de agosto de 1995”, explica Liliana, hoy cara visible del grupo.

El Multiservi abrió como mayorista y tres años después se sumó la opción minorista en el local de Villa Cabello, donde funcionaba otro supermercado barrial. 

Fue entonces cuando se rebautizó MultiExpress, después de varias búsquedas. El Multi, solo Multi, era una de las opciones y aunque no quedó, hoy es como se conoce, coloquialmente, al negocio familiar. 

Liliana Thoux es gerente de Compras.

Liliana fue una de las que más trabajó en la marca con asesoramiento de especialistas en marketing, que sugirieron los colores del logo que todavía persisten. “De marketing yo no conozco mucho, crecí en un supermercado en el interior, después vine a estudiar Ciencias Económicas, me casé y a mí la parte comercial me encanta”, cuenta Liliana, quien vino de Apóstoles, donde su madre también tenía un supermercado.

MultiExpress superó varias crisis. La peor fue la salida de la Convertibilidad, cuando el consumo se desplomó. Ahora, en la extensa recesión, profundizada por la pandemia, ya hay cimientos firmes y la apuesta permanente a una oferta de calidad, hace que el golpe no se sienta tanto. El delivery, las compras online, son práctica habitual, para clientes que a pesar de ir a un supermercado, se sienten como en casa. Son conocidos y atendidos como amigos. 

“Queremos que el país esté bien, para que estemos bien todos”, reflexiona Liliana. Recuerda que el punto crítico fue 2002, cuando, en medio de la crisis, los depósitos estaban vacíos de mercaderías. Tanto que tuvo que recurrir a un comerciante amigo para poder cumplir con una licitación de módulos alimentarios que había ganado y que permitió recuperar un poco de oxígeno. 

Los empleados son el alma del supermercado. “En 1995 cuándo empezó el Multiservi, eran 8 ó 9 administrativos, más o menos yo calculo entre 15 y 20 personas, que eran para salón y depósito. En ese momento no había nada de supermercado ni carnicería. Ahora, con toda la planta del supermercado, carnicería, fiambrería, panadería, especialidades y rotisería, más la línea de profesionales y la línea de sistemas, estamos llegando a los 91 empleados. En forma directa tenemos 80, 11 son los externos, los profesionales que nos asisten”.

MultiExpress también supo salir fortalecido de batallas con gigantes. La llegada de los hipermercados transformó la competencia pero no hizo retroceder a la firma con raíces en la tierra colorada. “Contamos con la nobleza del misionero, que te quiere, te mima y al que es tu cliente le cuesta mucho dejarte, eso es lo que ayuda mucho a la provincia. Inclusive a la parte comercial y a la gubernamental. El año pasado con todos los “Ahora” y esas determinaciones que tuvo el Gobierno, que yo alenté mucho desde la parte privada. Cuando te sentís partícipe de un gobierno, o una sociedad, se genera un vínculo directo entre el comerciante, la gente, el ministro de economía, el intendente, el gobernante, nos empezamos a tratar como uno más y eso está bueno”.

Enfrentar a los grandes es también motivo de constante adaptación y eso impuso un giro hacia el supermercadismo. 

En el supermercado ya trabajan las nuevas generaciones. Hijos de los socios originales traen nuevas ideas y se comprometen en todos los eslabones de la cadena. 

La estrella del grupo es el local de Córdoba, que es el que más vende. Pero el de Villa Cabello también tiene su público fiel. El de calle Japón es el más tradicional. 

Pero es, sin dudas, el local del centro posadeño el que hizo la diferencia. El horario de corrido fue idea de la propia Liliana. “Cuando le digo al contador que quería hacer horario corrido, me dijo que estaba loca. Entonces fui con el encargado de la sucursal de Córdoba, que está más loco que yo y le digo: “Mira Ariel, quiero hacer horario corrido”. “Bueno Liliana, el mes que viene hacemos”, me dice. Hicimos una reunión con los chicos y empezamos en septiembre del año pasado. Creo que eso nos ayudó muchísimo a la crisis que se soportó, y mitigar el impacto de la gran inflación que hubo desde agosto”, explica. 

Ahora el objetivo es cerrar a las 22. “Por lo menos en el verano, porque la misma sociedad lo necesita y pide”.

Nuevos horarios, más ofertas y una atención preferencial. Para celebrar los 25 años, la sociedad que conforman Néstor Segovia, que es el socio gerente, Bruno Branchessi, Alba Segovia y Santiago Saracho, analiza la apertura de un nuevo local. “Tenemos la idea y nos piden los clientes. Y entre misioneros nos cuidamos”.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*