Mesa Forestal: ganar mercados y que Misiones sea protagonista en la “Vaca Verde”

El complejo forestal argentino generó exportaciones por 691 millones de dólares en 2019, apenas el 1,1 por ciento del total. El 53,8% de las exportaciones correspondió a productos celulósicos-papeleros (principalmente pasta química de madera de conífera, papel y cartón); 25,6%, al sector maderero (madera aserrada de pino, madera de conífera perfilada y madera en bruto de pino); y el 20,4% restante, a otras exportaciones forestales (mayoritariamente extracto de quebracho). 

De eso, Misiones vendió al exterior por 130 millones de dólares producidos por el complejo forestal, dominado por la pasta celulosa, con una caída de 21,6 por ciento y apenas 19 por ciento del total del complejo forestal. 

Misiones es la provincia con mayor extensión forestal y la de mayor cantidad de industrias, pero, coinciden empresarios y especialistas, todavía tiene mucho por aportar en empleo y divisas. Sobre ese tópico giró el primer debate de la Mesa Forestal que puso en marcha el Gobierno de Misiones con el objetivo fortalecer el sector, generar divisas y empleo. 

El gobernador Oscar Herrera Ahuad fue terminante: “Quiero resultados en 30, 60, 90 días”, puso plazos. Los resultados saldrán de la sinergia entre sector público y privado y las directrices que emanen del flamante Instituto Forestal, cuyo director es el abogado Hugo Escalada -autor de la ley que creó el organismo-.

Pero hay mucho por hacer. Hay mucho potencial, pero escasa cooperatividad, hay mucha industria, pero con tecnología vetusta y escasa uniformidad para atraer a grandes mercados. La falta de uniformidad se refleja en que no hay un mercado exportador sólido. Las exportaciones de madera y su manufactura tuvieron su pico en 2006, con 67,3 millones de dólares en madera aserrada. Dos años antes fue el mayor volumen exportado con 207.640 toneladas de madera aserrada. 

Con relación a la pasta celulosa en 2010 las exportaciones ascendieron a 179.551.000 dólares, siendo este el mayor volumen exportado en términos FOB entre 2000 y 2018. En cuanto a las toneladas exportadas, las estadísticas arrojaron como resultado que la mayor magnitud se reflejó en 2002 con 256.401 toneladas exportadas de pasta celulosa. 

“Queremos cambiar el paradigma”, define Escalada en una entrevista con Economis. Ese cambio de paradigma implica que se sume valor agregado y que no se dependa exclusivamente de la pasta celulosa. Eso permitiría multiplicar ingresos y generar empleo. 

Con esa premisa nació el Instituto Forestal, para lograr que Misiones, es uno de los actores principales de lo que el sector bautizó la “Vaca Verde”, realmente sea protagonista de un nuevo tiempo. 

Hay consensos en que es necesario potenciar el sector. El presidente de la Federación Argentina de la Industria de la Madera, Román Queiroz, destacó la convocatoria del Gobierno de Misiones a definir puntos de acuerdo. El titular del Colegio de Ingenieros Forestales, Jaime Ledesma, asegura que “la respuesta global a la triple crisis de salud, cambio climático y biodiversidad, necesita de los bosques y una explotación sustentable”.

“La institucionalización de la Mesa Forestal presidida por el Gobernador, con la participación de los distintos actores institucionales, productivos, industriales, gremiales y profesionales  de la cadena forestal, como ámbito participativo sectorial para la construcción de política forestal y de articulación de accionar  gubernamental, es una iniciativa que felicitamos y acompañamos decididamente”, indicó Ledesma. 

Escalada advierte que uno de los principales problemas de Misiones es que la industria debe actualizar tecnología y garantizar uniformidad para la producción en escala. En la balanza pone como elementos positivos el expertise acumulado y contar dos facultades vinculadas directamente, como Forestales y Artes. Considera que el diseño puede cambiar el uso de la madera con muebles de calidad, pero también viviendas. También generar nuevos usos para la madera, desde chips hasta tarjetas bancarias. 

“Es fundamental la generación de políticas y contar con un directorio activo, al que se sumarán referentes de las empresas, la industria y la Universidad. Debemos apostar a la asociatividad para bajar los costos y apuntar a cubrir la enorme demanda que todavía hay en el mercado interno”, explica Escalada. No le falta razón. El país importa madera y muebles. 

Escalada apunta a que Misiones ya tiene un largo recorrido en materia forestal y puede aprender de los errores y dejar de lado lo que no funcionó. ¿Es necesaria una pastera más?, pregunta Economis. “No es lo que más empleo genera ni genera una distribución geográfica de la renta. Pero sí debemos atraer nuevas inversiones”, responde.

También diferencia el mercado misionero del de otros lugares del mundo. La tasa de crecimiento de la madera en Misiones es atípica, con menos de una década para su explotación. Y la provincia cuenta con infraestructura para la carga o energía -que debe mejorarse- para la operatividad de los aserraderos. Eso no sucede, por caso, en Corrientes, donde no hay tantas rutas para el transporte ni industria para aprovechar las extensas plantaciones. Corrientes, con la enorme expansión forestal, exportó en 2019 apenas por 32 millones de dólares con un crecimiento del 6% y la participación de 18 empresas exportadoras que vendieron madera rolliza de pino, varios tipos de madera, madera aserrada, transformación, molduras, tableros. “El sector debe organizarse para mostrar todo lo que tiene. También aprovechar el momento y la posición geopolítica”, apunta Escalada. La confrontación China-Estados Unidos abre una oportunidad para satisfacer la demanda de madera del gigante asiático. También el potencial ambiental que tiene la forestación. “Desde la crisis del coronavirus, la palabra sustentable estará en todos los acuerdos comerciales y de eso en Misiones sabemos mucho”, argumenta.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password