Misiones: amplio triunfo del oficialismo en la primera elección provincial en pandemia

Por Milva Carlino, integrante de la Red Federal de Investigadores Electorales de CIPPEC. Docente de la Universidad Nacional de Misiones. (*)

El domingo Misiones inauguró el calendario electoral y se convirtió en la primera provincia de la Argentina en celebrar elecciones legislativas provinciales en contexto de pandemia.

Con una destacable tarea del Tribunal Electoral en la organización de los comicios, se cumplieron los protocolos sanitarios que abarcaron desde urnas impermeabilizadas, sobres con cierres autoadhesivos y barreras de protección acrílicas para las autoridades de mesa, hasta entregas de barbijos quirúrgicos a ciudadanos y ciudadanas, además de la presencia de promotores de salud para cuidar el cumplimiento del distanciamiento y la sanitización de manos entre electores.

En el marco de una jornada -que duró hasta las 19- se eligieron 20 diputadas y diputados para la renovación parcial de la Legislatura provincial y la mitad de bancas de concejales en 10 localidades, además de convencionales constituyentes para 2 de Mayo y San Pedro, y la figura del Defensor del Pueblo en Oberá.

Tal como se esperaba, la participación electoral fue baja, de alrededor de 59,5%, afectada no solo por la situación de la pandemia sino también por inclemencias climáticas que azotaron todo el territorio provincial hasta pasada la media jornada del domingo. Esto generó dificultades para el traslado fundamentalmente de la población rural, que representa el 26% del padrón. El porcentaje de votos en blanco fue cercano al 5,2%, similar al evidenciado en elecciones previas.

Para la elección legislativa se presentaron 10 listas, de las cuales tres frentes lograrían tener representación parlamentaria. La fragmentación se mantiene respecto de elecciones pasadas, aunque se incorporan nuevos partidos al mapa electoral. Además, por la ley de paridad, las listas a diputados intercalan candidatos y candidatas en sus conformaciones, pero solo una de ellas fue encabezada por una mujer.

El Frente Renovador -que gobierna la provincia desde el surgimiento del espacio político en 2003- resultó el claro ganador de la contienda con el 46,5% de apoyos, cifra que superó su performance para elecciones de medio término, que promedia el 42%. En segundo lugar, se consolidó Juntos por el Cambio (estructurado alrededor de la UCR, el PRO y el puertismo) como principal fuerza de la oposición con el 27,7% de adhesiones. En un alejado tercer lugar quedó posicionada la alianza entre el partido provincial Agrario y Social y el Frente para la Victoria, con el 14,3%.

Con el desdoblamiento de las elecciones, el Gobierno logró que los temas de agenda se localizaran, lo que permitió plebiscitar las gestiones provinciales y locales y sacar partido de los elevados índices de aprobación ciudadana, tanto en general como puntualmente acerca del manejo de la pandemia.

Las políticas sanitarias y las cuentas ordenadas en materia económica han sido los ejes temáticos en los que se basó la propuesta oficialista. Juntos por el Cambio puso el acento en la vacunación acelerada antes de los comicios y en la necesidad de equilibrar el poder provincial.

Si bien el oficialismo local actúa como aliado del Frente de Todos, toma distancia con respecto a los alineamientos nacionales, y fortalece al “misionerismo” como sustento simbólico y discursivo, anclado identitariamente por fuera de la grieta y en defensa de los intereses de los misioneros. Por ello, no resulta conveniente intentar hacer una lectura nacional de estos resultados.

Así, el FR obtiene 11 de las 20 bancas en juego, lo que le permitirá mantener su amplia mayoría en la legislatura provincial. El frente Juntos por el Cambio retiene 6 bancas, y el Frente Agrario y Social para la Victoria alcanzaría 3.

La ventaja que el FR suele obtener en las elecciones a gobernador se reduce en las legislativas. El margen de victoria entre primero y segundo está condicionado por el impacto de la ley de lemas vigente a nivel municipal sobre la elección provincial. Cuando se intensifica la competencia al interior del frente en el ámbito local, se amplía el caudal electoral. En esta ocasión, solo 11 de los 77 municipios tuvieron competencia local.

El oficialismo se impuso en todo el territorio, a excepción de Oberá, donde Juntos por el Cambio lo superó por una mínima ventaja. También en Posadas, la capital de la provincia, el desempeño de la segunda fuerza ha sido competitivo: quedó a 3 puntos del oficialismo en la sumatoria de sublemas.

El FAySV tuvo buena performance en las localidades agrarias de la zona centro y noreste de la provincia -base electoral del PAyS- y en Eldorado, de donde es oriunda la diputada nacional Cristina Brítez, principal referente del FdT.

Mención especial merece el resultado obtenido por el Partido Obrero, 3,6%, que estuvo cerca de obtener un escaño. De las otras 6 listas que participaron de la competencia, solo dos obtuvieron más del 1,5% de los votos.

Como parte de la implementación de tecnología en los procesos electorales, la localidad de Candelaria votó a través del sistema electrónico VO.CO.MI. (Voto Codificado Misiones) y no se registraron inconvenientes.

Desde el punto de vista organizativo, Misiones superó exitosamente esta primera experiencia electoral en contexto de pandemia, que seguramente servirá como modelo para la organización de otras elecciones en el país. Desde el punto de vista sanitario, más allá del cumplimiento de los protocolos establecidos, aún tendremos que esperar dos semanas para evaluar si la cantidad de casos de Covid-19 aumenta.

(*) La opinión de la autora no refleja necesariamente la posición de todos los miembros de CIPPEC.

Milva Carlino

Noticias del Autor: 3 Posts

Politóloga, Maestranda en Estudios Electorales. Docente e investigadora UNaM. Dirige la Consultora Quórum.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password