Misiones y Río Grande do Sul harán su propia cumbre mercosureña

“Hay que reubicarse en el mundo. La irrupción de Trump cambió la geopolítica y es un buen momento para romper el eje de las cancillerías”, reflexiona el jefe de Gabinete, Adolfo Pischik, quien viajó a Río Grande do Sul para organizar la visita a Misiones del gobernador de ese estado brasileño, José Ivo Sartori, quien el 14 de marzo traerá a buena parte de su gabinete para una reunión con el Gobierno misionero.

La visita es una consecuencia del viaje del gobernador Hugo Passalacqua a Brasilia, donde acompañó al presidente Mauricio Macri a una cumbre con Michael Temer. Allí Passalacqua dialogó con Sartori y se pusieron de acuerdo en profundizar los vínculos entre Misiones y Río Grande do Sul, uno de los estamos más ricos del sur brasileño. Se dará apenas unos días después del regreso del Gobernador de una gira por Washington, en Estados Unidos, donde expondrá sobre el potencial productivo de Misiones con el objetivo de captar inversiones.

Passalacqua le asignó prioridad a ese encuentro con Sartori y varios de sus ministros, que compartirán una mesa de trabajo con sus pares provinciales para intercambiar visiones y evaluar trabajos conjuntos o intercambio comercial. Se trabajará sobre seguridad, agricultura, agricultura familiar, cuidado del medioambiente y el sistema de alerta temprana para eventos climáticos, que bien puede servir como mecanismo de prevención de desastres de ambos lados de la frontera. La Federación de Industriales de Río Grande también confirmó su presencia,  además de legisladores que tendrán encuentros paralelos con los diputados locales.  

Una alianza estratégica con Río Grande do Sul tiene una enorme relevancia. Además de ser uno de los estamos más ricos del sur, tiene 11,29 millones de habitantes. En la cumbre de Brasilia ambos gobernadores coincidieron en la necesidad de contar con dos nuevos puentes que unan ambos estados sobre el río Uruguay. Passalacqua también puso sobre la mesa la utilidad del puerto de Posadas para ser utilizado por los exportadores del vecino país, como vía de acceso al puerto de Buenos Aires.

“Es una oportunidad de romper el eje de las cancillerías y potenciar un Mercosur más real. Con Río Grande compartimos aspectos culturales que facilitan mucho las cosas”, indicó Pischik.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password