Mundial Rusia 2018: Argentina no pasó la prueba del debut y empató ante Islandia

Argentina debutó en la Copa del Mundo con un pálido empate 1-1  ante Islandia, que hizo su estreno en competencias mundiales. El “kun” Agüero puso en ventaja a la “albiceleste” y rápidamente Alfred Finnbogason selló el empate que marcó la apertura del Grupo D. Messi falló un penal en el complemento.

Sin brillo, inconexos, falta de elaboración y coordinación en el tándem Mascherano – Biglia  y en la zona defensiva, serán aristas a mejorar de cara los próximos partidos para lograr acceder a los octavos de finales de la máxima competencia futbolística mundial.
El nerviosismo en los primeros minutos fue llamativo, sobre todo por las imprecisiones en la última línea. Lejos de mostrar fluidez en la gestación de fútbol, Argentina era predecible en cada avance ante un equipo ordenado, férreo y práctico. Además evidenciando los desacoples defensivos,  los “Vikingos”, cuando propusieron, lastimaron seriamente.

De todas maneras, por peso propio en la calidad individual y técnica en los jugadores argentinos, llegaría la apertura del marcador en los pies de Sergio Agüero. El “Kun” capturó un intento de Marcos Rojo y con una gran maniobra sacó un zurdazo imposible para Hannes Halldórsson que se transformó en el primer gol del delantero en Copas del Mundo.

Sin embargo la alegría duró poco tiempo, ya que a los 22′ los islandeses llegaron a la igualdad. Wilfredo Caballero no retuvo un buscapié y Alfred Finnbogason con el arco a disposición puso el juego 1-1.
En el segundo tiempo, el rendimiento de varios jugadores fue en aumento. Maxi Meza participó de la elaboración juntándose con Messi, aprovechando las trepadas del “Toto” Salvio por el sector derecho. Tal es así, que al hombre de independiente le cometieron el penal que finalmente Messi dejó en las manos de Halldórsson cuando transcurría 64’ de partido.

Los cambios que propuso Jorge Sampaoli, juntamente cambiaron la fisonomía del equipo. Banega (ingresó por Biglia) le dio más fluidez al mediocampo; además el trabajo de Mascherano creció al momento de la recuperación. En tanto que Pavón (por Di María) aportó frescura y decisión en los metros finales. En la primera que tuvo, encaró y lo derribaron adentro del área pero el árbitro polaco, Szymon Marciniak le recriminó simulación. Si se utilizaba el VAR (árbitro asistente de vídeo), el desenlace final hubiera sido distinto.
En los minutos finales, el equipo se mostró más “messidependiente” que nunca. Cada acción se lo buscó con el objetivo de sacar una pincelada de distinción que acostumbra para poder romper con el cerrojo casi perfecto que mostro Islandia en su “primera vez” en la historia de Copas Mundiales.

A priori, fue el rival más débil del Grupo B, ahora vendrá la Croacia de Luka Modric y Rakitic, figuras del Real Madrid y Barcelona, respectivamente el próximo jueves 21 a las 15 horas. Finalmente la dura Nigeria el martes 26 también 15 horas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password