Mural homenaje a Charly García en la terraza de su propio edificio

El artista Tian Firpo, que inmortalizó los retratos de numerosos cantantes argentinos en las persianas de comercios del barrio de Palermo, estrenó un impresionante mural que bautizó “Avenida Charly García”, en la terraza del edificio de Coronel Díaz y Santa Fe donde vive el músico homenajeado, un piano de nueve metros por siete, réplica del que se utilizó para grabar “Yendo de la cama al living”, lema del aislamiento por pandemia.

“Siempre me movilizó la idea de que la Avenida Coronel Díaz se transforme en Av. Charly García, tal como el mismo Charly propuso en algunas notas”, fueron las palabras con las que Firpo presentó, en sus redes sociales, esta monumental obra que homenajea, en el alero de la azotea, al teclado Oberheim con el que el ex Serú Girán grabó en 1982 la intro del mencionado tema.

Hay también una partitura (sobre el borde que separa la terraza del alero) con las notas musicales de la canción que da nombre al primer álbum solista del músico y que, para algunos, se transformó prácticamente en himno -como descripción perfecta- de aquel primer aislamiento obligatorio que dejó las calles de Argentina desiertas, y que algunos rebautizaron “Yendo de la cama al Twitter”.

Se trata de un homenaje lúdico, juguetón, de una idea que difícilmente pueda prosperar -la ley dice que no se puede designar calles con nombres de personas antes de haber transcurrido diez años de su muerte- y que sin embargo ya logró una petición en la plataforma Change.org para juntar firmas al respecto.

El mural fue planeado a lo largo de cuatro meses, pero fue pintado en tan solo tres días por Tian Firpo y Marcelo Ferrán, un vecino justamente del edificio, que pasó varias tardes de la cuarentena en esa misma terraza, hasta donde llegaban los sonidos de la guitarra o del piano, que puertas adentro de su departamento ejecutaba el musico de bigote bicolor, y que disparó la idea.

“Marcelo me llamó para preguntarme si me animaba a hacer algo en la terraza del edificio donde vive Charly hace 40 años. Al principio yo estaba muy dudoso porque me parecía una locura, un delirio. Después fueron pasando los días, nos fuimos juntando y le dimos forma. Entonces nos comunicamos con Mecha Iñigo, la novia de Charly, y la idea le encantó. Así que imaginate nosotros”, cuenta Firpo (Buenos Aires, 1978) a Télam.

Solo un par de tachos de pintura negra necesitaron ambos creadores para dar forma a este mural-homenaje en la terraza que balconea justamente el hogar del músico, y que una vez terminado fue difundido a través de un dron, un proceso que consistió en pintar teclas y notas musicales sobre el blanco propio del lugar, limpiado minuciosamente por ambos de manera previa.

Este artista ya había inmortalizado el retrato de Charly, pero también de muchos otros como Luis Alberto Spinetta, Mercedes Sosa, Sandro, Gilda y María Elena Walsh en los alrededores de Soler y Coronel Díaz, también en Palermo, en un itinerario imprevisto que fue surgiendo por pedido de los comerciantes del barrio para sus persianas.

“La esquina de la música” es un nombre espontáneo que Firpo otorgó a la intersección de las calles Soler, Coronel Díaz, Honduras y Mario Bravo, que reúne a algunos de los más destacados músicos argentinos, un paseo que para poder observar en su totalidad habrá que esperar al domingo durante el día -cuando todos los comercios cierran- o “cualquier noche, cuando bajan las persianas y los rockeros salen a tocar”, tal como poetiza el autor del recorrido.

– Télam: ¿Cómo nació la idea de este mural en homenaje a Charly?

– Tian Firpo: La idea no fue mía, surgió de Marcelo Ferrán, que vive en el edificio de Charly. Entonces en la primera parte de la cuarentena, la más dura, se la pasó en la terraza con su hijo y su mujer para no estar encerrados. De tanto tiempo estar ahí y escuchar a Charly tocar el piano, tocar la guitarra, se le prendió la lamparita. Dijo: este es un espacio único para aprovechar. Porque es bastante raro convivir con una estrella tan grande como Charly. En eso me llama por teléfono para ver si me animaba a hacer algo. Yo al principio estaba muy dudoso te diría porque me parecía una locura, un delirio. Después fueron pasando los días, nos fuimos juntando y haciendo reuniones ahí en la terraza y le dimos forma. En un momento llegamos a un resultado que dijimos “bueno, parece que esto tiene pies y cabeza”. Ahí Marcelo se comunicó con Mecha, que es la novia de Charly, tuvieron una reunión, le mostró la idea en un papel que habíamos dibujado e impreso, y Mecha se prendió fuego. Así que imaginate nosotros.

– T: ¿Por qué eligieron la canción “Yendo de la cama al living”?

– TF: La canción fue clave porque el mural fue pensado en este contexto que estamos viviendo de la pandemia, entonces apenas comenzó la cuarentena era como que todo el mundo estaba “yendo de la cama al living” era prácticamente un slogan del momento. Y además nos pareció también muy adecuado porque “Yendo de la cama al living” era lo que estaba sucediendo ahí abajo. Él iba de la cama al living justo abajo de donde estábamos nosotros. Además nos cerraba mucho la idea, porque hacer el teclado en el alero es como si lo estuviera cobijando a Charly. Fue ahí que, investigando, supimos que el teclado que pintamos era el que había usado para ese disco en 1982. Las cosas se fueron medio organizando solitas.

– T: Contaste en tu Instagram que el día que están subiendo a la terraza para pintar pasó algo inesperado…

– TF: Sí. ¿Viste cuando te subís al ascensor y antes de que llegues a apretar el botón te llaman? Marcelo me dice “me parece que nos llamaron de arriba”, y se empieza a reír. Y se detiene el ascensor justo en el piso de él. Estaba ahí el maestro con sus partituras esperando el ascensor y yo me quedé… no sé cómo decirte. Fue lo que necesitaba que pase.

– T: Esto trascendió muchísimo en redes. ¿Cómo reaccionó Charly García?

– TF: Mecha lo llamó a Marcelo el mismo día que lo presentamos y se escuchaba a Charly de atrás que estaba encantado. Dijo que le había gustado todo: el teclado, la partitura, la versión de la canción que acompaña el video y que tocó el músico Mauro Conforti, la Avenida Charly García, y que con todo gusto nos recibiría próximamente.

– T: ¿Y el nombre del mural, Avenida Charly García, cómo surgió?

– TF: Es algo que él dijo en algunas entrevistas. Charly la siente propia la avenida, la siente como su lugar en el mundo. Y lo que pensamos con Marcelo es que Charly no es un músico más, es uno de nuestros músicos más importantes. Y este mural es un abrazo a Charly por todo lo que nos dio.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password