Noche de vinos y quesos en Patanegra Terminal Gourmet

Una cálida noche en el centro de Posadas ambientó un escenario ideal para la velada de degustación de vinos que se desarrolló en Patanegra Terminal Gourmet. El evento estuvo a cargo del sommelier Matías Fraticelli quien presentó cuatro vinos de la bodega Lorca Foster, una empresa radicada en el Valle de Uco, una de las zonas vitivinícolas más importantes del país.

“Tenemos la suerte que el mercado posadeño está ávido y atento de tener este tipo de eventos y que pudimos combinar con la gente de Bagu que están recientemente en la ciudad con su restaurant Patanegra”, explicó Fraticelli, minutos antes de empezar la presentación. “La actividad se podrá realizar gracias a un enorme esfuerzo del hotel, para que las grandes bodegas se fijen en nosotros, nos den mercadería y las comodidades para que nosotros podamos seguir trabajando y desarrollando la actividad del vino acá en Misiones, donde hay mucha gente muy interesada en los últimos años”, agregó.

A minutos de que el reloj marque las 21 horas, luego de ultimar detalles con el encargado del local y los meseros que se encargaron de la distribución de las tapas y los vinos, empezó la actividad. Con un carisma propio de quien decide adueñarse de la noche, Fraticelli se presentó ante los participantes que se acercaron al restauran a aprender un poco más sobre vinos.

La cata empezó con un torrentés típico, sin madera pero con mucha fruta, algo que resulta bastante floral. Entre sus tipicidades está el no tener peso, por lo que resulta una bebida muy liviana en la boca, fácil de tomar y con una acidez marcada. Durante la presentación, Fraticelli explicó las bondades del vino y unas recomendaciones para disfrutar mejor de la bebida.

La siguiente botella fue un rosado malbec, también fresco y floral. El queso que acompañó a esta bebida fue un brie que estuvo estacionado por 24 meses y que se pidió exclusivamente para la degustación. “Es muy difícil, casi imposible de conseguirlo por acá”, explicó Fraticelli que se encargaba de parar cada tanto para despejar la duda de los comensales presentes.

Luego de una pausa donde Fraticelli interactuó de manera más personalizada con cada asistente del evento, llegó el turno de los tintos. El primero de esta segunda etapa fue un Ópalo Malbec del 2017 sin madera, lo que hace es que no tenga el tanino de la madera influyendo en el vino, en la uva. Esto produce que el consumidor pueda disfrutar de una bebida que es cien por cien vino, jugo de uva, macerado y fermentado. Durante la presentación de esta botella, explicó detalles técnicos de las botellas, la necesidad de hacer respirar el contenido de la botella y cómo evitar la oxidación de la misma.

El último fue un Ópalo Malbec del año 2014 que tiene ocho años en botella. También es un vino sin madera, con una graduación de alcohol alta de 14,5. Es un blend que tiene 30 por ciento de malbec, 20 por ciento de cabernet, 10 por ciento de Syrah 10 por ciento de Petit Verdot. Antes de culminar la velada, Matías se contactó con su colega David Chame, que realizaba la misma actividad en simultánea en el local Patanegra de Posadas.

Al finalizar la actividad los comensales que quedaron a cenar, participaron del sorteo de dos botellas de la bodega otorgados por la empresa que colaboró con la actividad.  

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password