Noticias interesantes del agro

      El Ministerio de Agroindustria autorizó la liberación al mercado agrícola local de tres nuevos organismos vegetales genéticamente modificados (OGM): un maíz de Syngenta , otro desarrollado por Dow Agrosciences y una variedad de soja de la firma Bayer. Argentina acumula ahora un total de 46 OGM desde que en 1996 concedió autorización a la primera soja RR, resistente al herbicida glifosato, desarrollado por Monsanto. En el caso del Maíz de Syngenta , confiere al cultivo resistencia a ciertos insectos lepidópteros y tolerancia a los herbicidas glifosato y glufosinato de amonio. La soja de Bayer cuenta con resistencia a los herbicidas glifosato y glufosinato de amonio.  Si bien estos nuevos OGM permiten una cosecha más segura y cuantitativamente más productiva, existe una controversia sobre los efectos genéticos que producen en el ser humano y animales que la ciencia aún no ha podido dilucidar con certeza.
       La molienda de cereales tiene una mejor performance por los aumentos registrados. En el caso de la molienda de trigo se procesaron 442.983 toneladas, un volumen 2% mejor que en el 2017, aunque aún siguen lejos de los volúmenes de 2012 (503.000 toneladas). En el caso de Maíz, la perfomance fue notablemente mejor, al industrializarse 495.537 toneladas y convertirse en un volumen record para el primer mes del año. El grueso del crecimiento se explica por la industria del balanceado que pasó de 270.000 a 304.000 de un año a otro. Como venimos sosteniendo en varios artículos publicados con anterioridad, destinar un 30% de la harina de soja con un agregado de 70% de maíz para producir alimento balanceado y dedicar el mismo a la cría de peces, pollos, cerdos y ganado vacuno, nos permitiría multiplicar varias veces el valor de nuestra producción y dar trabajo a cientos de miles de agricultores. Lo que haríamos es suplantar lo que hacen los chinos con la soja que nos compran, la convierten en carne y multiplican su valor. (Ver artículo “Los chinos no comen soja”). 
          El sector de Economías Regionales  de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Cámara Riojana de Productores Agropecuarios (CARPA) organizaron un encuentro con productores agropecuarios de Cuyo y el Noroeste argentino para evaluar los inconvenientes que hoy atraviesa el sector: Altos costos laborales, energéticos, logísticos e impositivos, entre otros, fueron los puntos que señalaron desde el sector privado. Asimismo manifestaron su preocupación ante la creciente importación de vinos, tomates y especias. Asimismo señalaron la difícil situación las producciones electro dependientes  como la vitivinicultura, la olivicultura y la fruticultura de la región, en los que, en el periodo comprendido entre enero de 2016 y el mismo mes del 2018, las tarifas eléctricas han promediado una suba de más del 650%.
          No todo lo que brilla es oro. Los Grobo y Agrofinia, firmas del empresario Gustavo Grobocopatel muestran pérdidas en sus balances presentados a la Comisión Nacional de Valores (CNV). Su situación financiera en un patrimonio de u%s.39 millones, deuda financiera de u$s.237 millones con una carga de intereses de u$s.23 millones. Se estima que la deuda consolidada llegue a u$s.290 millones. Los resultados al 31 de diciembre pasado, muestran que por ventas tuvieron un ingreso de $4.400 millones, donde tuvieron que afrontar una pérdida de $454 millones. Su principal cultivo es la soja y las retenciones a la misma en nuestro país es del 32%, lo que incide en la rentabilidad de las operaciones. Los Grobo tienen una satisfacción económica en sus operaciones de Bolivia y Paraguay, donde un proyecto de gravar a la soja con un 5% de retenciones, puso el grito en el cielo de los productores por el que el gobierno tuvo que desistir de la imposición.

Miguel Schmalko121 Posts

Consejero y ex presidente de la Federación Económica Brasil, Argentina, Paraguay (FEBAP) y ex presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Misiones (CACEXMI)

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password