Novedosa iniciativa de la Fundación Zbikoski que busca poner en práctica aquello de “dar la caña y enseñar a pescar”

Compartí esta noticia !

La Fundación Eduardo Zbikoski acaba de lanzar la propuesta más ambiciosa en sus pocos años de vida: puso un predio de ocho hectáreas en pleno centro de Garupá para crear una huerta comunitaria única en la Argentina que busca convocar a familias para que planten sus propios alimentos. También dispondrá de semillas, herramientas y capacitación técnica.
En otras palabras, dará la caña, conseguirá el barco y enseñará a pescar. Lo único que se pide es que la gente ponga su tiempo y sus ganas.
La inédita iniciativa tiene varios objetivos. El primero, ayudar a las familias que más lo necesitan en estos tiempos de crisis para que produzcan sus propios alimentos. El segundo -y más ambicioso-, recuperar la cultura del trabajo. El tercero, fomentar la solidaridad porque, las familias tendrán que donar un 20 por ciento de su producción para comedores escolares. El cuarto podría ser: demostrar que Misiones tiene capacidad para lograr la soberanía alimentaria.
Se podría decir que el Parque Productivo Casimiro está también inspirado en las misiones jesuíticas, porque el sistema tendrá un funcionamiento con algunos puntos en común que incluso es destacado por los responsables de lanzar la iniciativa.
La puesta en marcha del Parque se presentó hoy con una conferencia en al Casa de Gobierno donde estuvo Susana Fontana, representante de la Fundación Eduardo Zbikoski y Marta Ferrerya, la ministra de Agricultura Familiar, que también co-gestionará el predio junto a la organización.
¿Cómo funcionará el Parque Productivo Casimiro? El predio, ubicado sobre la Avenida de Las Américas, en pleno acceso al centro de Garupá y cerca de la ruta 12, está dividido en 420 parcelas. Las familias, pero también las organizaciones como un centro vecinal o una escuela, deben anotarse en la página web de Agricultura Familiar. Aquellos que resulten seleccionados se les dará asistencia técnica, semillas y deberán aportar su trabajo para cultivar su propia parcela.
“La idea es que en 45 días desde que comience el trabajo ya puedan cosechar los primeros frutos”, dijo Fontana.
Cada individuo, familia u organización a la que se le asigne una parcela deberá comprometerse a trabajar y cumplir con determinadas tareas. Es importante destacar que no necesitan tener ningún conocimiento previo en temas de agricultura ni tampoco deberán hacer aportes de ningún tipo.
“Ganas de trabajar, lo único que pedimos”
“Solamente les pedimos que tengan ganas de trabajar”, señaló la ministra Marta Ferreyra en la presentación que se realizó esta mañana. El intendente de Garupá, Luis Ripoll, también acompañó el lanzamiento junto al titular del IFAI, Ricardo Maciel, y la diputada, Silvana Jimenez.
En diálogo con Economis, Fontana reconoció que esta iniciativa es la más ambiciosa que lanzó la Fundación Eduardo Zbikoski, que arrancó en el 2012, y tiene otros programas de ayuda a comunidades Mbyá en Santa Ana.
“No tenemos antecedentes que se haya hecho esto antes en la Argentina, pero si hay antencedentes en Europa, después de las guerras mundiales. Es ambicioso, pero confiamos en la gente, hay mucha gente que tiene ganas de trabajar y lo está necesitando, tenemos mucha fe en los misioneros, es gente de trabajo”, explicó.
CÓMO FUNCIONARÁ EL PARQUE PRODUCTIVO CASIMIRO
-Tendrá 420 lotes productivos
-El PPC otorgará herramientas, semillas, plantines y capacitación
-¿Quiénes pueden anotarse? Cualquier familia, individuo o incluso asociación. Requisitos: Mayor de 18 años. Manifestar interés en trabajar en la huerta. Aceptar un reglamento de conviviencia. Ser residentes de Posadas, Garupá o Candelaria.
-Modalidades: huerta chica (parcela 10 x 10 metros), autoabastecimiento familiar. Huerta mediana: 10 x 25 metros, autoabastecimiento y generación de excedentes. Huerta grande: parcelas de 20 x 25 metros, autoabastecimiento y generación de excedentes con fines de comercialización.
-Otras modalidades: Huerta Feliz: parecela terapéutica 20 x 25 metros para personas con capacidades diferentes, con canteros en altura. Subdivididas en tres sectores: niños, adultos y adultos mayores. Huerta Escuela: Parcela didáctica de 20 x 25 metros, para instituciones educativas. Huerta Planta: parcela invernadero, a cargo de asociaciones de adultos mayores. Huerta compartida: parecela de 20×25 metros, con modalidad mixta.
Qué se produce: Están destinadas a la producción de frutas y verduras para el autoabastecimiento, la contribución a comedores escolares y también la comercialización. Incluso, se dispondrá de un espacio en el predio para la comercialización.
-La Fundación Eduardo Zbikoski para esto cedió en comodato un predio de 8 hectáreas en Garupa.
-Una vez completado el ciclo productivo, los beneficiarios asumen el compromiso de donar el 20 por ciento de lo producido a comedores, merenderos, etc.

Te puede Interesar  Por el fin de semana XL, viajaron 2,2 millones de turistas y gastaron $106.197 millones

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin