COLUMNISTAS, POLITICA, Ultimas Noticias

Pautas cumplibles

Compartí este articulo en:

Asombrado, el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, escuchaba los detalles del trabajo en la Biofábrica misionera y el ahorro que podría significar en la producción el uso de hongos fungicidas que se están desarrollando en los laboratorios. Fue su primera visita a Misiones como encargado de las políticas ambientales y el primer contacto con la provincia a la que definió como el “ejemplo” en la protección de la biodiversidad. Horas más tarde, tras una reunión a solas con el gobernador Oscar Herrera Ahuad, fue el encargado de transmitir la primera señal “federal” del gobierno de Alberto Fernández: la Nación reconoció el dominio originario de los recursos naturales que tiene la Provincia y dará marcha atrás con la entrega que hizo del parque San Juan la administración de la Entidad Binacional Yacyretá a Parques Nacionales. 

Hasta que se resuelva el engorroso camino burocrático que significa desandar la cesión, la Provincia se hará cargo de la administración de la reserva de 5.600 hectáreas en Santa Ana y la Nación pondrá los recursos para la protección ambiental y los guardaparques. Será un territorio “federal”, bajo dominio misionero mientras se resuelve la cuestión administrativa y judicial. 

De este modo, Fernández cumple una de sus premisas. Ser “federal” y escuchar a los gobernadores y atender las realidades locales in situ y no en una oficina de Capital Federal. Es también reparar, un poco, la afrenta que significó la entrega de la tierra como si la Provincia no tuviera derecho al pataleo. Fue uno de los últimos gestos de desdén el sillón presidencial que ocupaba Mauricio Macri. 

Esa distancia es la que intenta acortar ahora Fernández, que ocupó lo que va de la gestión en buscar ordenar las cuentas y determinar el estado de situación con fidelidad. Todavía aparecen sorpresas como las cien mil netbooks sin entregar y “olvidadas” en un galpón. El resultado económico no deja lugar a interpretaciones y aunque la deuda domina cualquier análisis, todavía se siguen procesando datos del fracaso de los últimos cuatro años, con inflación récord, desplome de todos los indicadores y ventas por el piso. En la era Macri, en todas las provincias del NEA cayó el empleo privado y la más perjudicada fue Misiones, con 9 mil trabajadores menos que en 2015. 

Como contracara, crecía el endeudamiento a niveles exorbitantes, que condicionan no a esta gestión, sino al futuro de varias generaciones. La deuda es el tema central de la agenda hasta que no se logre una refinanciación con el Fondo Monetario Internacional, cómplice del sinrazón. 

Yo siempre les decía a todos, ‘cuidado, que yo conozco los mercados, que un día no te dan más plata y nos vamos a la mierda’”, dijo, desentendiéndose, una vez más, el ex Presidente. El relato de la presidencia de otro. ¿Pero quienes son todos? Su círculo de confianza fue varias veces ratificado y Marcos Peña, el apuntado como el responsable del rumbo político, se mantuvo incólume durante los cuatro años. Si son todos, es nadie. Lo cierto es que nadie se hace cargo del brutal endeudamiento de la Argentina, que se parece demasiado a un esquema de Ponzi, con la promesa de un futuro mejor, pero que se desarmó como un castillo de naipes y por el que hubo que recurrir a un salvataje del FMI a costa de todos los argentinos. 

El responsable de tamaña proeza fue premiado con un vistoso cargo internacional en la Federación Internacional del Fútbol Asociado. Macri ejercerá la presidencia de la Fundación Fifa que tiene como “objetivo contribuir a la promoción de un cambio social positivo”. Manejará un presupuesto inicial de 100 millones de dólares, pero además, la FIFA tiene el objetivo de recaudar, junto con socios de todo el mundo y de diferentes sectores, mil millones de USD para “invertirlos en programas educativos”.

Qué paradoja: durante la presidencia de Macri, el deporte social fue bastardeado por los tarifazos y su gestión dejó casi un 40 por ciento de pobres, con la mitad de los niños en esa condición. 

Eso es lo que hay que reparar. Si no hubiera una política económica en Misiones que amortigue las consecuencias de lo que llegaba de la Nación, la situación hubiese sido peor. Pero programas como el Ahora Misiones, el Ahora Góndola o el Ahora Pan, mantuvieron con vida a la economía y permitieron parar la olla. 

Pero no todas las provincias tuvieron la misma suerte. Por eso, el protagonismo de la Nación es fundamental en equilibrar las posibilidades. La tarjeta alimentaria será de gran ayuda a la mesa familiar con una inyección de recursos directa en la economía primaria -solo en Misiones son 325 millones mensuales para 123 mil beneficiarios-. Lo mismo sucederá con el subsidio al transporte público, ya que las provincias recibirán el triple de lo que fue diciembre de 2019. Para Misiones significan 81 millones de pesos mensuales, que servirán para contener el precio del boleto urbano por 180 días.

Al margen de la negociación de la deuda, la otra gran negociación que hay que seguir con atención es la recuperación de la paritaria docente. El Gobierno anterior se había desentendido de los salarios educativos y dejaba en manos de las provincias lo que podían o no pagar, profundizando una asimetría interna que hasta 2015 estaba cubierta con un adicional que garantizaba un piso salarial. 

El primer encuentro entre el ministro de Educación de la Nación y el debut del misionero Miguel Sedoff, titular de la cartera educativa local, junto a Rubén Darío Caballero, sucesor de Stella Maris Leverberg en la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones, fue apenas un tanteo de lo que cada parte está dispuesta a otorgar y ceder. “Fue un día de celebración para los docentes argentinos, que el gobierno nacional haya abierto nuevamente las instancias de diálogo con los defensores de los derechos de los trabajadores de la Educación es una señal esperanzadora”, expresó Caballero. 

De la paritaria nacional, específicamente en lo salarial, se espera recomponer el Fondo Nacional de Incentivo Docente, que no se actualiza desde 2016. También la determinación de un nuevo piso salarial (actualmente es de 20.250 pesos) y recuperar fondos nacionales como el ex artículo 9 que Nación no envió en los últimos cuatro años y actualmente se cubre con recursos de la Provincia.

“Celebro la recuperación de un espacio de diálogo”, coincidió el ministro de Educación. 

El acuerdo salarial que se alcance en la paritaria será fundamental para las otras negociaciones que tienen que encarar la Nación y las Provincias y define, al mismo tiempo, las expectativas de inflación para todo el año.Todavía no hay precisiones sobre el promedio esperado, pero la inflación récord de 2019 influirá en todas las discusiones.

Aunque se espera que se inicie una etapa de recuperación de la economía, Herrera Ahuad no se mueve un ápice de la política de austeridad: “Debemos ser ordenados y trabajar sobre pautas cumplibles”, indicó el Gobernador a los intendentes a los que reunió para transmitirle lineamientos de la implementación en Misiones del Plan Nacional Argentina Unida por Educación. El mandatario pidió creatividad e inteligencia para ejecutar los programas optimizando recursos y sumando capacitación a través de la Universidad Popular de Misiones.

Herrera Ahuad les indicó que más allá de poner a punto una escuela dando trabajo en su localidad con recursos de la provincia, “estudien la posibilidad de capacitar” a los trabajadores y señaló a la Universidad popular de Misiones como la mejor opción. Explicó que es la mejor estrategia para “capacitar a la gente beneficiaria de planes sociales que podrán tener un mayor ingreso” y al mismo tiempo continuar generando trabajo en sus municipios con mano de obra calificada.

El mensaje a los intendentes es central. Son momentos de reacomodamientos y en Misiones la política tiene varias referencias, con la Renovación y el Gobierno en línea directa con el Presidente, pero el peronismo también buscando sacarle rédito al hecho de ser oficialismo. No pasó desapercibido que Cabandié haya tenido en Misiones una intensa agenda de gestión, seguida por breves reuniones con el peronismo y una recreación del Instituto Patria en Misiones -que no le avisaron al ministro que fue creado para la ocasión-. Pero el peronismo vive también sus momentos de intensidad. La vieja dirigencia se ve amenazada por el neokirchnerismo que no respeta pergaminos ni trayectorias. Este sábado, durante la visita del ex presidente de Paraguay, Fernando Lugo, los cronistas se sorprendieron por las reuniones paralelas. Despreocupados de la gestión, por un lado la dirigencia del peronismo y por el otro, Cristina Britez y sus seguidores. 

El Gobernador seguirá buscando respaldos a Misiones tanto en la Nación como en el plano internacional. La agenda exterior tiene relevancia en la idea de gestión de Herrera Ahuad. Las reuniones con el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello y con la embajadora de Francia en la Argentina, Claudia Scherer-Effosse, marcan el pulso de los vínculos internacionales, con el medioambiente como eje. Esta semana Misiones tendrá nuevamente presencia en la agenda internacional: el Gobernador tendrá audiencia con el Papa en Roma, en una gira organizada por la embajada argentina en Italia y en la Santa Sede, además de la representación argentina ante la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*