¿Por qué la mirada femenina es tan importante en el mundo de la ciberseguridad?

Compartí esta noticia !

Ante la necesidad de convertir datos sobre amenazas en inteligencia, resulta fundamental una perspectiva diferente. En el mes del Día Internacional de las Mujeres en las TIC, es importante destacar que uno de los principales valores es la diversidad de miradas, experiencias y enfoques a la resolución de problemas en ciberseguridad. 

Esta diversidad de pensamiento puede ayudar a identificar soluciones más completas y creativas para abordar los desafíos de seguridad cibernética. Asimismo se pueden destacar las habilidades únicas que posean las mujeres, el pensamiento analítico y la gestión de riesgos. Estas capacidades resultan complementarias a las tradicionales en la industria y son fundamentales para lograr que los equipos de seguridad sean más eficientes y completos.

Según el informe Women in Cybersecurity de (ISC)2, hace una década las mujeres sólo representaban un total del 11% de los puestos de trabajo globales dentro del sector de la ciberseguridad. Cifras que para 2020 ya habían alcanzado el 24% de la fuerza total y que, gracias al esfuerzo imparable de miles de mujeres, hoy sigue aumentando.

“Es obligatorio que sigamos haciendo un esfuerzo concertado para reducir esta brecha de género y especialmente dentro del sector de la ciberseguridad, donde existe una enorme brecha de talento (independientemente del género). Cada granito de arena suma, sin gesto o acción demasiado pequeña para ayudar”, señaló Tatiana Bodini, vocera de Security Advisor, empresa regional que brinda hace más de 20 años servicios y soluciones en seguridad de la información.

¿De qué hablamos cuando hablamos de Inteligencia de Amenazas?

La Inteligencia de Amenazas, también conocida como CTI (del inglés “Cyber Threat Intelligence”), es definida por Gartner como “conocimiento basado en la evidencia, incluido el contexto, indicadores, implicaciones sobre una amenaza o peligro existente o emergente para los activos de TI”. En una definición más básica, podemos considerarla como el arte de convertir datos sobre amenazas, en inteligencia a través de una metodología denominada “ciclo de inteligencia”. 

Te puede Interesar  Un misionero, con rol clave en el satélite Saocom1B

Esta inteligencia, como producto final, permite tomar decisiones de seguridad más rápidas, más informadas y basadas en datos y cambiar su comportamiento de reactivo a proactivo en la lucha contra los actores de amenazas. En resumen, son datos que se recopilan, procesan y analizan para comprender los motivos, los objetivos y los comportamientos de ataque de un actor de amenazas, permitiendo prevenir o mitigar posibles ataques.

“Hoy en día, la industria de la ciberseguridad enfrenta varios desafíos: amenazas cada vez más persistentes y complejas, una cantidad diaria enorme de datos, junto a información sin procesar y falsos positivos, en múltiples sistemas de seguridad que no están interconectados”, señala David Perez, Service Manager de Security Advisor. Ante ese escenario es fundamental incorporar nuevas perspectivas para decidir qué priorizar y qué ignorar, y fortalecer así estas capacidades de observabilidad.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin