Producir frutillas con sistema de hidroponía: una alternativa actual y beneficiosa

Escribe Eugenia Galarza – Hace  aproximadamente unos seis años en Misiones se implementó  el cultivo en sustrato, cultivo sin suelo. A partir de ahí se ha generado una replica de varios productores en varios puntos de la provincia. 

“Hoy contamos con distintos referentes de la producción de frutillas en este sistema. Misiones tiene un clima diferencial inviernos no tan intensos, sino mas bien benignos y ahí también se prolongan las temperaturas hacia el verano, lo que permite este sistema de producción”, explicó a Economis Sergio Feversani, igeniero Agrónomo. extensionista, especialista en cultivos sin suelo. INTA, AER Oberá.

Esta modalidad de cultivo busca “tener una producción más extensa, más prolongada. Es decir, iniciar entre julio y agosto y se puede extender hasta marzo. Esto permite tener un plus diferencial”, explicó.

Recordó que generalmente las primeras frutillas que aparecen en la provincia se dan en los primeros días de junio, viene de las principales zonas productoras del país, y a partir de julio y agosto se suman las plantaciones locales.

“Las experiencias que estamos teniendo con éstos productores que llevan adelante el cultivo bajo cubierta es muy positivo ya que le permite cosechar fruta fresca y venderla inmediatamente garantizando su calidad”, indico Fervesani.

El mercado de la frutilla es un mercado que tiene hoy una alta demanda, no solo para consumo familiar fresco,  sino también para el uso de repostería.

Se trabaja con los productores con la fruta que va descarte ya sea porque tienen  alguna malformación o es pequeña. Esa fruta se procesa,  se hace una pulpa y se la congela de ahí, se vende como fruta o pulpa. Para que en el periodo en el que no hay producción fresca que seria entre mayo-abril se pueda disponer de esa fruta como para  comercializar en confiterías hacer jugos entre otros grandes etc.

“En Misiones estamos rondando entre los 10 y 15 productores a una escala chica mediana, y en otros casos a una escala grande, hoy ya hay 5 productores con un volumen importante que están vendiendo en distintos puntos de la provincia”, reveló el Ingeniero. 

Posadas sigue siendo el mayor centro de comercialización .

La fruta cosechada en el día y la puesta en los mercados zonales ofrecida al consumidor, se aprecia mucho más. Esto significa una buena alternativa para los pequeños cultivadores; poder disponer de ese producto fresco en distintas épocas del año.

Sistemas sin suelo:

En Misiones se puede lograr una producción con este sistema que es el de hidroponía donde se utiliza un sustrato. El sustrato es un material orgánico con el que se busca que la planta se pueda mantener firme fortaleciéndose. Así mismo, se busca que el material este disponible en la zona de cultivo para garantizar disponibilidad.

La producción de frutillas cómo filosofía de vida:

Orlando Ferris es un productor de la localidad de Garuhapé, que en conjunto con su familia lleva adelante este emprendimiento con mucho entusiasmo dando valor agregado a la cosecha. “Estábamos familiarizados con este cultivo y por razones de salud, debí dejar mi trabajo anterior y por recomendación médica de hacer algo que me guste. Fue entonces, que decidimos retomar esta producción pero con innovación.

Ya en el año 2017 fuimos investigando y aprendiendo acerca de la hidroponía, luego nos contactamos con ingenieros para aclarar las ideas. El sistema que utilizamos es semi-hidropónico en mesadas elevadas cargadas con sustrato que son el soporte de las plantas. Después de ver varios modelos; y teniendo en cuenta nuestros recursos, fuimos adaptando el sistema a nuestra medida económica”, contó Orlando a Economis.

La semi-hidroponía tiene varios beneficios. Desde la comodidad del trabajo para el productor, la sanidad de las plantas y sus frutos, reducción de gastos de agua, hasta de un 35 porciento, continuidad en cosechas y autosuficientes en cuanto a plantines. En la Producción de los Ferris no se utiliza agrotóxicos.  La producción es 100 por ciento agroecológica .

“Logramos tener cosecha durante todo el año. Actualmente son 10.000 plantas , pronto serán 12.000. hemos  logrado duplicar la producción  desde los inicios hasta ahora. En números estamos promediando los 40 kilos semanales, calculando las 52 semanas al año”, manifestó entusiasmado el productor.

Aunque algunos meses son mas productivos que otros se hace la diferencia entre enero hasta mayo, junio inclusive, en donde el precio se duplica a comparación de julio-diciembre.

Esta familia productora comercializa dese el mismo lugar  donde produce. ” Adaptamos como local de ventas una pequeña galería de la vivienda familiar. Tenemos clientes de toda la provincia y para su comodidad aceptamos trabajar con reservas telefónicas.

Hoy cuentan con producción fresca para ofrecer a los consumidores, cómo también productos envasados cómo mermeladas.

No todo es  color de rojo en la producción. A veces surgen inconvenientes que se deben resolver rápidamente. Ferris sostuvo que por ejemplo el agua de naciente es un recurso limitado por las sequías. Las altas temperaturas también son un problema para mantener a las plantas en optimas condiciones. “Hemos tenido picos de hasta 49 grados en los invernaderos. Lo importante es mantener a las plantas sanas, bien nutridas, para que sigan produciendo”, indicó.

Precio

Hoy el kilo esta a 600 pesos y hay días de oferta de 500 pesos el kg. Viendo desde la producción agroecológica, conviene por tener mucha demanda y muy buen precio. Gracias a este sistema utilizado, el precio se duplica en verano.

Desde el punto de vista del trabajador es muy sacrificado , por no haber días libres. Los números para la familia productora cierran cuando no se toman en cuenta las horas de trabajo. “Estamos entre cuatro personas para mantener en condiciones la producción. Hay veces que preferimos perder frutas hasta que las plantas generen sus propias defensas, antes de aplicar algún producto que deje residuo en el cultivo”, aclaró.

El periodo de plantación se lleva adelante en distintos meses. Febrero y Marzo. Luego en Junio-Julio y hasta diciembre, así se logran cosechas escalonadas.

Uno de los desafíos que se propusieron los Ferry fue poder producir en verano, algo que finalmente pudieron lograr hacer, esto es posible porque según la teoría, las plantas no cargan fruto cuando las temperaturas exceden los 35 grados.

Con el recurso humano actual están al limite de producción.

Faltarían tener en cuenta los costos. El litro de sustrato para poder producir en hidroponía ronda los 15 pesos. Ellos usan 1,7 litros por planta. Las canaletas las hacen con silo bolsa. Para la superficie que trabajan se necesitan uso 100.000 pesos en silo bolsas, mas un promedio de 150.000 pesos en las estructuras de cada invernadero que son tres. Alcanzan esta cifra porque ellos  construyen todo; además de preparar su  propio sustrato. 

Cada planta de frutilla vale 40 pesos cuando se compra directamente del vivero. Luego faltaría contar el costo de las estructuras de las mesadas con sus alambres, fertilizantes y biofertilizantes.

“Tenemos en cuenta la regla de las 3M: minerales, materia orgánica y microrganismos. Invitaría a más familias producir porque realmente se trabaja muy bien con la venta, incluso en los meses de temporada baja”, finalizó.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password