COLUMNISTAS

Propuestas económicas

Compartí este articulo en:

Más que un par, como me sugirió un apreciado amigo, van varias, expuestas sin un orden riguroso.

Nacionalizar el comercio exterior, para evitar maniobras de sub y sobre facturación, tan habituales entre los “eficientes” privados.

Fomentar el compre nacional, en todos los organismos estatales.

Nacionalizar las empresas de servicios públicos, evitando los abusos del tipo cometido por los “amigos” de Macri con las tarifas y la falta de inversiones.

Nacionalizar todos los peajes de rutas, aplicando sus utilidades para financiar nuevas obras viales.

Volver a poner en marcha los ferrocarriles, incluso cambiando sus trazados y unificando las trochas, para facilitar las interconexiones entre distintas líneas férreas.

Volver a crear una Flota Fluvial y recrear ELMA, para que los fletes del comercio exterior queden en manos argentinas. La misma ELMA (Empresa Líneas Marítimas Argentinas), debe tener a su cargo el servicio de cabotaje entre puertos marítimos argentinos.

Estimular el desarrollo industrial, poniendo énfasis en industrias de mano de obra intensiva y en las de tecnologías sensibles o de punta. Buscar financiaciones para obras de infraestructura de gran valor estratégico, como se habían conseguido en los acuerdos concretados con China y Rusia (no excluyente de otros países).

Dar impulso a obras hidroeléctricas y nucleares, para diversificar positivamente la matriz energética, modificando a la vez las aberrantes condiciones leoninas establecidas en los contratos estipulados a favor de los financistas que utilizaron las promociones a ultranza de las mal llamadas “energías limpias”, como la eólica y la solar.

Decidir las ejecuciones de grandes obras públicas, en función de sus importancias estratégicas y geopolíticas.

Apoyar los desarrollos tecnológicos propios.

Estimular la instrucción pública en todos los niveles, así como la salud pública.

Poner en vigencia el ITAEA (Impuesto a las Tierras Aptas para la Explotación Agropecuaria), para evitar extensiones de campos improductivas, sancionando impositivamente a los dueños que no los ponen en producción.

El listado sigue.

Sé que varios ultra conservadores (u oligarcas contumaces), clasemedieros con ínfulas de oligarcas aspiracionales, y los milicos proceseros de altas graduaciones, con malicia o cerrazón mental, querrán descalificar esas ideas, calificándolas amañadamente de “comunistas”. Si no fueran tan “distorsivos” o carentes de fundamentos en sus apreciaciones, verían que no difieren mucho o casi nada, de las aplicadas en sus momentos por las potencias industriales “occidentales”, en base a las cuales se desarrollaron.

MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopoliticos

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*