Protocolo y estilo de una Primera Dama

Por Victoria Puppo, asesora de imagen. Las responsabilidades de una primera dama son sociales, comunitarias y debe participar de las actividades protocolarias de su esposo. Por ejemplo, viajes al extranjero, visitas oficiales, ceremonias propias del país.

Sin dudas, Juliana Awada, tiene un papel preponderante como primera dama argentina, de hecho, se la consideró la más elegante, y su visita a España fue  esperada. Juliana asegura que quiere “ser normal”, que la clave para seguir sintiéndose así aunque su marido, haya asumido la presidencia de la Nación es aferrarse a los afectos. En días de tanta exposición, se movió con naturalidad con el protocolo (cuentan que se sabía de memoria cada paso de los actos oficiales) y el hecho de prepararse para la ocasión no le quitó el sueño.

“Va a seguir arreglándose día a día con lo que se le presente, porque está acostumbrada a manejarse con ropa; no la asusta, no es un problema para ella”, cuenta Amelia Sabán, de Ménage à Trois, la firma que la vistió para el Colón.

 

Y acaso ahí esté la clave de su estilo: ese vestido off-white hasta los tobillos, en crepe, con escote en la espalda y cinturón de Zanotti, que usó para su primera gran gala, no fue un diseño hecho a medida. Juliana lo eligió hace un tiempo en la tienda y pidió que se lo reservaran para el caso de ganar Macri las elecciones. “Hay miles de diseñadores jóvenes y talentosos. Me gustaría poder vestirme con muchos de ellos, sobre todo en los viajes oficiales, para mostrarle al mundo toda la capacidad que tenemos los argentinos”, sostiene Awada.

 

En sus “looks” durante sus primeras veinticuatro horas como Primera Dama, la diseñadora de Awada, la empresa familiar de diseño, fue coherente con su habitual estilo: colores neutros, cero estridencia y cortes net. Para su debut en la asunción presidencial eligió una pieza de encaje off-white, que anticipa la colección invierno de Awada, con forro de seda natural, transparencias en escote y mangas, corte a la cintura y estricto largo hasta la rodilla. Los stilettos que usó con este outfit se los regaló una amiga y los accesorios son propios, como los diminutos y sobrios aros de brillantes. “Jamás me verán con ropa apretada”, asegura quien pretende ser embajadora de nuestro diseño en el mundo. A la hora de definir su estilo, Juliana dice: “Yo me visto muy tranquila. No soy compulsiva ni caigo en excesos.

 

Creo en esto totalmente, no usa muchos accesorios, tiene un físico privilegiado, pero por sobre todo tiene experiencia y es muy segura de ella misma.

De su presentación en España, solo queda felicitarla, los colores no eran iguales aunque puede pasar, formal sonriente, nada que decir , con respecto a la cena de noche debo decir que nuestra primera dama  por lejos se lució con un Gabriel Lage hecho para ella con encajes muy femenino , exigente tarea, con la que Juliana se lleva muy bien !!!! Me encanta que repita sus zapatos, que use jeans y se la vea fresca y cómoda en esa tarea.

 

Duelo de estilos

La primera dama se prepara desde hace meses para este día.  A finales de diciembre, su equipo se puso en contacto con Lage -quien ya la hizo descollar en su encuentro con Michelle Obama el año pasado-, para encargar un vestido de etiqueta que se ajustara a la moda europea sin dejar de lado el estilo personal de Juliana.

El resultado fue un magnífico diseño realizado sobre su cuerpo de tul labrado con apliques en hilo de seda realizados exclusivamente para este vestido, en color rosa, con tinte saturado con visón, de falda campana con un corsage armado sobre una transparencia nube. El vestido tenía además distintos tipos de piedras bordadas: cristales Swarowsky, mostacillas y un cristal partido, todas ellas en color plata y al tono con el vestido.

El color no fue caprichoso: entre las recomendaciones protocolares que recibió la primera dama se indicaba una gama particular de tonos claros. Ella finalmente se decidió por este tono de rosa. Completó su look con un clutch a juego, de la misma tela, todo bordado a mano por manos argentinas. 

Gabriel Lage contó cómo fue la confección de la pieza, una verdadera joya que en general lleva tres meses para realizarse, pero que él tuvo que hacer en un récord de dos meses. “Ella estaba feliz”, hicimos la prueba la semana pasada y lo recibió el lunes justo antes de viajar”, dijo exultante el diseñador. “Todo está hecho a mano. Tiene una base de género comprada, es un tul labrado. Luego, encima de ese género comprado, mandamos a hacer un hilo de seda. Esto se hace así: realizamos un dibujo con el diseño que uno quiere, en este caso hojas y búlgaros y algunas flores grandes. El hilo de seda se hace exclusivamente para el vestido, se pega sobre la base.

 Entonces el género es exclusivamente creado para ella. El color también está teñido a su gusto. La tela original es blanca con hilos plata. Al principio ella estaba entre los platinos pero se decidió por este tono que queda fantástico en Juliana”, detalló.

Según Lage, la línea elegida para el vestido se ajusta a las últimas tendencias en las capitales europeas de la moda: “Las faldas amplias, que no se llevan mucho en Argentina, es lo que más se está viendo en Europa. Esos trabajos a mano que crean una pieza en la costura también. Al no ser géneros comprados la pieza es realmente única”.

Aunque el diseñador también elogió mucho la elección de la reina diciendo: “me pareció fantástico que eligiera un vestido negro absolutamente clásico, muy acorde a su estilo, y que estuvieran tan distintas”, opinó-, adjudicó la razón del triunfo de Juliana en cada una de sus apariciones públicas a su increíble personalidad, sostiene: “La personalidad es lo que marca esa distinción con Juliana. Se maneja con un vestido de alta costura como si tuviera un jean y una remera, es alucinante.”

El look de Letizia

La reina, que eligió un color totalmente opuesto a la paleta que sugirió llevar a la primera dama argentina, el negro, dio cátedra de elegancia con un diseño de su modisto de cabecera, Felipe Varela.  Vestido entallado de terciopelo negro con cola, mangas largas y cerrado hasta el cuello, marcando a la perfección su esbeltísima figura. Pero lo que marcó un verdadero gesto que evidenciaba la importancia que le dieron los reyes a este encuentro fue la elección de las joyas: la reina usó una tiara de la colección de joyas de la Familia Real, que la reina Sofía reservaba para las grandes solemnidades y que Letizia nunca había usado hasta ahora. Se trata de la Tiara de Lis, emblema de los Borbones, realizada en platino y brillantes por la firma Ansorena. Completó el conjunto con unas pulseras gemelas de brillantes con historia: eran de la reina Victoria Eugenia y la última vez que se vieron fue en un retrato oficial de la reina Sofía, de 2007.

 

¿Qué dice el protocolo sobre el comportamiento para este tipo de acontecimientos?

 

Existen algunos detalles de comunicación que se debe tomar en cuenta:

1.-Cuando se realiza una presentación la manera adecuada es utilizar la siguiente frase:  Sra. de (apellido del presidente de la república).

2.- Sobre Oficial, Sra. de (apellido de su esposo)

3.- Saludo de la correspondencia, distinguida

4.- Introducir a un grupo: Sra. Nombre y Apellido Primera dama de…

Un equipo de asesores generalmente acompaña a los presidentes en todas las actividades relacionadas a su cargo, por ejemplo: Asesores de Imagen y moda. Detrás de la primera dama siempre van existir asesores que la orienten en cómo debe proyectar su imagen de la mejor manera logrando crear empatía en su país. Así también expertos en el área de la moda que estén claros en el tipo de outfits que deben llevar cada día, cada viaje y también saber lo que debe llevar o no dependiendo de la cultura del país que visitará. Por ejemplo: visita al Papa, los asesores de moda no solo deben saber de tendencias de moda sino de aspectos de protocolo sobre el tipo de prendas de vestir que deben llevar a determinadas encuentros.

 

Otros cargos la secretaria social, jefa de gabinete que desarrollan actividades de la casa Presidencial, desde almuerzos, reuniones y llevar la agenda del día a día. La primera dama es la anfitriona de casa presidencial y ella debe coordinar todo lo que atañe a tal actividad.

 

Posición de Protocolar:

Este es un aspecto importante a tomar en cuenta. La primera dama asimila la jerarquía o rango de su esposo a nivel protocolar. Ella por lo general va estar ubicada al lado izquierdo de su esposo. Es necesario acotar que esta ubicación cambia cuando se unen otros asistentes, personalidades. El orden de precedencias cambiará según la importancia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password