Rafael Pereyra Pigerl: “Veo a las cooperativas como un elemento de redistribución”

Cuarto en la lista de candidatos a diputado provincial dentro del Frente Renovador, el actual presidente de la CELO, Rafael Pereyra Pigerl diseña el trabajo legislativo que podría tocarle y se enfoca en algunos ejes como la violencia de género, la violencia familiar, el juicio por jurado, el fortalecimiento del sistema cooperativo entre otros.

Pereyra Pigerl, de 53 años, hace 28 que ejerce como abogado, y desde el 2003 integra la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, por decisión del entonces presidente, Néstor Kirchner. En una entrevista con Economis, asegura que esa experiencia que nació de un compromiso, le abrió otras puertas hacia el trabajo social.

¿Cuáles son las ideas que tiene en mente para la provincia?

Una de esas ideas es profundizar el trabajo para prevenir la violencia de género.  Apuntar a las víctimas, establecer una comisión entre los tres poderes del Estado y así como la provincia tiene una comisión de prevención de la tortura, contar con mecanismos para implementar políticas claras contra la violencia de género, violencia familiar, que no podemos obviar que existe. Entonces trabajar en ver cuáles son las causas y tratar de legislar, si fuera menester que la legislación actual no es suficiente. Creo además que un compromiso ineludible, es el que se debe dar con un debate no solo como parlamentarios sino en lo social, para avanzar en el juicio por jurados, que va a permitir que la gente se comprometa, es importante porque uno de los poderes del Estado va a estar conformado por ciudadanos.

Integrante de varias fundaciones, además de presidir la cooperativa de Oberá,  es vicepresidente de la fundación Hogar padre Guillermo, también de la Capital del Monte. “Un padre que entendió la problemática de los pobres, abandonados y enfermos fundando tres hogares. Uno de personas discapacitadas, otro para personas que puedan hacerse daño así mismas o a terceros y otro para abuelitos abandonados, dos en Oberá y otra en Guaraní. Con él aprendí de la dignidad y el trabajo social”. Recordó que hace más de dos años “por entender el padre Guillermo el compromiso como abogado y como componente, a través de él nuestro Papa Francisco me hizo una mención especial que se da a ciertas personas de la Iglesia Católica por su compromiso social y cristiano. Si bien me lo dieron a mí, después de que el Obispo lo autorizara, es un reconocimiento al trabajo de todos en la fundación”, afirmó.


Entre sus propuestas figuran además, la de fortalecer el sistema cooperativo para que puedan brindar cada vez más servicios. Entiende este sistema como un “elemento de redistribución”.  “La distribución siempre se la conoce en términos abstractos, yo tuve la suerte de saber que se puede hacer en términos concretos. Dónde lo vi, tuve la oportunidad de viajar a Mondragón, centro de cooperativismo mundial donde un cura logró, ante la falta de trabajo, formar un taller industrial hace 60 años. Formó la primera cooperativa, después la segunda, y en este momento tiene 80 mil socios de distintas cooperativas, que facturan más 21 millones de euros. Misiones se fundó con el sistema cooperativo, hoy es nuestra preocupación que este sistema incluya a los chicos y jóvenes. En la provincia tenemos que pensar en cómo vamos a trabajar en una matriz energética, al haber sido excluidos de por ejemplo el Gasoducto del NEA y con un Estado nacional que aumenta un 658 por ciento la energía eléctrica en dos años”. 

Hace un año Pereyra Pigerl asumió al frente de la CELO. “Teníamos una deuda con la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza de 100 millones de pesos entre aportes y contribuciones, logramos negociar con una condonación y bajamos el endeudamiento 50 millones. A su vez 41,5 millones ogramos planificar pagarlo en cinco años sin intereses. Después logramos un subsidio de la provincia para dar un buen servicio de luz y agua potable. En este tiempo tenemos un 80 por ciento más inversiones que el año pasado reequipando todos los sectores. En cuanto a agua bajamos de 21 millones de pesos de pérdida a dos millones”, enumera.

Finalmente, se refirió a su compromiso con los Derechos Humanos, que lo llevó a ser abogado de la querella de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

“En el año 2003 empecé a trabajar ad honorem cuando no había ningún abogado ayudando, llevando el control de las causas que existían en Misiones. Me fui involucrando cada vez más hasta que Néstor Kirchner me designa abogado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en un decreto especial. Desde ahí pude ver la historia, establecer cuál era la verdad, el juzgamiento, condena y generar la memoria, que para qué sirve, para que no se vuelva a repetir y para que la gente sepa de esas miles de personas que eran perseguidas, llamadas terroristas, subversivos. En eso trabajamos muy fuerte durante muchos años y te va marcando la vida”.

 

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password