Recomendaciones de cuidado para adultos mayores frente a la ola de calor

Ante las altas temperaturas que se registran en la región, la Secretaría de Salud y Desarrollo Humano de Posadas recomendó una serie de medidas de cuidado tendientes a evitar la deshidratación y problemas en su salud en adultos mayores, a fin de prevenir, mitigar y dar respuesta adecuada a las olas de calor.

Por ello, se insta al aumento del consumo de líquidos, incluso aunque no se sienta sed: beber dos vasos de agua llenos al despertar y otro antes de acostarse, sumando al menos 8 vasos de agua a lo largo del día.

Respecto de la hidratación y la alimentación, se recomienda evitar el consumo de bebidas alcohólicas o muy azucaradas, y si se toman bebidas para deportistas, hacerlo con moderación y siempre que no exista contraindicación médica. Se aconseja además evitar comidas muy abundantes, y se recomienda ingerir verduras y frutas.

En este sentido, se recuerda que síntomas como piel apagada y escamosa, debilidad, confusión, sequedad de la boca y ojos hundidos pueden ser indicadores de deshidratación.

Además, para evitar sufrir golpes de calor se recomienda reducir la actividad física y permanecer en espacios ventilados o acondicionados. También se aconseja no exponerse al sol en horas centrales del día y usar ropa ligera, holgada y de colores claros. Si se camina bajo el sol, cubrirse la cabeza con una gorra o sombrero, o utilizar un paraguas de verano.

A su vez, se aconseja que se evite salir a la calle sin compañía, como también evitar salir en caso de sentirse mareado o muy afectado por el calor, y, si se siente algún malestar asociado al calor, comunicar y consultar inmediatamente con un profesional de la salud.

Asimismo se recuerda la importancia de no automedicarse y de consultar por los efectos de la medicación en los días de altas temperaturas. De sentirse más cansado de lo habitual y con falta de energía, puede realizarse una consulta médica o solicitar ayuda para realizar las tareas habituales. Se recuerda además que los golpes de calor o la temperatura elevada pueden disminuir la presión arterial provocando desmayos o caídas.

Ante la aparición de sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros, se deberá solicitar de inmediato asistencia médica, trasladar a la persona afectada a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo, e intentar refrescar, mojarle la ropa y darle de beber agua fresca.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password