Recomendaciones para ahorrar energía en invierno

Compartí esta noticia !

En el marco del inicio de la temporada de invierno, La Secretaría de Estado de Energía, acerca a la ciudadanía algunos consejos y recomendaciones que pueden ayudar a hacer un uso eficiente de la energía para afrontar esta época del año. Son sencillas acciones que no implica resignar confort.

La calefacción representa mayor consumo energético en el hogar, por ello es importante considerar que, al aumentar la temperatura de la calefacción, lo veremos reflejado en el costo de la factura del servicio.

Para calefaccionar el hogar de manera eficiente, es fundamental chequear el aislamiento térmico. Primero, debemos reducir las filtraciones de aire frío, los tan llamados “chifletes”, en ventanas y puertas, ya que son los lugares más habituales por donde se escapa el calor. Para hacerlo, recomendamos la utilización de burletes.

En segundo lugar, hacer un uso inteligente de persianas y cortinas, abriéndose durante el día, y así contribuir al aprovechamiento del calor y la luz que nos brinda el sol, y por las noches, mantenerlas cerradas para proteger las superficies vidriadas del frío.

En tercer lugar, es conveniente renovar el aire de los ambientes, abrir las ventanas de los espacios cerrados, unos 5 a 10 minutos durante el día, son suficientes para el recambio de aire.

Además de evitar la pérdida de temperatura, otro punto importante a tener en cuenta a la hora de calefaccionar la casa, es la seguridad en el uso de artefactos de calefacción. Si vamos a utilizar caloventores o estufas, debemos tomar las precauciones necesarias, como:

·         No cubrir los frentes de estos artefactos;

·         No utilizarlos para el secado de prendas de vestir dentro del hogar.

Te puede Interesar  Se desarrolla lockout con reducción de servicios en el autotransporte de pasajeros en el AMBA

Es necesario remarcar que, conservando la temperatura entre los 20°C y 22°C, es suficiente para mantener un ambiente confortable.

El agua ¡un factor importante!

No sólo estamos ante un bien escaso, sino que, el agua caliente representa un doble gasto de energía: para que el agua llegue a tu casa y para calentarla también se utiliza energía, ya sea gas o electricidad.

Hacer un uso responsable del agua caliente en el baño.

●     Al momento de ducharse, hacerlo en un tiempo razonable.

●     No abrir el agua si todavía no nos vamos a bañar.

●     No entibiar el agua caliente mezclándola con la fría. En su lugar, bajar el termostato y/o la perilla/botonera de la caldera/calefón/termotanque.

●     Mantenimiento y recambio del calefón o termotanque

En cada pequeña acción que llevamos a cabo en nuestros domicilios, contribuimos al cuidado colectivo y a un uso más eficiente de la energía.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin