Schiavoni prometió wi-fi gratis en el Barrio San Isidro

Esta mañana empezaba a garuar en el Barrio San Isidro, cerca del Autódromo de Posadas, y los más de 100 vecinos querían ponerse bajo techo cuando el titular de la EBY tomó el micrófono y apuró el anuncio.

“Vamos a poner en marcha un programa de inclusión digital, vamos a tener wi-fi gratis para todos en el Barrio San Isidro”, dijo, y se produjo una ovación espontánea entre los que lo escuchaban, en su mayoría adolescentes y mujeres jóvenes que participan del comedor comunitario que se reinauguró hoy.

Con la alta penetración de la telefonía celular en todos lados, el wi-fi gratis permitirá usar  aplicaciones populares como whatsapp, Facebook, Instagram. Aunque Schiavoni apuntó especialmente a la “educación digital” y prometió que el beneficio se extenderá al resto de los barrios que edificó Yacyretá para relocalizar a las cientos de familias que vivían en el margen del río que luego fue inundado por el embalse de la represa.

La iniciativa del wi-fi gratis arrancó hace un tiempo cuando los chicos que gestionan una radio barrial en el A-4 le fueron a pedir a la EBY una antena para brindar este servicio en esa zona.

“El director entonces tomó la idea y propuso armar un programa de inlcusión digital”, explicó a Economis, Alicia Carazagua, quien desde hace diez años es la jefa del sector social de la EBY.

La EBY ya empezó a estudiar donde colocar las antenas y tras el comienzo en el Barrio San Isidro, seguirán los otros cuatro barrios: La Nueva Esperanza (más conocido como A-4), Nuestra Señora del Rosario (A3-2), Barrio Fátima (A3-1) y Yohasá (A1 y A2 complementario).

“En los cinco barrios en total son más de 1000 viviendas con un promedio de más de cinco personas por vivienda”, explicó Carazagua.

Contención en los comedores

El anuncio del wi-fi para todos de Schiavoni se dio esta mañana durante la reinaguración de un comedor comunitario, que aquí se denomina Centro de Desarrollo Familiar. Este CDF demoninado “Ciento por ciento Niños” del Barrio San Isidro es uno de los 25 que construyó la EBY.

En rigor, los CDF son mucho más que un comedor, donde se distribuyen dos comidas diarias, también se realizan actividades culturales, educativas, deportivas y se enseñan oficios. Para acceder al comedor, las familias son previamente visitadas por un asistente social que determina si es apta o no para el beneficio. “Ellos luego buscan la comida, queremos que almuercen en sus casas”, explicó Carazagua, quien explicó que al menos un integrante de la familia realiza alguna tarea para el comedor, a cambio.

“Siempre hay una contraprestación, hay un esfuerzo compartido”, comenta Carazagua.

En los CDF también se enseñan oficios o se realizan actividades culutrales y deportivas. Por ejemplo, están por poner en marcha un convenio con la UOCRA para capacitar en albañilería. En épocas de vacas flacas, las “changas” son una salida fundamental para conseguir el sustento diario.

“La gente cuando vivía cerca del río tenía muchas actividades vinculadas al centro de la ciudad, sobre todo. Estos son barrios con distintos grados de necesidades y distintas vulnerabilidades, pero como ningún otro barrio tienen equipamientos completísimo, tenemos niviel inicial, primaria y secundaria y escuela de oficios”, enumeró Carazagua.

También hay espacio para la cultura y la educación. Esta mañana unas nenas de entre 10 y 14 años estaban vestidas de paisanas, y un grupo de una docena de cocineras lucían sus delantales y sombreros de chef violetas.

Schiavoni lucía muy a gusto en ese contexto. El presidente del PRO a nivel nacional arrancó su gestión en la EBY con una revisión profunda de la asistencia social que daba y denunció publicamente y ante la justicia el desvio de esta ayuda a comedores inexistentes.

Epigrafe: Alicia Carazagua, jefa del departamento social de la EBY

Al principio generó algún temor porque se temió con un recorte a la asistencia social, pero rápidamente Schiavoni demostró la importancia que su gestión le da a este rubro. Caraguaza contó que habla personalmente varias veces por semana con el titular de la EBY. “Está muy cerca de nosotros, está enterado de todo, va a los barrios, a cualquier evento, se involucra, me va preguntando cosas todo el tiempo”, dice Carazagua, quien trabaja hace 20 años en la EBY y hace 10 que está al frente del sector social. “Es el primer director de la EBY que se involucra tanto”, señaló esta trabajadora social.

-El es Presidente del partido gobernante (PRO), tiene un buen termómetro social en estos barrios…

-La situación económica se siente, claro, como en todos lados del país, por eso trabajamos mucho en la contención. Y hacemos muchas cosas gratificantes, chicos que salen a la universidad y pueden progresar y se da mucha contención. Estoy feliz, no hay otra forma de construir una sociedad culturalmente y educativamente si no formamos parte de estos procesos. Es entre toda la comunidad, y es lo que estamos armando acá. Si escucharas como se organizan es emocionante. Aca la gente trabaja como voluntario y no se les paga, el pago es la comida que reciben.

Martin Boerr

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password