Se abrió una cuenta en Tinder, pero perdió U$S 120 mil en criptos

La víctima fue una mujer brasileña, quien comenzó una relación virtual con un presunto empresario, quien la engañó y vació la billetera digital.

Aline Fernandes dos Santos, inició su cuenta en Tinder para conseguir pareja, como muchos otros quienes acceden a estas plataformas. Hizo match con un supuesto empresario británico, llamado “Jack”, quien la engañó y robó U$S 120000 en criptomonedas. La mujer intercambió mensajes con el estafador, intercambió contactos de WhatsApp y las conversaciones se trasladaron a la aplicación de Meta.

El estafador, al ganarse la confianza de Fernandes, comenzó a hablarle sobre las criptomonedas y las oportunidades de invertir que representan estos activos digitales, hasta que logró convencerla que abriera una cuenta en el Exchange Crypto.com, donde ingresó sus primeros U$S 1000.

Luego “Jack” convenció a la mujer, de que depositara más dólares en la plataforma BTX Exchange. Pasados unos días la relación se transformó y dejó de responder los mensajes a la mujer.

Cuando la víctima se comunicó con el Exchange para recuperar el dinero, como respuesta requirieron más dinero para retirar los fondos, algo que un Exchange legal no puede exigir.

“Cada vez que lograba pagar una nueva tarifa, y era muy alta, como U$S 6000, U$S 9000, llegaba otra. Luego estaba la lista de espera, si quería salir adelante tenía que pagar otra tarifa”, expuso Fernandes.

Desesperada radicó una denuncia ante la policía de San Pablo, pero los expertos le informaron que era probable que su dinero estuviera en otra parte y sería casi imposible recuperarlo.

Indignada, realizó una denuncia pública para evitar que otras personas sean engañadas de la misma forma, mientras aguarda que los especialistas puedan encontrar el dinero que le robó el estafador.

Casos similares al del “Estafador de Tinder” en Argentina y Colombia

Un documental de Netflix anticipa esta modalidad, titulado como “El estafador de Tinder”, narraba cómo un israelí mediante el engaño, seducía mujeres para robarles millones de dólares. Esta producción tras lograr el éxito, produjo que a su vez muchas víctimas que usando el hashtag #TheTinderSwindler, contaran sus experiencias en diferentes partes del mundo.

Argentina no fue la excepción, así como tampoco Colombia, donde dos víctimas de esta modalidad de engaño, fueron estafadas con el mismo método y a través de apps de citas.

Carolina Marín Ruiz, contaba a través de Twitter que el colombiano Juan Fernando, como así se daba a llamar el estafador, la engañó y estafó. Su experiencia la publicó 4 días después del estreno de este documental. Según su relato, el hombre quien se hacía llamar el “paisa” o el “ganadero”, operaba en las aplicaciones de citas de Tinder, Bumble y Badoo.

En este caso se conocieron a través de Tinder, y con una metodología similar a la que utilizaba Leviev con sus víctimas para que se enamoren de él, el “paisa” la llamaba constantemente, le enviaba mensajes y saludos. Incluso planificó un viaje a la ciudad de Manizales -oeste de Colombia- nada más que para conocerla.

Durante el día del encuentro, el hombre llamó a Carolina en varios momentos, hasta contarle que estaba demorado en un control del Ejército colombiano, donde tuvo inconvenientes. En ese momento el hombre, pidió dinero a la mujer, para poder pasar el control.

En ese momento, la mujer no accedió a enviarle el dinero, respondiéndole que no caería en su estafa. El hombre a su vez, evitó las llamadas de Carolina, pero ella pudo acceder a su ubicación, que era cercana a Las Heliconias de Leticia, muy cerca de una cárcel, en el departamento de Caquetá -al sur del país- por lo que es posible que estuviera intercambiando llamadas con una persona privada de su libertad.

La chica trató de denunciarlo ante la policía colombiana, pero al no ser tomada en serio, divulgó la noticia en las redes, para que otras mujeres estuvieran alertas. Además de aclarar, que las fotos pertenecían a otra persona, por lo que no sabía el rostro real del estafador.

En Argentina, el caso del conocido “Gigoló” en 2015, se dio a conocer tras la denuncia de la actriz Adriana Mendoza, quien era en ese momento su pareja.

La actriz acusó en su entonces a Bazterrica, por haberla estafado en unas inversiones en la Bolsa por un valor de 5000 dólares.

Sin embargo, no era la primera vez que el supuesto ingeniero agrónomo propietario de campos era acusado, ya tenía una denuncia en la ciudad de Rosario y otras 5 en la ciudad de Buenos Aires.

A pesar de ser condenado, Bazterrica cumplió su condena de tres años y pasó a ser conocido mediáticamente como “El gigoló”, declarándose hasta ahora inocente de todas las acusaciones, hoy está en libertad.

Hoy Tinder mejoró la app, para poder saber algo más de tu “Match”

En los últimos años, Tinder incorporó varias herramientas destinadas a mejorar la aplicación y la interacción entre sus usuarios. Así la compañía logró gracias a su colaboración con Garbo, brindar una herramienta que permite comprobar los datos por U$S2,50 cada búsqueda.

Hasta hace casi un año, Tinder se encontraba buscando obtener una función para reconocer los antecedentes de los usuarios. De esta forma, hoy se puede acceder a esta desde sus Centros de Políticas de Seguridad. Se trata de la “primera asociación de este tipo en el ámbito de las aplicaciones de citas”.

Una herramienta indispensable a la hora de evitar posibles fraudes y estafas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password