“Solo con el trabajo en equipo se puede combatir la empresa criminal”

Diego Iglesias es el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad del Ministerio Público Fiscal. En el cargo desde 2015, acostumbra a conocer en terreno la problemática a la que se enfrentan las fuerzas en la lucha contra el tráfico de estupefacientes y delitos complejos. “Es una empresa criminal”, define el funcionario en la apertura de la cuarta jornada de Cooperación Internacional entre el ministerio de Seguridad y el ministerio Público Fiscal que culminará mañana en el hotel HA Urbano de Posadas.

El joven fiscal, con apenas 43 años es el líder de un equipo de 27 funcionarios especializados en el combate al delito complejo, transnacional y financiero.

Iglesias sostiene la idea de un trabajo federal con los fiscales, para unificar acciones en las investigaciones que permitan atacar el delito no solo desde la represión policial, sino con las herramientas penales al alcance.

“Es imposible que un fiscal investigue un delito que puede haber corrompido toda la base del Estado, como ocurrió con el narcotráfico en Itatí, donde estaban involucrados fuerzas de seguridad, integrantes del poder judicial y político. Por eso, venimos a darle respaldo, con todo el equipo y buscamos federalizar el trabajo, porque si entendemos la raíz del narcotráfico en Misiones, sabemos qué pasará en Corrientes. Si vemos qué pasa en Salta, donde se dilucida una causa contra el ex juez federal Raúl Reynoso, podemos saber qué va a pasar en Chaco, porque la droga que entra por Salta, cruzará esa frontera provincial. Con Itatí pudimos ver que los detenidos tenían causas abiertas en Tucumán y Santiago del Estero, porque la droga se iba hacia Chile y también otra línea en Rosario. Es decir que manejaban varias rutas. Entonces, lo que hacemos es aunar esfuerzos para que haya una megacausa en la que no se pueda escapar”, explica Iglesias a Economis. Son apenas dos muestras de las 600 causas abiertas que tiene la Procunar en todo el país, con al menos una en cada provincia.  

Para Iglesias, desmantelar las operaciones financieras es tan o más importante como detener a un narcotraficante, porque de este modo se produce un daño real a las “empresas criminales”.

Conocer el terreno es importante a la hora de determinar acciones. Por eso Iglesias se va a cada provincia para conocer fiscales y la misma geografía. “Salta tiene una frontera seca de 600 kilómetros. Por eso, cuando se habla de blindar las fronteras, hay que saber lo que se dice. Ni con un muro, porque pasan por abajo o por arriba. Es un terreno enorme. Lo mismo pasa en Misiones, con la frontera con Paraguay o Brasil”, indicó. Antes de disertar en el encuentro de Cooperación Internacional entre el ministerio de Seguridad y el ministerio Público Fiscal, Iglesias conoció ayer la zona de San Ignacio y Oasis, frontera permeable al paso de la droga.

El funcionario destacó la tarea encarada en Misiones por el ministro Marcelo Pérez para potenciar el secuestro de droga. “No es fortuito. Primero está la voluntad y después la capacitación de las fuerzas de seguridad. Nosotros trabajamos con las fuerzas que están mejor preparadas para combatir el narcotráfico. Pero en Prefectura, Gendarmería y la Policía de Misiones, encontré además gente muy comprometida, haciendo patria”, asegura.

Iglesias prefiere no hablar de una “batalla” contra el narcotráfico, ya que la pregunta inevitable es si “vamos ganando”. “En realidad, hay que enfrentar la oferta desde el sistema penal, pero también la demanda desde el sistema social. Quisiera un Estado más inclusivo, con Desarrollo Social y Salud que no solo ataque la demanda, sino también proteja al consumidor”.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password