Submarino desaparecido: Macri les pidió explicaciones a los militares, mientras continúa la búsqueda

La preocupación va in crescendo y el operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan ingresa ya en una “etapa crítica”, tal como lo definió la Armada. El Presidente se reunió en el edificio de la Armada con todos los altos mandos y con Aguad para saber los detalles de la búsqueda.

Hizo muchas preguntas. Quería explicaciones, saber qué es lo que está pasando y qué ocurrió hasta el momento. Preocupado ante la falta de novedades, el presidente Mauricio Macri visitó el edificio Libertad, donde se reunió con el ministro de Defensa, Oscar Aguad , y con los altos mandos militares para interiorizarse sobre la marcha del operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan , que desapareció hace una semana.

El Presidente además dejó un mensaje para los encargados de llevar adelante la búsqueda del submarino. “Nos pidió que utilicemos todos los medios disponibles para localizarlo”, destacó el vocero de la fuerza, el capitán de navío Enrique Balbi, que también fue parte del encuentro que se llevó a cabo en la Sala de Situación del Estado Mayor de la Armada.

La ausencia de pistas o datos precisos sobre lo que ocurrió con el submarino generó un cambio en el estado de ánimo de la Casa Rosada, por estas horas el pesimismo se impone a la esperanza. El gesto de ayer también fue claro: el Presidente se puso al frente de la operación de rescate.

Macri está muy activo, pide informes a toda hora; lo mismo ocurre con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Ambos están en comunicación permanente con Aguad. “A Macri lo desvela el tema. Quiere saber cada detalle”, confiaron fuentes oficiales.

Durante los 50 minutos que duró el encuentro, Macri pidió detalles de todo lo que hizo la Armada para encontrar al submarino y a sus 44 tripulantes. Las respuestas las dieron los jefes del Estado Mayor Conjunto, general Bari del Valle Sosa; de la Fuerza Aérea, brigadier Víctor Amrein; del Ejército, general Diego Suñer, y de la Armada, almirante Marcelo Srur, uno de los protagonistas de la charla informativa.

La búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido en el Atlántico sur, ingresó en una fase crítica debido a que, en caso de que no haya podido emerger o utilizar el snorkel desde el miércoles, la tripulación integrada por 44 personas estaría por enfrentar limitaciones en el suministro de oxígeno, según afirmó la Armada Argentina a través de su jefe de prensa, el capitán de navío Enrique Balbi.

Mientras tanto, el buque de bandera noruega Sophie Siem se aprestaba a zarpar con un minisubmarino de la Marina de EEUU a bordo para sumarse a la búsqueda del “San Juan”, cuando se cumple hoy el séptimo día desde el último contacto con el submarino.

“Nos preocupa que no lo podamos detectar aún (…) estamos considerando todas las posibilidades y la situación más crítica que sería esa, obviamente que es preocupante”, dijo Balbi a periodistas, y agregó: “Nuestra preocupación va en aumento“.

En tanto, crece la inquietud y el temor entre familiares de los tripulantes, algunos de los cuales sufrieron descompensaciones en Mar del Plata, donde se encuentran asistidos por psicólogos, psiquiatras y médicos clínicos.

La búsqueda se concentró en un área de 20 kilómetros cuadrados, a unos 360 kilómetros de la Península de Valdés, donde ayer se reportaron ruidos que en principio se descartaron que sean del submarino.

Por su parte, el administrador del puerto de Comodoro Rivadavia, Fabio Cambareri, informó que unos 60 hombres trabajan para adecuar la estructura de la popa del buque donde se instalará una rampa para facilitar el descenso del minisubmarino en alta mar.

Cambareri no pudo definir con exactitud el momento de la partida del Sophie Siem, que además del minisubmarino, transportará “robots dirigidos de manera remota y cámaras hiperbáricas para hacer el traspaso bajo presión de los submarinistas argentinos y campanas para evacuación bajo el agua”.

El martes zarpó de Comodoro Rivadavia el buque Skandi Patagonia, también noruego, contratado por la Marina de Estados Unidos, con equipos de última generación hacia la zona de búsqueda del “San Juan”.

Esta nave, especialmente acondicionada, lleva un sonar de búsqueda lateral, una campana de salvamento que puede operar hasta 250 metros en profundidad y un vehículo de operación remota desde la superficie para poder inspeccionar el fondo, que puede trabajar hasta los 1200 metros por debajo de la línea de flotación.

También el martes se sumó a los preparativos el buque El Maitén, de la naviera Antares, que trabaja para TERMAP (Terminal Marítima Patagonia), destinado a trasladar carga y personal a la zona de búsqueda. Cambareri mencionó, también al ARA “Puerto Argentino” que se prevé que arribe hoy al puerto de Comodoro Rivadavia. Explicó que se trata de un remolcador ruso “que ya está adaptado”.

“El puerto de Comodoro Rivadavia está trabajando las veinticuatro horas en diferentes turnos con operaciones logísticas, y lo seguirá haciendo”, apuntó. Para esta ciudad chubutense el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó para hoy cielo despejado o algo nublado, una máxima de 19 grados, sin lluvias previstas.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password