Superliga: Huracán y River aburrieron en Parque Patricios

En el inicio de la Superiga, ambos no se sacaron ventaja y empataron 0-0 en un pésimo campo de juego que presentó el Tomás Adolfo Ducó. Pity Martínez falló un penal y al globo le anularon un gol.
En un partido pobre, donde escasearon las situaciones de gol, Huracán y River Plate aburrieron en Parque Patricios y no lograron romper el cero. El vergonzoso estado del terreno, lo más cercano a un potrero, atentó con la posibilidad de buen fútbol.
De todas maneras, el conjunto de Marcelo Gallardo buscó hacerse eje del partido por intermedio de un ritmo vertiginoso desde la explosión del Pity Martínez. En el inicio, la primera ocasión fue para el millonario. Exequiel Palacios presionó y Lucas Pratto puso a Nacho Scocco mano a mano con Marcos Díaz que se quedaría con el primer duelo de la noche.
River desde la intención era mejor, jugaba en campo contrario y amenazaba con la apertura del marcador. Y a los 16 contó con una oportunidad inmejorable para abrir el marcador. Patricio Loustau vio mano de Juan Garro adentro del área y no dudó en sancionar penal. El ex quemero, Pity Martínez, se hizo cargo y desvió el remate por sobre el horizontal.


A Huracán le costaba prevalecer y antes del cierre de la primera mitad, nuevamente Marcos Díaz tuvo trabajo. Tiro libre lejano de Scocco que buscaba ángulo izquierdo y el uno que de manera espectacular alejó el peligro enviando el balón al córner.
Pero también hubo espacios para la polémica antes del descanso. Javier Pinola perdió infantilmente un mano a mano con Lucas Gamba, y ante el achique de Franco Armani y posterior sujeción, Patricio Loustau anuló el gol de Diego Mendoza que definía con el arco a su merced.

En el complemento al visitante le costó llegar claramente frente a Díaz. El Muñeco Gallardo movió las piezas y mandó a Juanfer Quinteros juanto con Enzo Pérez al campo en lugar del Pity y Nacho Fernández, respectivamente. El colombiano intentó ser punzante ante una defensa del globo que no presentó fisuras.
Nacho Scocco definió al gol tras un tiro libre desde el costado derecho, pero un roce previo en un compañero lo dejó en posición prohibida, a lo que automáticamente Patricio Loustau lo deregó.
Gustavo Alfaro hizo lo propio y movió piezas en su equipo en el tramo final. Y justamente Mauro Bogado – reemplazó a Walter Pérez – con un disparo a sobre pique, sacó a relucir los reflejos de Franco Armani que con ayuda del travesaño abortaron el intento quemero.
De esta manera el globo y el millonario no se sacaron ventajas, en un partido que presentó gran complejidad por las condiciones del suelo del Ducó, y repartieron puntos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password