Tensión en Bariloche: Gendarmería, Policía y Prefectura desalojan a mapuches

Con la atención mediática puesta en la búsqueda del submarino ARA San Juan y sin novedades del caso Maldonado, este jueves (23/11) personal de Gendarmería, Policía Federal y Prefectura llevaba adelante un operativo de desalojo de la comunidad mapuche que ocupó tierras de Parques Nacionales en la costa del lago Mascardi, a 30 kilómetros al sur de Bariloche según la orden que dio el juez Gustavo Villanueva. Se aguarda con gran expectativa el resultado del desalojo que se inició a las 5.30am.

Esta vez a Gendarmería se sumó la Policía Federal y la Prefectura. La orden es como aquella que derivó en la desaparición de Santiago Maldonado: desalojar a los mapuches. Pero esta vez es más delicado puesto que se trata de una ocupación de tierras que reclaman como propias y no como en aquella vez en Chubut cuando había una protesta sobre la ruta.

El procedimiento se inició a las 5.30 de esta madrugada (23/11) y fue ordenado por el juez federal Gustavo Villanueva, luego de que anoche funcionarios judiciales intimaran a la comunidad Lafken Wuinkul Mapu a desalojar el predio, a lo que se opusieron sus miembros.

La comunidad mapuche está asentada desde el 14 setiembre en tierras de Parques Nacionales en la costa del lago Mascardi, a 30 kilómetros al sur de Bariloche.

El operativo comenzó con un corte total del tránsito en la ruta nacional 40, entre Bariloche y El Bolsón.

Uno de los retenes de tránsito fue establecido a la altura del camping Los Baqueanos, a diez kilómetros del lugar del operativo, y el otro en el destacamento de Gendarmería en Río Villegas, 50 kilómetros al sur del lugar.

También un helicóptero sobrevuela la zona, en el marco del operativo de desalojo ordenado por la justicia.

Los ocupantes serían 30 mapuches, que junto a sus familias suman unas 70 personas que crearon la Lof (comunidad) Lafken Winkul Mapu.

Días atrás, según el portal DeBariloche, la comunidad anunció que no cedería ante un eventual desalojo y con una lluvia de piedras evitaron que la Justicia se acerque a la zona en conflicto.

La presencia de los mapuches ya había sido constatada por guardaparques, quienes formularon la denuncia a la Justicia y también solicitaron la intervención mediadora del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas.

El predio está cubierto de un denso bosque de coihues y existe un camino estrecho de acceso, que Parques utilizaba para sacar madera. Sobre esa senda la comunidad colocó una tranquera improvisada y un cartel que dice “territorio recuperado”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password