Tensión en Bariloche: Gendarmería, Policía y Prefectura desalojan a mapuches

Compartí esta noticia !

Con la atención mediática puesta en la búsqueda del submarino ARA San Juan y sin novedades del caso Maldonado, este jueves (23/11) personal de Gendarmería, Policía Federal y Prefectura llevaba adelante un operativo de desalojo de la comunidad mapuche que ocupó tierras de Parques Nacionales en la costa del lago Mascardi, a 30 kilómetros al sur de Bariloche según la orden que dio el juez Gustavo Villanueva. Se aguarda con gran expectativa el resultado del desalojo que se inició a las 5.30am.

Esta vez a Gendarmería se sumó la Policía Federal y la Prefectura. La orden es como aquella que derivó en la desaparición de Santiago Maldonado: desalojar a los mapuches. Pero esta vez es más delicado puesto que se trata de una ocupación de tierras que reclaman como propias y no como en aquella vez en Chubut cuando había una protesta sobre la ruta.

El procedimiento se inició a las 5.30 de esta madrugada (23/11) y fue ordenado por el juez federal Gustavo Villanueva, luego de que anoche funcionarios judiciales intimaran a la comunidad Lafken Wuinkul Mapu a desalojar el predio, a lo que se opusieron sus miembros.

La comunidad mapuche está asentada desde el 14 setiembre en tierras de Parques Nacionales en la costa del lago Mascardi, a 30 kilómetros al sur de Bariloche.

El operativo comenzó con un corte total del tránsito en la ruta nacional 40, entre Bariloche y El Bolsón.

Uno de los retenes de tránsito fue establecido a la altura del camping Los Baqueanos, a diez kilómetros del lugar del operativo, y el otro en el destacamento de Gendarmería en Río Villegas, 50 kilómetros al sur del lugar.

Te puede Interesar  Argentina sede de la 10° cumbre internacional de Jóvenes Líderes

También un helicóptero sobrevuela la zona, en el marco del operativo de desalojo ordenado por la justicia.

Los ocupantes serían 30 mapuches, que junto a sus familias suman unas 70 personas que crearon la Lof (comunidad) Lafken Winkul Mapu.

Días atrás, según el portal DeBariloche, la comunidad anunció que no cedería ante un eventual desalojo y con una lluvia de piedras evitaron que la Justicia se acerque a la zona en conflicto.

La presencia de los mapuches ya había sido constatada por guardaparques, quienes formularon la denuncia a la Justicia y también solicitaron la intervención mediadora del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas.

El predio está cubierto de un denso bosque de coihues y existe un camino estrecho de acceso, que Parques utilizaba para sacar madera. Sobre esa senda la comunidad colocó una tranquera improvisada y un cartel que dice “territorio recuperado”.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin