Tiene 18 años y está a cargo de la dirección de Agricultura de Puerto Esperanza: Álvaro Gohringer y su pasión por la chacra

Compartí esta noticia !

En la tranquila localidad de Puerto Esperanza, un joven agricultor está demostrando que la pasión y la innovación son ingredientes claves para el éxito en la chacra. Álvaro, más conocido como “Alvarito”, con tan solo 18 años de edad, egresado de la Escuela de la Familia Agrícola (EFA), ha asumido un rol de liderazgo al frente de la recientemente creada dirección de Agricultura Familiar del Municipio.

Desde temprana edad, se vio inmerso en el mundo agrícola gracias a la influencia de su familia, que siempre trabajó en la chacra. Además, de la profunda conexión que siente por la tierra y la naturaleza que despertó en él una curiosidad innata por la siembra y el cultivo. “Siempre fui de querer inventar, de plantar algo, probar, a ver si sale o no sale”, comparte Álvaro, destacando su fascinación por la ciencia detrás del crecimiento de las plantas y la sabiduría inherente a la agricultura.

Su paso por la Escuela de la Familia Agrícola (EFA) de Puerto Esperanza fue fundamental en su formación. Los docentes de la EFA no solo le brindaron conocimientos técnicos, sino que también lo alentaron a explorar su potencial como productor y le proporcionaron el apoyo necesario para desarrollar sus habilidades agrícolas.

Al asumir su rol en la nueva dirección de Agricultura Familiar, Álvaro enfrenta desafíos, que esta superando con determinación. Observando una desconexión entre los agricultores locales y la comuna, Álvaro se propuso revitalizar las relaciones entre ambos grupos. En tal sentido, expresó “Quiero que el productor venga para darle las semillas, y que al mes pueda ir a ver y que tenga ya una lechuga, una cebollita, algo para ir arrancando”.

Te puede Interesar  Más del 45% del financiamiento al sector rural, fue destinado a mujeres

Además, manifestó que su visión es reactivar las ferias francas y promover la soberanía alimentaria en la zona. 

A pesar de los desafíos, Álvaro está decidido a seguir adelante con su pasión por la agricultura. Su objetivo a largo plazo es promover la innovación y la tecnología, alentar a más jóvenes a quedarse a trabajar en las chacras y mejorar la calidad de vida de los agricultores locales.

En su propia chacra, Álvaro ha implementado diversas tecnologías, como sistemas de riego, bebederos automáticos y media sombras, para aumentar la eficiencia y la productividad. Además, se compromete a preservar las tradiciones agrícolas ancestrales de la región, como el cultivo según las fases lunares, inspirado por los saberes transmitidos por su abuela, quien lo acompaña en todas sus iniciativas.

La historia de Álvaro Gohringer, es un testimonio inspirador de cómo la pasión, la dedicación y la visión pueden transformar la agricultura y construir un futuro próspero en las zonas rurales.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin