Trabajadores de Estaciones de Servicio reclaman cumplimiento de la paritaria

Desde el SOESGYPE MISIONES se declaran en ESTADO DE ALERTA Y MOVILIZACION analizan MEDIDAS DE FUERZA concretas en reclamo por ajuste salarial. No respetan acuerdo de paritarias, argumentan caídas en las ventas en Misiones.

Lo que se denomina cláusula gatillo, es un mecanismo autorizado y la negociación en paritarias con la “Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina” (FECRA) que es la organización con la que habitualmente negociamos salarios, es lícita y además razonable para ambas partes. No en vano esa representación acordó dichos aumentos. Repentinamente CECHA otra organización, dice desconocer ese aumento argumentando que trabajan a pérdida cuando todos vemos las largas colas de autos esperando turno para cargar combustible. 

Vamos a hacer valer nuestros derechos de ajustes negociados racionalmente y respetando la normativa vigente como siempre lo hemos hecho, pero también vamos a utilizar todas las herramientas que la legislación nos facilita, para defender nuestros derechos a salarios justos.

A nadie pueden convencer de que trabajan a pérdida, cuando los playeros trabajan a destajo para atender colas kilométricas, de autos que esperan cargar combustible.  

En nota que compartimos para su difusión el Secretario General del SOESGYPE Misiones fija la posición del gremio. 

LOS CAPANGAS DEL SIGLO XXI

Cuando parecía que la historia de explotación y abuso a los trabajadores había quedado en los anales, las historias tristes de “los mensúes” vuelven a repetirse en la era de la revolución tecnológica. Una parte del empresariado no ceja en su intento por volver al pasado de los abusos contra sus propios trabajadores.

Que la crisis de la pandemia causó daño y perjudicó a cientos de comerciantes, emprendedores y trabajadores en todo el mundo, es real. Lo sabemos en carne propia, porque nuestros trabajadores fuimos de los pocos junto a los de la salud y los de seguridad, que tuvimos que trabajar en plena pandemia y tuvimos la bendición de poder continuar percibiendo parte de los ingresos, únicamente porque el estado nacional hizo un esfuerzo enorme al asistir a las empresas con el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). Ayuda -que dicho sea de paso- fue solicitada por los mismos trabajadores en pleno aislamiento por el COVID, como muestra de voluntad y compromiso para la salvaguarda de las fuentes de empleo de nuestros afiliados.

Con ese antecedente conviene que pasemos en limpio que, pese a nuestros intentos y las difíciles negociaciones en acuerdos de paritarias, invariablemente nos queda el sabor amargo de que siempre perdemos valor adquisitivo en nuestros sueldos ante la creciente inflación. De modo que no es cierto que acá los únicos que perdieron son los empresarios.

Como dice el dicho popular, sabemos por nuestros bolsillos, que el hilo siempre se corta en lo más fino. Y sin ir más lejos, cuando ahora la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA), afirma que hay desabastecimiento de combustibles, MIENTEN. Y mienten descaradamente cuando dicen que las estaciones de servicios no son rentables.

Sin ir más lejos, diarios locales se hacen eco en el día de hoy de un informe de la consultora chaqueña “Politikón” quien sostiene que durante noviembre Misiones registró un crecimiento interanual del 48,5% en la venta de combustibles y que comparado el 2020 con el 2021, es 28,7% más alto en ventas.

Misiones se ubica por encima del promedio nacional en el acumulado de valor de ventas y en el octavo lugar en los distritos de mayores ventas de un año al otro. Y también lideró el caudal de ventas comparado con los otros distritos del NEA.

El único argumento que sostienen es que trabajan con precios congelados desde el año pasado por el COVID y que eso produjo caídas de ventas en el marco de la pandemia, cosa que no negamos; pero las ventas ya se recuperaron.

Por otra parte, ellos trabajaron y recaudaron durante toda la pandemia y no pagaron la totalidad de los sueldos, puesto que fueron cubiertos por el ATP del gobierno. Y hoy los datos actuales ya hablan de que recuperaron ampliamente las ventas.

Ahora en forma poco solidaria hacen alharaca quejándose porque deben afrontar aumentos del 16 por ciento, que terminarán impactando en forma total recién a partir de marzo de este año. ¿Hasta cuando van a seguir mintiendo si en Misiones es a todas luces evidente que están vendiendo combustibles como nunca?

¿Venden a perdida?

¿Trabajan a pérdida? ¡MIENTEN!

No estamos dispuestos a seguir siendo la variable de ajuste que el empresariado utiliza para asegurarse ganancias. El esfuerzo debe ser compartido

Tenemos pleno conocimiento de la reactivación y nivel de ventas en sostenido crecimiento pese al más que evidente retraso de los salarios.

Aguantamos innumerables dilaciones en las negociaciones, que lo único que buscaban era simplemente ganar tiempo para retrasar el ineludible ajuste salarial que deben afrontar. No vamos a seguir tolerando ese manoseo y tantas mentiras.

Nos encontramos en ESTADO DE ALERTA Y MOVILIZACION y ya estamos analizando MEDIDAS DE FUERZA concretas como muestra de nuestro hartazgo ante tantas falsedades y abusos, para quienes somos las caras visibles de sus negocios.

GERÓNIMO SANABRIA SECRETARIO GENERAL SOESGYPE MISIONES

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password