Triaca, Frigeiro, Bullrich y más: quiénes son los familiares de funcionarios que deben dejar sus cargos

El diario La Nación publicó un informe con un repaso de ministros y funcionarios importantes que tienen familiares designados en distintas aréas del Estado y deberían dejar sus cargos a partir de la medida anunciada ayer por Mauricio Macri.

De todas formas, no se conoce el alcance del decreto, que todavía se está redactando en el área de Legal y Técnica de Presidencia. A continuación, reproducimos el informe.

El decreto que anunció ayer Mauricio Macri , que prohibirá la designación de familiares de funcionarios para trabajar en el sector público, generó incomodidad en muchos ministros de Cambiemos. En medio de la conmoción que provocó la oficialización de esta medida, dos hermanas del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, renunciaron a sus cargos. Las dimisiones pendientes tendrán como fecha límite el 1º de marzo.

Si bien fuentes vinculadas al Gobierno estiman que la medida solo alcanzará a familiares nombrados durante la gestión de Cambiemos, el punto clave a definir en los lineamientos del DNU corresponde a si alcanzará a casos previos a la administración iniciada en 2015.

Su nombramiento generó controversias el año pasado, ya que remitió al caso de Delfina Rossi, la hija del diputado kirchnerista Agustín Rossi, que había sido nombrada directora del Banco Nación en 2015.

Su esposa, Victoria Costoya, es directora de Financiamiento Internacional y Cooperación Internacional del Ministerio de Desarrollo Social. Tanto ella como el padre del ministro, el histórico dirigente justicialista Octavio Frigerio, actual director de YPF, fueron nombrados al inicio de la gestión presidencial.

La Jefatura de Gabinete fue una de las órbitas que presentaron la propuesta de mayor reducción, por encima del 30%. En el caso de su titular, Marcos Peña, fue su hermano, Andrés, quien renunció ayer mismo al cargo de subsecretario de Desarrollo Institucional Productivo de la Secretaría de Industria.
El fenómeno de familiares designados alcanza, también, a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Su hijo, Francisco Langieri Bullrich, trabaja como asesor de la Secretaría País Digital, dependiente del Ministerio de Modernización.
También el yerno del ministro de Defensa, Oscar Aguad, abandonará su cargo. Rodrigo De Loredo, presidente de Arsat, fue designado a pocos días de la asunción de Macri. Y Matías Santos, hijo del ministro de Turismo, Gustavo Santos, correrá con la misma suerte: dejará de ser jefe de asesores del ministerio.
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, presenta otro de los casos con mayor cantidad de parientes en la estructura del Estado Fuente: Archivo
Hay dos ministros más cuyas parejas se desempeñaron en la administración pública sin haber registros oficiales de sus nombramientos. Se trata de María Josefina Rouillet, esposa del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, que integra el Fondo Nacional de las Artes, y Carolina Azzi, pareja del ministro de Cultura, Pablo Avelluto, dentro de su mismo ministerio. Fuentes del Ministerio de Cultura afirmaron que su paso por allí fue ad honorem.
La decisión de limitar la posibilidad de que familiares de funcionarios ocupen cargos públicos no se basó en un análisis cuantitativo; el monto que se ahorrará por estas bajas -que serían 40- no es significativo en relación con la reducción del 25%, que afectará a 944 puestos de jerarquía.
Quienes también tienen parientes dentro de la función pública, pero aun así no se verán afectados, son Carolina Stanley, con su prima Cecilia Stanley enel Ministerio de Desarrollo Social, y la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien tiene a su prima Alejandra Illia como asesora del Senado. En ese caso la medida no impactará sobre ella, en primer lugar por ser prima y además por no tratarse de un cargo dentro del Poder Ejecutivo.
Fuentes vinculadas al Gobierno aclararon que no se descarta la posibilidad de implementar la medida en otras áreas. En tal caso, no podría aplicarse mediante un decreto, ya que debería votarse en el Congreso.
Como el decreto no incide sobre tíos o primos por ser del tercer y del cuarto grados, el número de familiares implicados -que deberán presentar su renuncia hasta el primero de marzo- resulta llamativamente bajo.
La cifra es simbólica. Más bien tiene que ver con brindar otra muestra de austeridad y de transparencia, en sintonía con el resto de las medidas anunciadas ayer, que es una de las principales banderas que ostenta la gestión de Mauricio Macri

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password