DEPORTES, Ultimas Noticias

Tristeza en el fútbol misionero, murió el Lobo Fischer

Tristeza en el fútbol misionero, murió el Lobo Fischer
Compartí este articulo en:

El obereño, ídolo de San Lorenzo de Almagro, Rodolfo “Lobo” Fischer, falleció esta mañana en Buenos Aires a los 76 años, después de combatir con la dura enfermedad del cáncer. Fue emblema y goleador de Los Matadores del 68 y supo vestir la camiseta de la selección Agentina.

Rompiendo redes, “el misionero del gol” se transformó en uno de los jugadores legendarios de la institución de Boedo en donde tuvo dos etapas con la casaca Azulgrana: desde 1965 al 1972 y 1977 al 78. En ese tiempo logró convertir 141 goles en 272 partidos situándose entre los tres máximos artilleros de la historia, detrás de José Sanfilippo (205) y Rinaldo Martino (142).

En la temporada de 1968 San Lorenzo – con el equipo denominado Los Matadores – se consagró como el primer campeón invicto del fútbol argentino y allí el atacante misionero conquistó 13 tantos en 24 partidos. Mientras que en el Campeonato Nacional del 69 fue el máximo goleador de certamen – junto a Carlos Bulla de Platense – con 14 gritos.

El rendimiento superlativo con San Lorenzo sin dudas lo depositó en la selección Argentina, y participó de la Copa Independencia, en 1972 en Brasil, marcando un récord hasta hoy vigente: le convirtió 4 goles a México en un mismo partido.

El cariño del pueblo y la institución Azulgrana, por las alegrías y satisfacción que el Lobo les dio dentro de la cancha, llevaron a reconocerlo en vida ya que en la Platea Sur del estadio Pedro Bidegain hay un sector que lleva su nombre.

Además, al momento de conocerse la triste noticia de la partida del emblema, el club de sus amores se encontraba disputando un juego amistoso ante Lanús y le dedicó un mensaje en redes sociales.

El crack misionero también defendió los colores de Sarmiento de Junín  y Sportivo Belgrano de San Francisco. En el exterior vistió los colores de Botafogo de Brasil, Vitoria de Bahía y Once Caldas de Colombia.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*