Twitter sigue sin proteger a las mujeres, según un informe global

Un nuevo análisis de Amnistía Internacional, que incluye datos sobre Argentina, concluye que Twitter sigue sin hacer lo suficiente para proteger a las mujeres y a las personas LGBTI+ de la violencia y de los abusos online.

El reporte llamado “La tabla de puntuación de Twitter” califica el historial de la red social en la implementación de una serie de recomendaciones para hacer frente a los abusos contra las mujeres y las personas no binarias en la plataforma.

Pese a algunos avances derivados de las recomendaciones que formuló Amnistía Internacional en 2020, Twitter tiene que tomar muchas más medidas para abordar los abusos online contra las mujeres y personas LGBTI+. La empresa implementó sólo 3 de las 22 recomendaciones del informe, y ha hecho progresos limitados en cuanto a la mejora de la transparencia sobre el proceso de moderación de contenido y el de apelación.

“Para una empresa cuya misión es ‘dar a todo el mundo el poder de crear y compartir ideas al instante sin barreras´, queda claro que, a pesar de las reiteradas recomendaciones de Amnistía Internacional, Twitter sigue sin cumplir sus promesas de proteger a las mujeres y las personas LGBTI+ que sufren de forma desproporcionada amenazas a su seguridad digital”, expresó Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

El informe se realizó en diversos países tales como Estados Unidos, Sudáfrica y Argentina. En el caso de nuestro país, Amnistía Internacional condujo una serie de entrevistas con periodistas y actrices, activistas y defensoras de derechos humanos de las mujeres y personas LGTBI+, que destacaron a Twitter como un espacio que habilita la violencia de género en la conversación


La proliferación de acciones concertadas y de cuentas mecanizadas –a través de bots y trolls– hicieron la experiencia más hostil, lo que se potencia ante las insuficientes medidas adoptadas por la plataforma para morigerar los casos de violencia de género online y la falta de regulación por parte del Estado.

  • La actriz Thelma Fardin cree que Twitter se ha vuelto una plataforma virulenta. 
  • Otra entrevistada, la periodista Marina Abiuso indicó: “las agresiones que recibimos las mujeres tienen una cuota de sexismo que es imposible de ignorar”. 
  • Por su parte, Manu Mireles, secretaria general de la Asociación Civil Mocha Celis, opinó que “el anonimato que permiten las redes hace que haya mucha información que circula que promueve el odio”. Para la activista Marlene Wayar “la sensación es de absoluta soledad e indefensión”. 
  • Finalmente, la secretaria general del sindicato de trabajadoras y trabajadores sexuales de la Argentina (AMMAR), Georgina Orellano, indicó que en los últimos dos años los tuits que recibía fueron en aumento de manera negativa, “por eso también está la decisión de no seguir participando activamente de esa plataforma”. 

Algunas cifras. Una encuesta encargada por Amnistía Internacional muestra también que es más probable que las mujeres activas en la plataforma sean quienes denuncian que sufren abusos online, frente a las menos activas: el 40% de las que la usan más de una vez al día sufren abusos frente al 13% de quienes la usan menos de una vez a la semana.

Amnistía Internacional preguntó también a las mujeres que decidieron no denunciar los abusos por qué no lo habían hecho. Es destacable que el 100% de las que usan la plataforma numerosas veces a la semana y que no denunciaron abusos respondieron que “no valía la pena el esfuerzo”.

En respuesta al informe, Twitter manifestó que está comprometido con abordar los problemas fundamentales que sufren los usuarios y usuarias. Sin embargo, la empresa debe tomar más medidas para que las mujeres y las personas LGBTI+ —así como el resto de las personas usuarias, en todos los idiomas— puedan usar la plataforma sin temor a los abusos.

Twitter tiene la responsabilidad de tomar medidas concretas para evitar que se cometan abusos contra los derechos humanos. La empresa debería evaluar, de forma continua y proactiva, la manera en que sus políticas y prácticas afectan a los derechos de quienes usan la plataforma respecto a la no discriminación, la libertad de expresión y de opinión, la libertad de reunión y de asociación, así como a otros derechos, y tomar medidas para mitigar o prevenir las posibles repercusiones negativas.

Acerca de la metodología. Esta Tabla de puntuación sintetiza todas las recomendaciones que Amnistía Internacional ha formulado a Twitter desde 2018 y las condensa en 10 recomendaciones fundamentales para evaluar a la empresa. Estas 10 recomendaciones se resumen en cuatro categorías generales: Transparencia, Mecanismos de denuncia, Proceso de revisión de denuncias de abusos y Características de privacidad y seguridad. El análisis se centra en estas cuatro categorías de cambio debido al impacto positivo que creemos que cada una de ellas puede tener en las experiencias de las mujeres en Twitter.

Cada recomendación consta de entre uno y cuatro subindicadores distintos. Amnistía Internacional determina si Twitter ha hecho algún progreso respecto a cada subindicador, y califica cada indicador como No aplicado, Trabajo en curso, o Aplicado. En el contexto de las campañas públicas de sensibilización en curso, Amnistía Internacional examinó si estas campañas habían abordado todas las cuestiones que habíamos planteado, además de si estas campañas y los materiales relacionados estaban disponibles en idiomas distintos del inglés.

Antes de hacer pública la Tabla de puntuación, Amnistía Internacional escribió a Twitter para solicitar una actualización sobre los progresos en la aplicación de nuestras recomendaciones, y la respuesta de la empresa se refleja en el informe.

Fuente: Amnistía Internacional

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password