Un viaje al viejo continente

Londres sin dudas tiene cientos de mitos añadidos a su cultura, popularmente conocida… pero como bien dice una frase, para entenderlo hay que vivirlo. El pasado mes de julio, fue el momento en donde en medio de un viaje de inspiración e introspección, disfrute del mítico viejo continente.

Mi profesión, siempre está presente. Una de mis primeras paradas en Londres fue la muestra de Balenciaga, que tenía lugar en uno de los museos más emblemáticos de la ciudad, el Museo Victoria and Albert; “Balenciaga: Shaping Fashion”, era el nombre que tenía la muestra, la cual durará en el museo hasta Febrero del 2018.

La muestra

En el recorrido, vemos una pseuda línea de tiempo, en donde la obra del gran Cristóbal Balenciaga, se aprecia con el mayor esplendor. “La alta costura es como una orquesta que tiene como director a Cristóbal Balenciaga, y todos los demás somos los músicos que le seguimos” reza una de las más importantes frases que la firma ha incorporado a esta muestra, y su autor es el gran Christian Dior.

Las grandes piezas con volúmenes y cortes geométricos, ocupan un primer lugar dentro del museo, cada una con una descripción de cuando, como y para quien, fue hecha. Balenciaga está asociada a una sofisticación lograda a base del buen corte, que tantas estrellas cinematográficas y personajes glamurosos de otros ámbitos en la época —como Jackie Kennedy, quien estrenó el sombrero pastillero— adoptaron para perfilar su imagen.  Audrey Hepburn es uno de los nombres que más figura en esta muestra, dado que fue una de las más grandes musas con las que conto Cristóbal, y que también lo fue para su sucesor, Givenchy.

La exposición explora a través de sus vídeos el trabajo del artesano en su taller o aquellos desfiles de la maison Balenciaga, donde un público selecto hacía suyas las propuestas del diseñador. Como la aristócrata Mona von Bismarck, siempre vestida de Balenciaga, incluso cuando se trataba de pantalones cortos para salir al jardín. A la muerte del creador, en 1972, no salió de su habitación en tres días. Lo relataba la editora de Vogue, Diana Vreeland: “Durante 20 años, fue el profeta de casi todos los cambios en la silueta de la moda femenina”.

Estelaridad, talento, y moda en demasía, que no pude despreciar en mi paso por Londres.

Otro de los grandes atractivos de Londres, -absolutamente gratuitos, lo cual no es un detalle menor- son sus puentes y castillos.

Tower Of London

London Eye

Kensington Palace

 

Compras

A la hora de comprar, nos gusta ver un poco de todo… aquello que podemos comprar, y aquello que con tan solo verlo, nos sentimos un poco mejor y en mayor vínculo con la moda… traducido, algo así como la última bag de Gucci o Dior .

Harrods

Un emblema en materia de compras lujosas en el imperio británico. Una autentica Concept Store, que logra reunir a las mejores firmas, las novedades en materia fashion, diseño de autor, y una atención en base al propio ADN de Harrods.  TIP: Velas, vasos térmicos, agendas, almanaques, y detalles en papelería, son de los objetos más buscados en Harrods, y también los más económicos.

 

Camden Market

Comida, bebidas, indumentaria y bazar; los cuatro pilares de uno de los “Markets” más populares de Londres. Camden Market tiene una atmosfera única, con la clásica vanguardia londinense. En cuanto a costos, es un sitio más que recomendable.

 

Day to Day

En bares o resto’s, Londres tiene una gastronomía única. Los lugares más pequeños, son los que hacen una mayor apuesta en diseño y estética, lo cual el elegir un lugar muchas veces se torna algo difícil.

Espero que les sea útil esta mini guía sobre Londres, y que por un momento, sean parte de mi viaje.

Enjoy,  Victoria.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password