Violencia familiar: la mayoría de las víctimas son menores y las madres son las más denunciadas

Un estudio del Instituto Provincial de Estadística y Censos en base a los datos de la línea 201 sobre casos de violencia familiar denunciados, revela que la mayoría de las víctimas son menores de edad y que las madres son las protagonistas como victimarios.
En total, se registraron 885 denuncias, donde el 44,1% corresponde al 2015, el 34,1% al 2016, y el 18,6% al año 2014. Hubo 28 denuncias (el 3,2%) con ausencia de datos respecto a la fecha del registro. De las 857 denuncias con registro de fecha, se puede visualizar que los meses de noviembre, junio y mayo, son los que presentan mayor cantidad, con el 15,3%, 11,9% y el 11,6% respectivamente.
Respecto al horario de las denuncias recibidas, 446 han sido registradas en el turno comprendido entre las 12:01 hs a 19:59 hs, representando el 50,4% del total. Lo sigue el horario comprendido entre las 6.00 hs y las 12:00 hs, con 325 denuncias (el 36,7%), y el comprendido entre las 20:00 hs y las 23:59 hs, con 75 denuncias (el 8,5%). Solo 8 denuncias (el 0,9%) se registraron entre las 00:01 hs y las 05.59 hs.
Respecto a la “persona que llama” (tal como lo manifiesta el formulario), se registraron 894 denunciantes. Existen 9 “denuncias dobles” (duplicación de denunciantes), por lo que, haciendo la pertinente diferencia, nos arroja las 885 denuncias, mencionadas al inicio del presente documento.
Con relación a los denunciantes, el 72,6% corresponde a “familiares, amigos, vecinos”; el 14,2%, la propia víctima. Lo suceden la “escuela/institución estatal” con el 1,7%; el “hospital/CAPS” con el 0,7%; la comisaría, con el 0,1%. Por otra parte, el 10,7% de los registros, no especifican el tipo de denunciante.
 
El 73,8% de los denunciantes se realizaron con “nombre y apellido”; el 16,7% lo conforman denunciantes “anónimos” y “espacios en blanco”. El 9,5% restante lo conforman denunciantes que no manifestaron su nombre y apellido, sino sólo el parentesco (tío, abuelo) o su relación de vecindad (vecino).
En referencia a la reiteración de las llamadas, el 71,2% correspondieron a la “primera vez” y el 28,8%, “en reiteradas veces”.
Con respecto a las víctimas, el 90,2% corresponden a menores. El porcentaje restante se conforma de la siguiente manera: 5,8% sin datos; 2,9% discapacitados; 1,1% madre, padre y otros.

Los agresores involucrados en las denuncias presentan la siguiente composición: 47,0% madre; 28,4% padre; 8,4% padrastro; 4,9% hija/o; 3,5% madrastra, entre otros. En el gráfico 4 se puede visualizar con mayor detalle.

Con relación a la situación planteada (entendida como el hecho de la denuncia o motivo del llamado), en el gráfico 5 se visualiza que el 62,8% corresponde a “violencia familiar”, el 4,5% a “chicos en la calle”; 3,6% “adicción”; 1,4% “trata de personas” y el 0,4% “estado de necesidad”. El 27,2% restante, responde a “otros motivos”

Respecto a las acciones realizadas hasta la fecha, sólo en el 4,9% de los registros se efectuó una “denuncia policial de violencia familiar”, y en el 1.8% de los casos, existe una “causa en el juzgado de familia o defensoría”. El 92,2% de los registros administrativos carecen de datos.
Por último, en el 1,0 % restante de los casos, las acciones realizadas hasta la fecha involucran una denuncia en comisaría/ fiscalía (penal).
La última dimensión del cuestionario (al margen del apartado de “observaciones”) es el resultado de la llamada. En el 74,5% del total de los llamados “se realizan asesoramientos”; el 22,4% no presentan datos. Solo en el 0,5% se deriva a la institución correspondiente, y en el 0,9% de los casos, se interrumpe la llamada.
 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password